‘Golpe en la Pequeña China’– Jack Burton dice…

Pequeña China Vilàs

“…Si un gigantón de más de dos metros le coge por el cuello y golpea su delicada cabeza contra un muro y le mira furibundo preguntándole si ha pagado sus deudas….Mire muy fijamente a ese cabrón y acuérdese bien de lo que dice Jack Burton en ocasiones así -¿ Has pagado tus deudas Jack ? A lo que Jack responde:- Sí señor, le mandé un cheque por correo-….”

Esta lindeza de consejo o manual del  simpático caradura–interpretado por un Kurt Russell en estado de gracia– es una de las muchísimas virtudes que atesora esta película. Un maravilloso filme de John Carpenter que es una oda al entretenimiento y al disfrute más despreocupado y agradecido. Esta obra no tiene  un sólo segundo de desperdicio y es un claro ejemplo de cómo debe hacerse cine sin otra pretensión que no sea la de hacer gozar al personal. Y ¿No era esa una de las finalidades del séptimo arte? Lo pregunto por si a alguien se le había olvidado . Una película repleta de acción, humor, personajes de lo más variopinto, unos diálogos tan tronchantes como interesantes y ¿cómo no? con ese toque tan especial e inconfundible del maestro Carpenter.

Pequeña China Vilàs 5

Como buen iluso que soy siempre he pensado–incluso ahora que el cine está tan “intoxicado”– que una historia si es relativamente buena y está bien narrada–con el tiempo– no pierde fuelle, interés, ni personalidad; pero evidentemente peco de candidez y de  ingenuidad nostálgica, pues actualmente  la calidad se mide con unos caprichosos baremos que nada tienen que ver con las exigencias cinéfilas/cinéfagas de antaño , y las historias ya no necesitan ser  necesariamente buenas o  estar bien narradas para llegar al rígido corazón del espectador de hoy en día. Un cine–al actual me refiero– que tiene tendencia a apoyarse y escudarse en grandes y jactanciosos  artificios con el fin de hipnotizar al mimado y malacostumbrado cinéfilo moderno, una especie que tan sólo parece  reaccionar ante un gran despliegue de espectaculares efectos visuales o ante difusos embrollos argumentales,  que en ambos casos suelen aturdir más que divertir–no siempre–. No me malinterpretéis pues, aunque a veces pueda parecer lo contrario,  no soy un detractor de  los efectos digitales que tanto abundan e impresionan en la actualidad,  a mi manera los “aprecio”, eso sí, mientras no me enturbien con sus eufóricas caricias la historia, ni me la empalaguen demasiado con sus artificiales,sinuosas y deshonestas proposiciones.

Este menospreciado realizador está claro que también hace uso de las cartas mencionadas,aunque con evidentes limitaciones,porque  sus obras no suelen envidar por el impacto visual y mucho menos aún por el embrollo argumental, sino que  apuestan  por la vieja y olvidada costumbre de contar una simple  historia, y dicha historia debe ser entendida como esos–tan cálidos como fascinantes–   cuentos que nos explicaban en nuestra infancia y  que estaban encaminados a dar alas a nuestra imaginación, y a regalarnos algo de magia a la par que nos divertían o aterrorizaban. Da lo mismo, ambas son aves del mismo corral.

Pequeña China Vilàs 1

‘Golpe en la pequeña China’(John Carpenter,1986) es un filme de aquellos que si tuviste la suerte de ver en tu infancia  o adolescencia seguro te dejaron “secuelas” imborrables, como también lo hicieran obras como:’Los Goonies’ , ‘Regreso al futuro’, ‘Conan el Bárbaro’, ‘Indiana Jones’ (por nombra unas pocas,porque hay la tira de ejemplo). A diferencia de estas obras que he nombrado, la cinta de Carpenter fue un fracaso comercial y, para variar, también fue menospreciada por la crítica, cosa nada extraña ya que Carpenter siempre ha sido considerado por gran parte de los “eruditos cinéfilos” como uno de tantos directorcillos de serie B, mediocre y sin nada interesante que aportar al séptimo arte, pero evidentemente el tiempo ha dado la razón a este gran realizador y a la multitud de seguidores que arrastra  , y muchas de sus obras se han convertido con el paso de los años en filmes de culto y en verdaderos clásicos del cine. Aunque por desgracia muchas de estas obras  fracasaron  estrepitosamente en taquilla.

