Recomendaciones de la Estantería del fondo: ‘Mis vecinos los Yamada’ y ‘Las vacaciones de Jesús y Buda’

¡Hola a todos! Esta semana, en las Recomendaciones de la Estantería del fondo, nos vamos a acercar a dos propuestas menores dentro del anime japonés. Son dos obras decididamente inusuales que apuestan por un desarrollo episódico, con el que deslizarse agradablemente durante noventa minutos. Con el humor absurdo por bandera, no son películas que vayan a cambiar tu vida, pero son bien capaces de alegrarte una tarde y dejarte con una sonrisita optimista al acabar.

Mis Vecinos los Yamada (Isao Takahata, 1999)

Sinopsis: Basada en el famoso manga de Hisachi Ishii, esta película cuenta pequeñas e imaginativas historias de la vida diaria de una típica familia de clase media de Tokyo. Los Yamada son Takashi y Matsuko (el padre y la madre), Shige (la suegra), Noboru (el hijo), Nonoko (la hija) y Pochi (el perro de la familia). (FILMAFFINITY)

Lo mejor: Desde un humor ácido que retrata las interioridades de cualquier familia, hasta el lirismo más onírico de las leyendas tradicionales, cualquier cosa es posible dentro de las historias cotidianas de esta “típica” familia. Tiene escenas simplemente desternillantes y otras capaces de dejar boquiabierto al más pintado. También sabe dar un toque especial a cada personaje, haciéndose muy fácil empatizar con ellos. Además, su animación se aleja del barroquismo habitual en Ghibli, pero no por ello es menos fluida o bien escogida, convirtiendo la película en un placer para la vista, como suele ser habitual en el estudio.

Lo peor: Como siempre en las películas episódicas, algunas historias son peores que otras y se nota. No acaba de haber una trama, por lo que es fácil perder el hilo. Algunos de los chistes son demasiado “japoneses” para que un espectador no versado les acabe de sacar el jugo.

Las Vacaciones de Jesús y Buda (Rika Nezu, 2013)

Sinopsis: Jesús de Nazaret y Buda, el Iluminado son buenos amigos en el Más Allá, pero se aburren mucho. Como semejantes personalidades tienen derecho a ciertos privilegios, deciden tomarse unas vacaciones y vivir un año como humanos en el Japón actual. En un claro esfuerzo vital, harán todo lo posible por integrarse.

Lo mejor: La sorprendente buena química entre dos personajes tan improbables como éstos. Los gags fluyen con una facilidad pasmosa, con chistes realmente impagables (Buda en un parque de atracciones o Jesús celebrando Navidad sin saber que es su cumpleaños, por ejemplo). El acercamiento a ambas religiones se produce con un respeto inesperado, manteniendo un toquecito irreverente pero alejado de cualquier intención de ofender o provocar.

Lo peor: No todas las historias son igual de buenas ni hay un argumento concreto que seguir. La animación no destaca por su buen hacer. Correcta y ya. Hay quién echará de menos algo más de acidez y mala idea.