Recomendaciones de la estantería del fondo: ‘High-Rise’ y ‘Nunca entre amigos’

En la primeras recomendaciones de 2017 traigo dos películas estrenadas en 2016 que (seguramente) no verás en ningún top del año. No es por un afán de reivindicarlas frente a otras propuestas, simplemente apetece echar un vistazo a esas producciones que suelen pasar sin pena ni gloria pero tienen algunos elementos interesantes a rescatar. Poco tienen en común la distopía Ballardiana de ‘High-Rise’ y la comedia romántica más o menos gamberra de ‘Nunca entre amigos’, excepto partir de unas premisas que podrían haber dado más de si pero que tampoco se desaprovechan del todo.

‘High-Rise’ (Ben Wheatley, 2016)

Adaptación de la novela homónima de J.G. Ballard. El doctor Robert Laing consigue mudarse al rascacielos Elysum, una especie de sociedad autosuficiente donde el arquitecto encargado idea una sociedad “perfecta” con una clara separación por clases donde el estatus social se divide entre pisos inferiores y superiores. Por supuesto, este microcosmos empieza a mostrar sus grietas y acaba derivando en una orgía de caos y destrucción.

Pros: Tom Hiddleston. La idea es muy potente y el director nos transmite perfectamente el tono malsano y opresivo que esperamos de una adaptación de Ballard. La inteligente manera de aprovechar los espacios, tanto arquitectónicos como fílmicos. En cierta medida parece una sátira inmisericorde de la aborrecible ‘El manantial’ y el discurso Randiano.

Contras: Resulta irónico que una película que critica una sociedad tan cerrada en si misma resulte, a la vez, tan cerrada en si misma. No deja para el espectador ningún espacio de interpretación de sus alegorías, con el abuso de subrayados y la ausencia total de sutileza en su metáfora de la lucha de clases. La mayoría de personajes son meros resortes para avanzar la trama o regodearse en el exceso de sus imágenes.

‘Nunca entre amigos’ (Leslye Headland, 2015)

Lainey y Jake perdieron la virginidad juntos en su época de universitarios, desde entonces se han convertido en unos infieles compulsivos que han destruido sus relaciones de pareja una detrás de otra. Tras 12 años sin verse coinciden en una reunión de adictos al sexo. Con la firme intención de apoyarse mutuamente para cambiar sus malos hábitos, emprenden una amistad platónica que les ayuda a construir nuevas y duraderas relaciones de pareja.

Pros: Alison Brie. Alison Brie. Alison Brie. En serio, vi esta película solo por ella y la escena donde baila en una fiesta de cumpleaños puesta de MDMA es una de las imágenes más bellas que me llevo del 2016. Tiene algunos gags realmente divertidos. Pese a que no inventa nada en el género resulta bastante honesta, hasta se permite una mirada relativamente fresca y desmitificadora de ciertos clichés de las comedias románticas.

Contras: Tiene el mismo problema que la mayoría de comedias supuestamente rompedoras de los últimos años, en el fondo es bastante conservadora. La premisa daba para más. No me acabo de creer a Sudeikis en su papel de fucker que se las lleva a toda a la cama.

 

  • Rafa Almena

    High Rise me resultó bastante hermética, como comentas, de ahí que no pasara de los primeros 20 minutos.

    de la segunda sólo he oído hablar porque sale uno de mis actores favoritos, el dios Sudeikis. Por cierto, si indagas un poco en su vida personal, descubrirás que su personaje en la peli no es tan alejado de la realidad.

    Saludos y buenas recomendaciones!!

  • golvano

    High-rise me parece un montón de excesos sin sentido. Infumable.

    La otra es simpática.

    • Hugo RoJo

      Es una de esas películas que entiendo perfectamente a quien la encuentre insoportable, aunque no es mi caso, claro.

  • Bellverona

    La verdad es que me pasó lo mismo con Sudeikis, por su perfil no me lo imagino arrasando tanto entre el sector femenino, pero bueno, la película sí me gustó, no es nada del otro mundo, pero es divertida y un poco menos previsible que otras comedias románticas.

    • Hugo RoJo

      Por ahí va el tema, a mi que una comedia romántica no me ofenda ya me parece un logro…