Despedida a la más grande. Adiós, ‘Boardwalk Empire’

Adios-boardwalk-empire-robert-fonoll2

La historia de ‘Boardwalk Empire’ (2010-2014) es la historia de mi cinefilia —y seriefilia—. Era otoño de 2010, ya había pasado ese agosto en el que había visto ‘Casablanca’. Con anterioridad, había visto enteras ‘Jericho’ y ‘Lost’. Para iniciarme en serio con las series, elegí ‘Los Sopranos’; mal hecho, ya que no estaba preparado. En un periódico había una lista de próximos estrenos en la televisión americana. Me llamó la atención ‘Terra Nova’, serie sobre dinosaurios y producida por Steven Spielberg —recuerdos de ‘Jurassic Park’—. Y también una serie sobre la mafia de los años 20 en HBO, con guionista de ‘Los Sopranos’ y con Martin Scorsese. Mafia, el tema de la mejor película que he visto. Así pues, ahí empezó mi historia con ‘Boardwalk Empire’. Las dos primeras temporadas las vi dobladas y con mis padres. Pero, ya antes de empezar la segunda, revisé la primera en VOS, de modo que con esta serie di uno de los pasos más importantes que un amante del cine puede dar: el de doblaje a VOS. La tercera ya la vi solo y en versión original subtitulada, y así fui haciendo. El lunes 27 de octubre de 2014, tras cinco años de unión, vi el último capítulo de ‘Boardwalk Empire’.

A lo largo de cinco temporadas, aunque ya desde el principio, ‘Boradwalk Empire’ se ha convertido en mi serie favorita de las que he visto, y esto es así porque la considero la mejor. Le ha tocado convivir en época de ‘Breaking Bad’, ‘Game of Thrones’, ‘Homeland’, ‘The Walking Dead’… Todas más conocidas, todas con más éxito. Pero ninguna mejor que ella. Y tampoco creo que mirando al pasado encontremos muchas de su nivel.

Adios-boardwalk-empire-robert-fonoll5

Se la ha acusado de lenta. Y lo es. Pero es que lentitud no tiene nada que ver con aburrimiento. ‘Boardwalk Empire’ es una serie grandísima, con muchas tramas, personajes y lugares. Se toma su tiempo en ir desarrollando todo… para al final hacerlo explotar. Me hace gracia que digan que no hay acción en una serie donde un tío entra en un prostíbulo armado hasta los dientes y él solito elimina a todo el personal. Que digan que no pasa nada en una serie donde al quinto capítulo de una temporada ya matan a un personaje importante.

También he llegado a leer que no tiene personajes interesantes. Y esto sí que no lo entiendo de ninguna manera, porque una de las claves para su perfección son sus personajes. Nucky Thompson es el centro de todo, un gran personaje, pero que está rodeado de personas no menos importantes. El soldado Jimmy Darmody, el humano Richard Harrow, el brutal Chalky White, el loco Nelson Van Alden, el familiar Eli Thompson, la luchadora Margaret Schroeder/Thompson, la peligrosa Gillian Darmody, el irritante Mickey Doyle, el servicial Eddie Kessler, el violente Gyp Rosetti, el elocuente Valentin Narcisse, el sustituto Owen Slater, el despreciable Comodoro Kaestner, el infiltrado Agente Knox y alguno más podría decir. Pero estos únicamente son los personajes ficticios. Y es que estamos hablando de una obra que cuenta las vidas de personas tan importantes como Al Capone, Lucky Luciano, Meyer Lansky, Arnold Rothstein, Johnny Torrio, Bugsy Siegel, Joe Masseria, entre otros célebres mafiosos. He dicho una gran lista de nombres, pero, sinceramente, me parecería injusto no mencionar a ninguno de ellos en esta despedida. Y seguro que alguno me he dejado.