Pese a quien le pese Carpenter siempre ha sido un director que, a su manera, ha arriesgado e innovado, y como todo  visionario   que se precie los triunfos en su carrera han sido tan abundantes como las decepciones. Lo  más admirable es que este hombre ha hecho lo que le ha dado la gana sin dejarse llevar por modas pasajeras o por cánones   establecidos, y a pesar de todas las “hostias”  que ha recibido,que no han sido pocas, no ha reculado lo más mínimo ni ha cambiado un ápice su personal  forma de hacer cine, algo  que es un claro ejemplo de personalidad.

Pequeña China Vilàs 2

En cuanto a la película que nos acontece, uno de los posibles motivos de su fracaso comercial  fue que la gente no  esperaba semejante  cóctel de géneros,  y en esa época no estaban acostumbrados a ese tipo de mareantes  bebidas. Pero  precisamente es en esa mixtura de géneros es donde reside la mayor virtud de esta obra; mezclar horror, humor, acción, aventuras, artes marciales al más puro estilo Hong Kong–realmente su intención era parodiar ese tipo de cine–con tintes de western clásico y toques de romanticismo fue un incomprendido “acierto” de Carpenter por el que debería haber recibido muchísimo más de lo que recibió en la época en la  que esta brillante pero denostada  obra fue estrenada, pero como ya he comentado antes el tiempo con justicia ha puesto las cosas en su sitio y todos los elogios que le fueron negados entonces los está recibiendo ahora(evidentemente no por parte de la crítica) pero de una forma un tanto “especial”, pues muchos de sus filmes están siendo blanco  de remakes, precuelas o secuelas.  Carpenter y su particular estilo  están siendo plagiados hasta la saciedad y eso es para el que escribe esto es una forma un tanto cobarde e hipócrita–aunque menos da una piedra– de “agradecer “ a este gran director los buenos momentos que nos ha brindado a los amantes del cine.

Pequeña China Vilàs 3

Somos todos un poco Judas. ¿Tanto cuesta admitir que nos gustan filmes como ‘Rescate en Nueva York’, ‘La niebla’, ‘La Cosa’ o ‘La Noche de Halloween’?  Como si fuera un crimen mostrar  simpatía por ese tipo de cine que en realidad  no miente, y en cierta manera esta clase de películas son  las que directamente maman del propósito para el que fue creado el séptimo arte y que le da significado a la palabra  entretenimiento, lo digo porque parece que estamos olvidando–y como veis me incluyo– que el cine es eso: Magia, aventuras increibles, monstruos abominables, terror sin parangón, vidas apasionantes, frases chulescas, extraterrestres tocanarices,  romances imposibles, comicidad, vaqueros horteras, tiroteos, mentiras aliñadas y consentidas, besos puros y eternos, bofetadas sonoras, espectáculo….

Si lo que queremos ver es realidad simplemente tenemos que vivir nuestras vidas,  pues el cine es un espejo deformado y por tanto su reflejo no debe ser nunca un calco de la realidad sino que debe mostrarnos algo diferente a lo que ya  por cojones nos toca vivir,  quien quiera realidad que se asome a la ventana. Joder.

