‘The Leftovers’ – La serie más emotiva de la actualidad

The-leftovers-serie-emotiva-actualidad-robert-fonoll

En su momento, ‘Lost’ (2004-2010) me atrapó y maravilló. De hecho, la empecé a ver antes de que las películas y series significaran tanto para mí; así que si ‘Casablanca’ es la culpable de que sea cinéfilo, probablemente deba a la serie de la isla que no me haya quedado únicamente con la gran pantalla. Sin embargo, pertenezco a ese gran grupo de gente a quien no le gustó el final y, además, el tiempo ha ido diluyendo las impresiones positivas que una vez me dejó. Si a esto le sumamos la mala reputación que se ha ido ganando el guionista de ‘Prometheus’ (2012), tenemos la explicación de por qué no me entusiasmó saber que Damon Lindelof y HBO se unían para crear ‘The Leftovers’. Sabiendo el argumento, me sorprendía que el canal de la calidad apostara por algo que yo creía que sería una sucesión de sorpresas y cliffhangers que girarían alrededor de un misterio que nunca se resolvería. Y no era el único. Pero algunos valientes se adentraron en la primera temporada y pareció gustarles. Las críticas que la ensalzaban aumentaron con la segunda temporada. En consecuencia, dos años después de su estreno, decidí mirar el primer episodio. Estaba equivocado. En un mes he visto las dos temporadas disponibles de la que es una de las mejores series que hay.

No se trata del misterio

‘The Leftovers’ (2014-Actualidad) está basada en una novela de Tom Perrotta, quien también crea y escribe la serie junto con Lindelof. La historia cuenta que el 2% de la población mundial desaparece de repente y sin saberse la causa. Veremos qué consecuencias tendrá esto en los habitantes del pequeño pueblo de Mapleton.

Hay un gran misterio, sí. Y hay elementos a los que es difícil dar una explicación racional —sonambulismo, voces, abrazos, videntes…—. Lo bueno es que la historia no se preocupa de esto. No sabemos qué pasó con las personas desaparecidas y, probablemente, nunca lo sabremos. Aunque esto pueda parecer algo malo, no lo es, porque en ningún momento nos engañan ni nos venden que llegarán respuestas. Quien quiera una serie donde cada episodio termine con algo sobrenatural y al siguiente se le de una explicación no la encontrará aquí. ‘The Leftovers’ trata sobre cómo afecta ese inexplicable y horrible suceso a las personas. Cómo afronta cada uno la pérdida de sus seres queridos. Qué explicaciones le da la gente a lo sucedido.

Gracias a esto, asistimos a un torrente emocional como pocos he visto en una obra audiovisual. Nos inquieta la trampa de la nevera, nos golpea la desaparición desconocida del noveno capítulo, nos emocionan las primeras palabras tras meses sin hablar del final de la primera temporada… Los personajes son unas personas rotas y sus heridas nos duelen también a nosotros.

The-leftovers-serie-emotiva-actualidad-robert-fonoll2

He leído que Lindelof considera que una serie necesita reinventarse en cada nueva temporada. La ABC no le dejó, pero ahora se trata de HBO. En la segunda temporada hay nuevo escenario, nuevos personajes e incluso nuevo opening. Eso sí, se mantienen los protagonistas y las virtudes.

La familia lo es todo

Uno de los puntales de la serie es la familia. Antes del 14 de octubre, aunque tenían sus problemas, nuestros protagonistas estaban juntos y había momentos para la felicidad. Pero millones de personas desaparecieron y todo se rompió. Kevin (Justin Theroux), Jill (Margaret Qualley), Nora (Carrie Coon) y Matt (Christopher Eccleston) llevan unas vidas tristes tras la descomposición de sus familias. Además, si los Guilty Remnant son tan odiosos, aparte de por su acoso silencioso, es porque arrancan a un miembro de esa unión.

Pero no todo está perdido. Kevin y Nora empiezan a mejorar cuando se juntan. Eso sí, su curación, más o menos completa, no llega hasta que recuperan eso que perdieron. De hecho, yo creo que ese es el deseo que le pide Kevin a Wayne (Paterson Joseph) en los lavabos: recuperar a su familia.

Así pues, ‘The Leftovers’ dice que la ruptura del conjunto que es la familia destroza a los individuos. Del mismo modo, la unión que forma la familia es una fuente de felicidad. Creo que el final de la segunda temporada refuerza este mensaje.

The-leftovers-serie-emotiva-actualidad-robert-fonoll3

Creer o no creer

El otro tema clave es la lucha entre razón y fe. Para empezar, está la explicación a la gran desaparición. Si algunos afirman que es el rapto o un castigo divino, otros buscan algún tipo de razonamiento en la geografía. Yo no sé si realmente hay alguna explicación, pero si la hay, me quedo con la que le leí al usuario Samid de ¡Vaya Tele!: desaparecen aquellos que, en el momento en cuestión, hay alguien deseando que desaparezcan.

Gracias a la falta de respuestas, los espectadores formamos parte de esa lucha. ¿Los abrazos de Wayne son sanadores o es una estafa? ¿Las voces son reales o es algo psicótico? ¿Hay milagros en Miracle? Cada personaje tiene sus ideas al respecto, y lo mismo sucede con nosotros que disfrutamos de la serie.

El episodio ‘International Assassin’ (2×08) merece mención aparte. De nuevo, ¿eso que vemos es el limbo de alguien que ha muerto o la ilusión de alguien en un estado catatónico? Sea lo que sea, es una obra de arte donde se mezcla intriga, acción, simbolismos y emoción. Necesitas usar la cabeza para captar todo —yo no he sido capaz— y el corazón para sentir todo.

The-leftovers-serie-emotiva-actualidad-robert-fonoll4

Incluso los “enemigos” de las diferentes temporadas podrían entrar en esta dualidad entre lo tangible y lo espiritual. En la primera, el principal problema de Kevin son los Guilty Remnant; es decir, un grupo de personas, algo físico. En cambio, en la segunda, Kevin debe enfrentarse a algo que sólo él ve y necesitará ayuda sobrenatural para vencer.

Por cierto, es muy interesante el tratamiento que se hace de los cultos a través de los dichos Guilty Remnant. ¿Por qué una persona abandona sus seres queridos, fuma sin cesar y deja de hablar? Porque le da un motivo para existir. Algunos quizás ni siquiera crean en las ideas del culto, pero al menos forman parte de un grupo y tienen un objetivo por el que trabajar cada día.

Conclusión

En resumen, ‘The Leftovers’ es una serie que no busca la causa de un gran misterio, sino que estudia sus consecuencias en las personas. De esta manera, consigue una obra que te hará pensar, te pondrá en tensión y, por encima de todo, te golpeará emocionalmente hasta que no puedas más.

Ya han habido dos temporadas. Falta la tercera, que será la última. Su estreno está previsto para la primavera de 2017. Si aún no lo habéis hecho, empezad a verla y llegaréis a tiempo para ver el final de ‘The Leftovers’.

  • Bellverona

    Parece muy interesante. Últimamente voy a la caza y captura de una nueva serie así que le echaré un ojo, lo que no sé, leyendo de qué va, es si podré soportarla en estos momentos; no tengo las emociones como para que le den mucho golpes.
    Gracias por la recomendación 🙂

    • RobertFonoll

      He leído comentarios de gente a la que la serie le gusta mucho pero decide no continuarla, precisamente, porque se le hace dura verla. Espero que en tu caso te guste y se te haga agradable.
      Gracias a ti 😀