Adios-boardwalk-empire-robert-fonoll3

Pero, si nombro a los personajes, me siento obligado a nombrar también a esos actores que les han dado vida. Y es que si nos fijamos, descubrimos que ‘Boardwalk Empire’ tiene uno de los mejores repartos que cualquier obra puede tener. Steve Buscemi, Michael Kenneth Williams, Jack Huston, Stephen Graham, Michael Shannon, Kelly Macdonald, Shea Whigham, Vincent Piazza, Gretchen Mol, Paul Sparks, Michael Stuhlbarg, Michael Pitt, Bobby Cannavale, Anthony Laciura, Anatol Yusef, Jeffrey Wright, Charlie Cox, Ron Livingston, Dominic Chianese, Patricia Arquette, Stephen Root y muchos más. A todos vosotros, gracias.

Igual de importantes son las caras que no se ven. Tim Van Patten, Allen Coulter, Jeremy Podeswa y Ed Bianchi se han encargado de proporcionar la excelente y elegante dirección de la que hemos disfrutado durante tanto tiempo, por no hablar de ese inicio con Martin Scorsese. Y de la pluma de Terence Winter y Howard Korder han nacido todos esos guiones que han formado esta irrepetible historia. Y lamento no conocer los nombres de la gente que se ha encargado de otros elementos. La ambientación es inmejorable. Decorados, vestuario, maquillaje, música… Todo está al máximo nivel en ‘Boardwalk Empire’.

Adios-boardwalk-empire-robert-fonoll7

Hasta ahora, he sido muy técnico, dando mucho nombre. Pero creo que es justo dar mi reconocimiento a estas personas cuyos nombres he terminado por aprender y que me han dado tantas alegrías —aunque haya sido a través de hechos tristes—.

Sombreros, copas de bebidas alcohólicas y pistolas. Jazz y blues. Un largo paseo de madera enfrente del mar de Atlanic City. La muerte en las trincheras bajo la lluvia, la caja con sorpresa, la puñalada por la espalda mientras cantas, el salto al vacío, el samurái con las olas rompiendo contra la playa, el recuerdo de la voz de tu amada, el cierre del círculo… Ha sido tanto, que me siento impotente a la hora de expresarme. Hemos visto el origen del crimen organizado. Hemos visto levantarse imperios que después caían. Hemos visto todo el círculo de la vida de Nucky Thompson.

Adios-boardwalk-empire-robert-fonoll4

‘Boardwalk Empire’ ha sido una serie con violencia y brutalidad. Con sexo, como no podía ser de otra forma en una producción de HBO. Pero también con mucho sentimiento. Emociona la unión que hay, incluso en los momentos más bajos, entre los diferentes personajes. Me gustaría recordar aquí ese momento de la tercera temporada donde, viéndose en las últimas, Nucky le pregunta a Chalky qué piensa hacer, a lo que él responde algo como “Creo que aún puedo aguantar un poco más a tu lado”. También hay amor, como cuando ese hombre sin media cara va a por un contrato de caza con una mujer y se dan la mano. O, con los mismos personajes, un ejemplo de magnífica puesta en escena es ese en el que ella y el pequeño Tommy se marchan por una pasarela de la playa, pero ellos sólo son dos en ese sitio donde caben tres. Por cierto, ¿cuántas vacas contaría Tommy?

Sobre el final, está claro que la serie daba para mucho más. Más que nada, es que podrían haber explicado toda la historia del crimen organizado. Pero, en realidad, esta la podemos saber con cualquier libro especializado, además de que otras películas se han hecho ya. Sólo hubiese servido para mejorar la perfección. ¿Es acaso esto posible? Aquí quiero destacar que con la última temporada hemos descubierto la máxima preocupación de su autor: dejar un legado tras él. Porque llegará un día en el que Winter —y Korder y todos los ya nombrados— desaparecerá, pero su obra perdurará a lo largo del tiempo. Para terminar, es cierto que, con la cantidad de excelentes personajes que tiene, a veces es difícil ser consciente de ello, pero ‘Boardwalk Empire’ es la serie de Nucky Thompson. Y, con su final, el círculo queda perfectamente cerrado.

Adios-boardwalk-empire-robert-fonoll6

Gracias, Terence Winter, por este legado que nos has dejado. Adiós, ‘Boardwalk Empire’.