El bueno e ingenuo de Carpenter no entendió que ‘Golpe en la pequeña China’ fuese tan mal recibida por público y crítica. y mostrándose visiblemente decepcionado varios años después de estreno del filme llego a decir:

“… Fue una tentativa mal recibida y mal entendida, actualmente podría tener más éxito. En esa época el público esperaba a un Indiana Jones y no el cine de Hong Kong que les ofrecí, no estaban preparados. Pero no les culpo por ello, la culpa es mía, no hice bien mi trabajo, no pude hacerles comprender lo que quería hacer…”

Pequeña China Vilàs 6

En parte el director tenía razón en su apreciación, pero no precisamente  al decir que él no había hecho bien su trabajo, sino en que el público no estaba preparado para tantas mixturas diferentes en una sola obra, además el cine  de artes marciales estaba relegado a los rincones polvorientos de videoclub.  Mucho más doloroso para Carpenter ,si cabe, fue que las malas críticas y los desastrosos resultados de taquilla no serían lo peor  tendría que aguantar, pues en este filme,a diferencia que en todas sus obras, el presupuesto con el contaría sería muy considerable, cifras astronómicas  que este realizador nunca había manejado antes, y de ahí su disgusto, pues una de sus mayores virtudes era aprovechar con estimable solvencia presupuestos de los que siempre había  logrado sacar dignos beneficios; y por tanto es más que entendible su desazón al ver que por una vez que jugaba con una suma considerable de dinero no conseguía sacarle el partido deseado.

Bueno, pese a todos estos inconvenientes tan típicos del mundo del cine y que no dejan de ser triviales anécdotas a las que estamos acostumbrados todos a los que nos apasiona el séptimo arte  ‘Golpe en la pequeña China’  es una obra más que  digna y que  como el vino más virtuoso y dulzón va ganando enteros a medida que va envejeciendo. Una sentida cinta de aventuras confeccionada a la vieja usanza y protagonizada con eficacia por Kurt Russell, Kim Cattrall, Dennis Dun, Kate Burton, Victor Wong y James Hong.

‘Golpe en la pequeña China ‘es una historia que–puedo entender– en principio pueda parecer bastante manida, pues no deja de ser el sempiterno cuento de la princesita secuestrada y obligada a casarse con el malo malísimo, pero que evidentemente será salvada de semejante desdicha por su amado caballero , el cual  tendrá que vérselas con todo tipo de obstáculos y enemigos antes de liberar a su amada de las garras del temible villano y sus secuaces.

Pequeña China Vilàs 4

A pesar de este simple planteamiento argumental, el filme es de lo más entretenido pues  la gracia de esta obra no reside en su historia –que tampoco está nada mal–, lo más interesante  son sin duda alguna  todos y cada uno de los carismáticos personajes que pese a estar bastante estereotipados y no ser demasiado profundos consiguen que no tan sólo te metas de lleno en la trama, sino que creas que formas parte de ella y la disfrutes como ese niño que llevas dentro siempre con ganas de salir y de reivindicarse.

En mi opinión Kurt Russell está soberbio–como casi siempre– en el papel de Jack Burton. Carpenter desde el principio quiso que Burton  fuese una parodia caricaturesca  del típico héroe  de cine que tantas veces hemos visto y que indudablemente  seguiremos viendo en westerns, películas de acción o de aventuras,pero desgraciadamente el público no supo–o no quiso– captar ese detalle y no le agradó que el protagonista  de ‘Golpe en la pequeña China’ fuese un tanto payasete; seguramente esperaban un héroe al estilo de Snake Plissken –personaje también interpretado por Russell — en la genial y entretenidíaisma  ‘Rescate en Nueva York’, un gozoso y sentido homenaje al sci-fi más pulp  brillantemente ejecutado por un Carpenter en esa salsa “westernefila-distópica” que con tanta maestría maneja.

El guión original procede de una secuela que nunca llegó a ver la luz del curioso y bizarro film ochentero ‘Las aventuras de Buckaroo Banzai'(1984) y que por cierto si tenéis ocasión de ver os  aseguro que os sorprenderá pues es bastante “original”. Evidentemente retocaron dicho guión adaptándolo a lo que requería ‘Golpe en la pequeña China’. El primer borrador  que reescribieron situaba la historia a principios del siglo XX pero por problemas de producción nuevamente se tuvo que retocar y finalmente decidieron que la  trama  se desarrollaría en la “actualidad” ,ya que el presupuesto  se hubiese inflado considerablemente  al tener que crear una ambientación de época decorando  las calles del San Francisco “actual” y transformándolas mediante carísimos decorados en  calles que recrearían la acción a  principios del siglo pasado.

