Author Archives: Miguel García-Boyano

Cine adolescente: “Evil” – Del bullying y sus formas

Seguramente sea difícil encontrar en la historia reciente estímulo tan grande como la Segunda Guerra Mundial para invitarnos a reflexionar sobre la maldad que alberga el ser humano. La inquietante pregunta que deja en el aire el juez Dan Haywood (Spencer Tracy) en “Vencedores o vencidos” (Stanley Kramer, 1961), cómo toda una nación pudo aceptar y colaborar con las barbaridades que se estaban perpetrando en su nombre, fue la que aquel mismo año motivó al psicólogo Stanley Milgram a iniciar sus más famosos experimentos. Las terribles conclusiones de los mismos, el alto grado de irresponsabilidad bajo el que se desdibujan las voluntades ante la existencia de una autoridad superior, fueron notablemente retratadas en la ficción por Craig Zobel en su “Compliance” (2012), inspirada –por supuesto– en hechos reales. Pero pocos retratos de la maldad humana han sido tan explícitos y poéticos como la performance de Marina Abramovic “Rhythm 0” (1974), en la que se comprometió a estar estática durante seis horas, expuesta a la voluntad de un público que podía hacer el uso que quisiera de su cuerpo y de hasta setenta y dos variados objetos que iban desde perfumes y flores a cuchillos o una pistola cargada. (more…)

Cine adolescente: “13 Reasons Why” – De cómo no tratar el suicidio

Estrenada por Netflix en plena oleada de ese trastornado divertimento de la Ballena azul, la que se ha convertido en la serie de televisión del momento no ha dejado a nadie indiferente. Siguiendo los cánones de un relato exprimido hasta la saciedad –la búsqueda del responsable del crimen de una menor–, su anunciado final se erige como la más valiente propuesta de una obra a la que se ha culpado de aumentar el riesgo de suicidio entre sus espectadores. No sorprende. La aproximación de Tom McCarthy y compañía centra sus esfuerzos en enganchar al público más comodón, aquel para el que el cine es mera evasión y no una puerta para la reflexión. El verismo de su historia queda oculto bajo capas y capas de maquillaje que acaban deformando la realidad hasta límites cuanto menos (artísticamente) peligrosos. (more…)

Momentos de cine: ‘Six Feet Under’ – El final

¡Ojo! El spoileadísimo final.

A lo largo de sus cuatro memorables temporadas –omitamos la existencia de la tercera– cada uno de los numerosísimos fundidos en blanco de “Six Feet Under” atentaba con ser la esquela de uno de sus personajes. Cuando en la secuencia final del último capítulo de la misma un tinte blanquecino comienza a inundar la pantalla, el espectador teme descubrir el ya conocido destino de sus protagonistas. (more…)

“Especial Brilli brilli”: ‘El cantor de Jazz’ – Estridencia

La primera ceremonia de los Premios Óscar, celebrada en 1929, negó la posibilidad de competir por el premio a mejor película a “El cantor de Jazz” (1927), de Alan Crosland, aludiendo lo injusto de dicha competición para el resto de aspirantes al premio, provenientes del cine mudo. Controvertida hasta nuestros días, dicha obra fue un auténtico blockbuster antes siquiera de que dicho término fuera concebido. Más discutible es considerarla como la primera película sonora de la historia del cine. De un lado, el sonido e incluso las palabras ya habían acompañado a las imágenes en una pantalla de cine con anterioridad; del otro, ni tan siquiera “El cantor de Jazz” escapa de ser una película muda. Su atributo más acertado sería, en cambio, el de primer largometraje que incluyó diálogo hablado entre sus escenas. ¿Dónde se halla pues su indiscutible valor histórico y/o artístico? Así es, el secreto estaba en el brilli brilli. (more…)

Cine adolescente: “The Neon Demon” – De Dorian Gray y los selfies

“Encontraría en el origen de la pintura y de la escultura el complejo de la momia. La religión egipcia, polarizada en su lucha contra la muerte, hacía depender la supervivencia de la perennidad material del cuerpo, con lo que satisfacía una necesidad fundamental de la psicología humana: escapar a la inexorabilidad del tiempo”. Estas palabras, tomadas del comienzo de ¿Qué es el cine? de André Bazin tratan de poner de relieve el largo camino que, en su afán por trascender a una realidad en fuga, el ser humano trazó hasta dar con la fotografía. (more…)

