Siete razones para SÍ volver a ver los Goya

si-goya-jonr01
No todo va a ser malo con los premios Goya. Ni mucho menos. Se trata de una fiesta, se trata de ver a los mejores del año reunidos y celebrar su buen hacer y sus ganas de contar historias, de actuar y hacer disfrutar al espectador…
Si ayer dediqué una entrada a las razones que me pueden llevar a que el año que viene pase completamente de ver la ceremonia de entrega de estos premios, hoy rompo una lanza a su favor y paso a enumerar algunos (que no todos) de los puntos que más me gustaron de la noche. Evidentemente, sigue siendo algo muy subjetivo y vuelve a haber sitio para que toda persona cinéfaga que quiera, comparta sus impresiones con nosotros.

Al lío:

1.- Resistiré.

A pesar de ser un número musical largo y con gente que estaba claro que ese no era su sitio ni su momento, finalizar el tema musical inicial con el Resistiré, famoso tema del Dúo Dinámico, fue todo un acierto con el que se quiso dejar bien claro que a pesar de las políticas de austeridad contra la Cultura (con la subida del IVA a la cabeza) realizadas por el ministro (es un decir) Wert, el cine español resistirá, contra viento y marea. Una gran idea, sin duda.

2.- Dani Rovira.

Sí, en la entrada de cosas negativas de la gala lo incluí, y expliqué por qué… Pero hay que reconocer que el chaval también tuvo sus buenos momentos y estuvo bastante simpático. Se le notaba nervioso y quizá eso jugaba en su contra (no olvidemos que además estaba nominado como mejor actor revelación, premio que además ganó). Especialmente al inicio se le notó en su salsa y algunos comentarios hacia los asistentes fueron realmente acertados (el referente a la estatura de Javier Gutiérrez, por ejemplo, es uno de ellos; o aquel en el que “confundía” a José Sacristán con Ian McKellen/Magneto, y es que hay que ver cuánto se parecen…), junto a su agradecimiento de menos de un minuto… bravo, se lo curró. Salir luego con Adrián Lastra bailando claqué es algo que nos descolocó a muchos por no venir a cuento un número así. Pero claro, eso de sorprender al personal también viene bien. Además, Rovira y Lastra se lo curraron y bailaron muy bien. Por si fuera poco, hicieron coñas con el bochornoso número musical del año pasado, acordándose de él, intentando hacer ver que hay ejercicio de autocrítica (o autoparodia, quién sabe).

Aquí está su internvención inicial completa:

3.- Asunción Balaguer.

Con casi noventa añazos, da gusto ver a esta gran mujer apuntándose a un bombardeo. En la noche de los Goya salió cantando (bueno, era playback) el Resistiré, entre todos los yogurines del cine actual, y después se la veía en su butaca tan fresca, tan tranquila. El presidente de la Academia la mencionó y provocó que la gente se pusiera en pie ya que es todo un ejemplo a seguir. Bravo, Asunción.

si-goya-jonr02
4.- Pedro Almodóvar.

Un año más, Almodóvar volvió a los Goya. Siempre es un gusto verle, pues hasta hace poquito no acudía nunca (fue gracias a Álex de la Iglesia, anterior presidente de la Academia, que se reconcilió con esta institución). En esta ocasión acudió para entregar el Goya honorífico a Antonio Banderas, y nada más pisar el escenario, saludó a todos los asistentes. Bueno, a casi todos… Excluyó de su saludo al ministro Wert, con estas palabras: “Buenas noches compañeros amigos de la Cultura y el cine español… señor Wert, usted no está incluido en esto último“. Bravo por él.

Aquí el vídeo de ese momento y de la intervención de Pedro Almodóvar:

5.- 10.000 km

No pudo ser con Natalia Tena como mejor actriz revelación, pero al menos Carlos Marques-Marcet, el director de 10.000 km, sí pudo alzarse con el Goya al mejor director novel. Es una alegría ver que una de las mejores películas del cine español del año pasado pudo verse recompensada con este premio. De consolación, puede ser, pero es un buen premio y algo es algo. Una película valiente y bien hecha, con dos actores estupendos que aunque esto es motivo de alegría, lo que es una pena es que haya pasado bastante desapercibida entre el público en general.