pequeña china vilàs 1

Carpenter es un ferviente admirador del cine de aventuras clásico de una de las épocas doradas de Hollywood (décadas 30, 40 y 50 ) , del cine oriental, y de obras como ‘ La máscara de Fu-Manchú’, personaje literario creado por Sax Rohmer en 1913 trasladado a la gran pantalla en multitud de ocasiones y que han interpretado actores míticos de la talla de Boris Karloff o Cristopher Lee. Un personaje  en el que están claramente inspirados los villanos de ‘Golpe en la pequeña China’: el infame brujo “Lo-Pang” y a sus temibles secuaces “ Los Tormentas”, que son de lo mejorcito de la película.

Carpenter siempre ha reconocido que tiene una pasión “ enfermiza “ por  el lado más “ friki” del séptimo arte, pasión  que le ha llevado a rebuscar en todos los rincones mugrientos obras de lo más extraño, precisamente en un establecimiento  del barrio de Chinatown –barrio donde está ambientada la película y lugar que Carpenter visitaba con frecuencia–halló el serial ‘El Imperio Fantasma’ ( 1935 ), una extraña serie de ciencia ficción de 12 episodios que le dejó impresionado y le sirvió de inspiración para crear ‘Golpe en la pequeña China’. Aunque la verdad no consigo ver donde está la conexión entre las dos obras pues no se asemejan lo más mínimo . El único detalle en el que podemos encontrar  cierta similitud es en la opulenta estética kitsch.

Después del varapalo que le supuso a Carpenter el fracaso de esta película nunca más volvió a dirigir un filme de estas  características pues la única vez que se apartó visiblemente del cine que siempre había hecho las cosas no le  salieron  como esperaba, acostumbrado a moverse en bajos presupuestos y en un género como el terror vio en esta obra la oportunidad de probarse a si mismo y convencerse de que también era capaz de hacer un tipo de cine claramente comercial dirigido a un público más amplio.

Y la verdad es que en mi opinión consiguió sus propósitos–evidentemente el económico no– pero sí el de lograr un producto “comercial”(la intención la tenía) para todos los públicos,  la prueba más clara está en que con el paso de los años ‘Golpe en la Pequeña China’ no ha perdido nada de frescura, más bien todo lo contrario. Muchos escépticos cerrados a las que no logró convencer en 1986 ahora ven esta cinta como una obra pionera,. Y pueden llegar a comprender realmente la bendita intención de Carpenter. Actualmente estamos mucho más abiertos de mente, gracias a la tecnología y al asombroso avance  de la comunicación y la información  se han roto por completo muchos de los limites y fronteras que barraban el paso al cine y a la literatura  de otros países y  culturas. Como el cine oriental, al que actualmente estamos tan acostumbrados y que se ha convertido en un manantial de “renovación” para  Hollywwod, manantial que está ofreciendo muchas nuevas posibilidades a la meca del cine que parecía estar ya seca de ideas, frescura y originalidad. Si hace 20 años no conocíamos el significado de palabras como Wuxia (ficción de fantasía y leyendas heroicas de la mitología China) ,ahora parece que son de lo más común gracias a obras como ‘Héroe’ ( Zhang Yimou ,2002) ‘ Tigre y Dragón ‘ (Ang Lee,  2000 ), y muchísimas más producciones orientales que llegan en gran número y con asiduidad a  las pantallas de todo el mundo.

pequeña china vilàs 2

Posiblemente si en la época que fue estrenada esta gran obra hubiese estado tan en la palestra el cine oriental como lo está en la actualidad, ahora mismo no estaríamos hablando de ‘Golpe en la pequeña China’ como un fracaso comercial  y otro gallo cantaría, seguramente el interés del público y en consecuencia la taquilla se hubiesen dilatado considerablemente.  Porque  gracias al manga y al cine asiático–tan presente en la actualidad–, la cultura de oriente se ha instalado en nuestras vidas de una forma aplastante despertando un interés más que notable en millones de personas que muestran verdadera devoción, admiración y curiosidad por esta milenaria y rica cultura. De ahí mis palabras calificando a  John Carpenter de visionario, ya que se adelantó décadas a los acontecimientos actuales regalándonos esta brillante, entretenidísima e incomprendida obra.