Recomendaciones de la estantería de fondo: ‘Una canción del pasado’ (2004) y ‘Super’ (2010)


Las recomendaciones de la estantería de fondo de esta semana vienen de la mano de dos repartos de lujo que, en su día, decidieron depositar su confianza en proyectos dirigidos por grandes desconocidos. De la directora y guionista de “Una canción del pasado”, Shainee Gabel, el público general no ha vuelto a disfrutar; James Gunn, artífice de “Super”, en cambio, sigue en el ojo del huracán gracias al que fue su siguiente gran proyecto, “Guardianes de la galaxia” (2014). La más gamberra de las comedias o el más sosegado drama sureño; el estado de ánimo del lector no podrá ser así excusa para rechazar las propuestas que en esta ocasión le regalamos. (more…)

Momentos de cine: ‘Café Society’ – Las lámparas de Woody Allen

El momento en el que artista y espectador se miran, se sonríen como dos antiguos amantes y se funden en un abrazo. Esta es la experiencia que, año tras año, nos invita a disfrutar en las salas de cine el ya octogenario director neoyorkino Woody Allen. Cada propuesta no es sino una nueva revisión de la previa, un viaje más a un tiempo o universo únicos, a ese donde los caprichos del destino y no sus inocentes protagonistas son quienes definen el curso de los acontecimientos. (more…)

Cine adolescente: “Un monstruo viene a verme” – Historias de siempre

un-monstruo-viene-a-verme

“El lobito bueno”, aquel ácido poema de José Agustín Goytisolo que a muchos nos dio a conocer Paco Ibáñez, describía, en unas pocas palabras, el descubrimiento de toda una generación anhelante de un humanismo perdido: “Érase una vez / un lobito bueno / al que maltrataban / todos los corderos. / Y había también / un príncipe malo, / una bruja hermosa / y un pirata honrado. / Todas estas cosas / había una vez / cuando yo soñaba / un mundo al revés”. Los ídolos caían; el sueño dejaba paso a la pesadilla; el maniqueísmo, al escepticismo. Ese extraño mundo al revés se concretaba, de una vez por todas, en nuestra adolescencia. (more…)

Cine adolescente: “If…” y “Terciopelo azul” – De la rebeldía

cine-adolescente-if-y-terciopelo-azul

Uno de los temas más recurrentes de la tragedia griega era el de hibris, algo así como el deseo desmedido, la soberbia, la lucha contra el equilibrio, contra el propio destino. Era de suponer que, en una sociedad –la de la Antigua Grecia– que aspiraba a encontrar sus puntos medios, la hibris fuera castigada por los dioses para regocijo y adoctrinamiento del espectador. Muchos siglos después, ya en pleno siglo XX, el cine recogía el testigo en sus dramas, cobijando bajo el aura rebelde de sus protagonistas el concepto de hibris, albergando en sus tramas una constante pelea contra el poder establecido que jamás ha dejado de dar réditos a la narrativa. El género del cine adolescente es, en este sentido, seguramente el mayor beneficiario de la efectividad de este tópico; no en vano, algunas de sus más grandes obras (“Rebelde sin causa” [Nicholas Ray, 1955], “Rebelión en las aulas” [James Clavell, 1967] o “Diario de un rebelde” [Scott Kalvert, 1995]) hacen referencia ya desde el propio título a esa rebelión, a esa vuelta a (re-) la guerra (bellum). (more…)

Cine y medicina: ‘Las invasiones bárbaras’ – Tramposa

cine-y-medicina-las-invasiones-barbaras

Sigo sin poder con ellas. Supongo que, en parte, es normal. Si aquellos que antes leyeron el libro o jugaron al videojuego raramente quedan satisfechos con su versión cinematográfica, si las adaptaciones históricas difícilmente logran el verismo anhelado por los más puristas o los biopics satisfacer a sus representados, sospechaba que Las invasiones bárbaras” (Denys Arcand, 2003) no acabaría siendo, por algún u otro motivo de más o menos peso, de mi completo agrado. Y es que experimentar distorsionado el universo profesional y/o lúdico en el que uno se desenvuelve no suele traerle a uno buenos frutos como espectador. ¿Por qué es “Las invasiones bárbaras” una película tan tramposa como superficial es su reflexión? Tras el salto.

(more…)