Festival de Sitges (III)

Michael Biehn presentando "Aliens, el regreso"

Michael Biehn presentando “Aliens, el regreso”

Vamos con la tercera entrega, y última de películas en sesiones “normales” (no maratonianas) comentando las cosas que pudimos ver en el Festival de Sitges. En esta ocasión toca comentar una sesión especial, un homenaje a los ochenta y algo que llega desde Oriente (entre lo que se encuentra, además, la otra mejor película vista allí por un servidor)…

Todo el mundo decía que la proyección de Aliens, el regreso (James Cameron, 1986) en esta edición iba a ser una sesión inolvidable y muy comentada. Nadie sabía a cuento de qué decía todo eso la organización… Lo único que se sabía era que Michael Biehn, uno de los grandes protagonistas de esta memorable película de acción futurista, presentaría la sesión clásica, conmemorando así además el treinta aniversario de la película. La gran sorpresa se trataba de que más que un homenaje, era una rememoración de la sesión que hace treinta años se produjo en el festival. Eso sí, con la película sin subtítulos ya que en aquellos años el sistema de subtitulado no es el que hay hoy, existiendo la traducción simultánea: adquirías unos auriculares a la entrada del cine y unos traductores iban traduciendo todos los diálogos. Dificilísima labor, sin duda. Pues de eso se trataba: de tener los auriculares puestos e ir disfrutando de este peliculón con ellos puestos. Los traductores (de quienes lamentablemente desconozco sus nombres, que si no me equivoco eran solamente un hombre y una mujer, desde aquí mi enhorabuena) realizaron un magnífico e incluso divertido (con según qué diálogos o frases) trabajo.

Respecto a la película en sí, poco voy a decir pues está claro que es lo que es y que ya he dicho: una fantástica peli de acción, con buena parte de suspense (sobre todo en su primera hora), muy disfrutable y que todo fan del género sabe apreciar sin género de dudas.

En cuanto a la presencia de Michael Biehn, se le nota ya mayor. Los años no pasan en balde pero se mostró divertido y profesional, incluso se prestó a un momento muy bizarro y divertido: Ya que justo ese día había sido el cumpleaños de la gran protagonista de la película, Sigourney Weaver, pero que lógicamente no estaba en el festival, la organización decidió que entre todos los presentes le cantáramos el “cumpleaños feliz” y ellos se asegurarían de hacerle llegar el vídeo resultante. Total, que nos pusimos todos en pie y empezamos a cantar, Michael Biehn incluido. Aquí el resultado de este momento tan… tan… Bueno, eso:

sitges-iii-jonr01

Operation Mekong es una peli de chinos de Dante Lam. Así que la película va de chinos dándose de leches, disparando mucho y con unas persecuciones absolutamente espectaculares. De las que se disfrutan muchísimo más si se ven en un pantallón enorme. Y es que claro, Dante Lam es lo que tiene: que hace películas así, como nos acostumbraron John Woo, Johnie To o Ringo Lam. Y como eso es lo que queremos ver en una peli así, no decepciona.

El problema, quizá, es que se excede un poco en el metraje, nada menos que dos horas y media, pero claro, es que las escenas de acción de cada “capítulo” duran cerca de media hora… Porque la película en realidad es eso: una serie de capítulos en los que unos polis que quieren cazar a un narcotraficante, yendo de misión en misión para frustrar los planes del malo malísimo, o para darle caza. No hay más. Y no queremos más. Como digo: es todo espectacular. Cuando acaba la película, no te extrañe que te sientas exhausto… Y es que realmente estos chinos saben cómo introducirte en su acción.

sitges-iii-jonr00b

Dante Lam

sitges-iii-jonr02

El homenaje ochentero vino por parte de Beyond the gates, de Jackson Stewart, que contaba con la participación de Barbara Crampton, mítica actriz de, entre otras, Re-Animator (Stuart Gordon, 1985), quien también está como productora. La peli cuenta la historia de dos hermanos que heredan un videoclub de su padre, con un montón de películas de terror en su haber, y entre las cuales se encuentran un juego interactivo, muy de la época (en realidad la película se ambienta en los noventa pero el aire es ciertamente ochentero), donde la propia Crampton es quien les guiará como maestra de ceremonias y donde se jugarán literalmente la vida.

Todo pintaba muy bien: los homenajes, la ambientación, la origina propuesta… Pero no. Finalmente es todo un producto aburrido que hace que se pierda el interés demasiado pronto. Ni se empatiza con los personajes ni interesa lo que les vaya a pasar. Y la presencia de Barbara Crampton es puramente anecdótica, quedándose únicamente en el homenaje. Una pena que una película así no ofrezca nada más. ¡Basta ya de nostalgia vacía!

Barbara Crampton

Barbara Crampton

Mr. Six, de Guan Hu, es junto a Hell or high water, la segunda mejor película que vi en Sitges. Además de compartir mi fascinación por ellas, también comparten la misma pega: Mr. Six no es fantástico, ni terror, ni “una peli de chinos dando mamporros”. Yo creía que iba a ver lo último… Cuán equivocado estaba. El Mr. Six del título es un hombre respetado en su barrio, todo el mundo le conoce, él se porta bien con la gente, todos le quieren. Hasta que llega una banda juvenil de gángsters y le empiezan a tocar las narices. Entonces sabrán con quién se las van a tener que ver… ¿Verdad que parece que todo va a solucionarse a hostia limpia? Pues no.

El estilo de la película recuerda muchísimo a Gran Torino (Clint Eastwood, 2008), no sólo por la temática sino sobre todo por el personaje principal. Iremos viendo cómo es la vida de Mr. Six y de los que le rodean, empatizando con él al cien por cien, hasta llegar a un clímax final absolutamente épico que deja con la boca abierta por muchos aspectos.

Como curiosidad, me gustaría comentar que el protagonista, Mr. Six, está interpretado nada menos que por el director de la última Concha de Oro del Zinemaldia de Donostia (I am not Madame Bovary): Fen Xiaogang. Borda el papel con una magnífica actuación.

Continuará…