6.- Carlos Vermut y Chiquito de la Calzada

No pudo ser. Carlos Vermut, director de Magical Girl y uno de los favoritos de un servidor en varias categorías (sin desmerecer en absoluto a la triunfadora La isla mínima, que conste), se fue casi de vacío con su película. Sólo obtuvo el que estaba clarísimo que obtendría: mejor actriz para Bárbara Lennie (gran actriz, a la que por cierto recomiendo también, y mucho, ver en el teatro). Ahora bien, lo que destaco en este punto no es que Vermut no tuviera premio (estaríamos entonces en la entrada de los puntos negativos de la noche), sino que cuando dijeron su nombre como nominado a mejor director y le enfocaron con la cámara, Vermut hizo un gesto curioso y muy divertido: imitar a Chiquito de la Calzada. Quizá con ello quería homenajear a Nacho Vigalondo, quien hizo lo mismo en 2004 en los Oscar cuando estuvo nominado por su corto 7:35 de la mañana

7.- Tener un amigo nominado.

Queridos cinéfagos, me vais a perdonar ya que este punto es un tanto personal: Un amigo mío estaba nominado a los Goya, por su trabajo en Open Windows y sus efectos especiales, con lo cual es todo un orgullo para mí verlo por ahí. Hace unos años también lo estuvo con Intruders (de Juan Carlos Fresnadillo) y muy probablemente con futuros trabajos vuelva a conseguirlo. Ahí estaremos pendientes para ver qué ocurre…

Bien, pues este ha sido mi repaso positivo a la noche de los Goya. ¿Estáis de acuerdo? ¿Visteis más puntos a favor? Comentad, comentad sin pudor…

  • loula2

    Lo de “Resistiré” me pareció muy oportuno, aunque el número musical no fuera gran cosa.
    Dani Rovira estuvo muy desigual, pero su discurso de un minuto me gustó, y lo de Magneto me hizo reír.
    Asunción Balaguer es una actriz entrañable, y admirable. No me extraña que la luzcan como un trofeo, es la historia andante del teatro y del cine español.
    Almodovar ya se sabía que daría caña al ministro. A estas alturas, sus apariciones en las galas son previsibles.
    Y enhorabuena a tu amigo!! Espero que le dure la racha. Tiene que ser emocionante verle en la gala.

    Saludos, Kabe!!

    • Kaabee

      Lo de Magneto, jeje… yo cuando lo vi dije “coño! es verdad, si son clavados!”, no me había dado cuenta hasta ese momento. Jodío Rovira… Y sí, fue perdiendo fuelle, supongo que él también fue acusando el cansancio y la duración de la gala, y por si fuera poco la emoción de su premio.

      No he podido incluir a Karra Elejalde, tan grande como siempre, que por mucho que se diga, su papel en “Ocho apellidos vascos” SÍ es muy bueno, y su mención a Alex Angulo… Pues eso, grande Karra. Aibalaostia pues! 😉

      Ayer volví a ver el momento de cuando Almodóvar “volvió” a la Academia, gracias a Alex de la Iglesia, estuvo muy bien, sin duda algo memorable. Que sea previsible, siempre que sea para meter cera a los del gobierno que tan mal tratan a la cultura, me parece genial. Que siga así!

      Lo de mi amigo, si por lo menos le hubiera visto en algún momento de la gala… pero los FX no son como para andar enfocando caras de los nominados, y siempre va como muy de tapadillo este premio, creo yo. Con lo que les costó hacer su curro en Open Windows… Bueno, al menos ahí estuvieron, qué leches!

      Saludines (y hippismo! jajaja) loula!!!

      • loula2

        Karra es un actor estupendo y todo un personaje, sin duda!!
        Y Almodovar hace muy bien en meter el dedo en el ojo del ministro y sus mariachis, por supuesto. Me refería a que, al verle en el escenario, y estando Wert, era previsible el detalle… 😉

        Paz y amor del bueno, baby!!

      • Kaabee

        Ahhh, ok con lo de Almodóvar. Si es que hay que explicármelo todo, leñe…