Absolutamente todo en esta   película es de lo más plausible: los chistes malos y las frases chulescas de Jack Burton, los cómicos y entrañables diálogos que rozan lo absurdo y despiertan una enorme simpatía, esos personajes con tanto carisma, esa  delirante, dinámica y trepidante historia que no decae en ningún momento cautivándote desde el primer segundo del filme y que te mantiene expectante hasta el final del mismo. Con  una narración  lineal pero muy efectiva, una banda sonora que acompaña sin entorpecer –cosa que se agradece–, unos decorados magníficos con un agradable y refresacante toque  kitsch muy coherente con el contexto de la obra, unos tiroteos muy logrados y  que son un claro homenaje al western –género por el que Carpenter siente verdadera devoción y  lo demuestra en todos y cada uno de sus filmes–,  un increible y sorprendente equilibrio que fusiona de forma magistral comedia, acción y  fantasía sin que semejante cóctel llegue a emborrachar. Y por último pero no menos  importante está la  sinceridad y honestidad que demuestra esta gran aventura al regalarnos  un entretenimiento tan puro y noble que consigue llegarte al corazón , y cuando irremediablemente finaliza la película te invade esa rara pero agradable sensación de no sentirte defraudado ni engañado por haber perdido tu precioso  tiempo,  y al final de esta amable aventura se puede leer en tu rostro una  inmensa y reconfortante tranquilidad, pues  todo terminó del mismo modo que empezó: con una sonrisa de oreja a oreja y con  la apreciada calma que produce  saber que todas tus necesarias neuronas siguen en su sitio, intactas,complacidas,  y que no te han abandonado para vivir lejos de ti su efímera existencia. Muchas gracias Maestro Carpenter.

  • Loula2

    Puede que Carpenter sea un director menospreciado, pero en el caso de esta película, creo que tiene todos los ingredientes para gustar.
    Al menos en mi casa, cada vez que la ponian en la tele, nos quedábamos todos viéndola, y haciendo risas!!
    Yo no puedo decir nada malo de una peli con la que he disfrutado tanto, que tiene un encanto especial que la hace tan divertida y entretenida. Muy por encima de otras con mejores efectos o mejor promocionadas.
    Para mí es entrañable.

    Muy buena critica, Jordi!! 🙂

    • Jordi Vilàs

      Es de esas pelis que nunca me canso de ver, y que siempre me sacan una sonrisa. Y eso es muy de agradecer.

      Saludos Gloria 😉

  • ccbaxter

    Siiii tuve la suerte de verla en mi infancia, clasicote de los 80´s, me encanta y tengo un amigo muy fan de ella con el que siempre me hecho unas risas comentándola, yo me meto con ésta y sus efectos especiales y él con ‘Karate Kid’ y lo que chochea Miyagi, así que no le digáis muy alto que me gusta bastante 🙂 Gracias por la crítica Jordi, a ver para cuando una de otra de mis favoritas de la década: ‘Cocodrilo Dundee’ 😛

    Saludos.

    • http://gravatar.com/harrypowell Jordi Vilàs

      Tomo nota de la propuesta de ‘Cocodrilo Dundee’, también soy fan xD, eso sí, de la primera parte, y de la segunda también aunque no tanto. La tercera es una mierda.

      Saludos CC.

  • http://gravatar.com/soygonzalo GUNZALOBILL

    A lo mejor no tuvo éxito en taquilla, pero en los videoclubs de mi ciudad fue un hitazo. Yo tuve la suerte de verla en un cine de verano y flipé. Creo que el tiempo va poniendo a Carpenter y sus peliculones en su justo lugar.

    • http://gravatar.com/harrypowell Jordi Vilàs

      Sí, sí, yo también la vi en el cine de nano y me flipó. Y en los videoclubs de mi ciudad esta peli también sacaba humo xD.

      Saludos gunzalobill 😉

  • Manuel Espino

    Esta recuerdo haberla vista con mi hermano porque en la caja del VHS decía “dirigida por John Carpenter, director de Halloween y La cosa” y nos molaban ambas películas (Y They live también nos molaba pero no sabíamos que la dirigía Carpenter XD) me acuerdo que en la escena en la que el tío se enfada y se infla para después explotar mi hermano se quedo con cara de “¡¿Pero que puta mierda es esta?!” y quito la película enfadado y fuimos a devolverla al videoclub.

    Años después por fin la volví a ver pero en la tele, y me pareció bastante molona por el protagonista, la ambientación, por los efectos, los decorados, los clones de raiden, la cosa con ojos que vuela y un montón de detalles mas… y es que Carpenter es mucho Carpenter.

    Por cierto, yo no estoy tan seguro de que esta infravalorado, a cualquier persona que le menciono La cosa o Halloween termina diciendo que le gusta muchísimo y que el director es genial, supongo que ya no es tan relevante como antes porque hace mucho que no hace nada decente (The Ward me dejo frio y el episodio de masters of horror es muy bueno pero es de hace 9 años).

    • http://gravatar.com/harrypowell Jordi Vilàs

      Carpenter no está ni estará jamás infravalorado por aquellos que aman de verdad el cine, pero la crítica le ha dado hostias por todas partes, desde siempre.

      Saludos Manuel.

  • http://gravatar.com/harrypowell Jordi Vilàs

    Millones de gracias a quien haya tenido los huevos y la paciencia de leer la reseña entera xD. Tenéis mi respeto eterno 😉

  • andreakaleidoscope

    ¡Jordi!, ¡has rescatado entre mis recuerdos de infancia al gran Fu- Manchú!, lo tenía bloqueado por completo. Y su inspiración Lo-pang (también lo he visto como Lo-pan) es todo un acierto. Villanos estilosos y adorables.

    Con respecto a Carpenter, su “pecado”: no leer la sensibilidad de su época; pero a quien va adelante, ¿se le podrá exigir tanto?. Siempre me ha llamado la atención cómo existen directores que se sitúan en el podio de lo “querible”, más allá de toda consideración de crítica y taquilla. Y veo que habitualmente son los directores que no tienen más pretensión que la de entretener. La esencia del cine, ni más ni menos. Hay mucho, como bien observas, de ingenuidad y honestidad en su trabajo. Esto, me parece que es reflejo del tipo de mirada que tienen hacia el cine: una mirada infantil. Con todo lo que eso conlleva. Y es aquí es donde los espectadores actuales empatizamos dualmente: desde la emoción al transformarnos nuevamente en niños que disfrutan cada visionado, y desde la razón, cuando nos distanciamos un poco, y con paternalismo aceptamos las “gracias” de ese director-niño.

    En relación a cómo fue evaluada esta película, no nos debiéramos sorprender en nada. Que el nihilismo en la crítica es de lo más cool. Si actualmente, un gran creador como fue Fellini es denostado por su manierismo y la densidad de su visionado, no veo como Carpenter pudiera haber zafado del ninguneo. Por otro lado, un director adelantado, requiere crítica adelantada. Todo se reduce a un asunto de concordancia.

    Finalmente, no pidas disculpas por lo extenso de tu crítica. Es un placer leerte. Que aquí cantidad va unida a calidad y en cada reflexión evidencias un gran amor al cine.

    Andrea

    • Jordi Vilàs

      Muchísimas gracias por tus palabras Andrea. Da gusto leer comentarios como los que siempre nos brindas, de veras. Siempre son de lo más acertados e instructivos, se nota a la legua que amas el cine, y que eres una cinéfaga empedernida.

      Un abrazo!! Y de nuevo, gracias 😉

  • ccbaxter

    Completamente de acuerdo XD

  • Pingback: ‘Una Historia China de Fantasmas’ (Siu-Tung Ching, 1987) – La fábula que todos deberíamos haber visto | El Club de los Cinefagos Muertos()