El amanecer del Club de los Cinéfagos muertos ha empezado- abrochaos los cinturones

amanecer-cinefagos-muertos-jordi-vilas

Entiendo que pueda resultar algo desconcertante-o no- que en el primer post de un blog llamado “El Club de los Cinéfagos muertos”, evidentemente homenajeando a la genial película de Peter Weir, el titular  de nuestro artículo inaugural haga referencia al clásico de George A. Romero y la primera imagen que veamos sea la de Andy Dufresne(Tim Robbins) bajo esa tan purificadora como revitalizante lluvia que simboliza claramente la libertad. Una imagen que,como todos sabéis, pertenece a esa maravilla del séptimo arte llamada ‘Cadena Perpetua'(Frank Darabont, 1994). Pero os puedo asegurar que semejante popurrí cinéfago tiene su razón de ser; y no tardaré en expicaros el porqué de tal batiborrillo.  

En El Club de los Cinéfagos muertos somos una muchedumbre de gente, de diferentes edades, de diversos lugares apartados de la mano de dios, y-por suerte o por desgracia- con gustos dispares; pero hay algo que todos tenemos en común y que nos une, evidentemente me refiero al amor por el CINE. Y creo que el primer post de este blog no podía ni debía ser algo homogéneo, no sería justo ni, por supuesto, coherente con lo que pretendemos ofrecer, en la variedad está el gusto, o eso dicen. Y si de algo vamos a ir sobrados en este blog es de variedad. Palabrita de la buena.

La elección de esta significativa escena de ‘Cadena Perpetua’ no es un sinsentido, pues define claramente cómo nos sentimos en estos momentos todos y cada uno de los integrantes de este ilusionante proyecto, por muchos y muy poderosos motivos más que evidentes.

Bien, sin más dilación, paso a presentaros a todos los integrantes de este selecto Club.¡¡Que empiecen las presentaciones!!

club de los cifagos muertos jordi vilas

Angelo Gómez: Cinéfilo desde niño. Mi amor por el cine me lo inculcó mi madre desde pequeño, en las tardes en las que veíamos por televisión clásicos como “Scaramouge”, “Psicosis”, “La máquina del tiempo”, ”El Mago de Oz”, “Algo para recordar”, “Los Pájaros”, “La Novicia Rebelde” y muchas más. He visto cine de todas las décadas y géneros, pero aún me queda un mundo por aprender. Mis debilidades van desde la ciencia-ficción hasta el cine bélico, pasando por el western y el cine negro. Por otra parte, mi interés por el anime japonés surgió cuando estrenaron el canal Animax en Latinoamérica. Descubrí un nuevo tipo de animación completamente diferente a lo que estaba acostumbrado y me encanto. Sin embargo, pasaron años hasta que me adentrara realmente en este medio. Hoy por hoy se ha convertido en mi droga y lo que más veo a diario. Me he unido al equipo de “El club de los cinéfagos muertos” esperando ser de alguna utilidad, aportando mi grano de arena y compartiendo con todos en este gran espacio.

Marcos Oteiza: No entiendo como ninguno de los gángsters de Reservoir Dogs quiso ser Mr Red, por eso aproveché para apropiarme el título. Odio el cine, pero escribo sobre él porque ser irónico es lo más.

Yonathan Alvarado Castro: De muy pequeño(5 o 6 años) empezó mi gusto por el cine. Sobre todo en películas de acción. Norris, Van Damme, Stallone y Arnold fueron mis actores favoritos en esa etapa. Poco después me maraville con Star Wars en su reestreno, y el género de fantasía y ciencia ficción llego hacer mi favorito en la adolescencia. Fui descubriendo más películas y en el camino llegué a pensar que los críticos y las premiaciones, como los oscar o golden globres, eran la máxima autoridad en el asunto. Pasaron años para poder tener un criterio propio y otros más para saber defenderlo. Hasta el día de hoy que tengo gustos extraños y casi siempre contrarios a mis amigos y familiares cercanos. Me cuesta decirlo y aceptarlo, pero hoy por hoy, he encontrado mas cine en las series de televisión actuales, que en el mismo cine(valga la redundancia). Por eso me he vuelto muy fanático de las series y las disfruto de la misma forma que disfruto un filme.

Jon R.: Barrio Sésamo, los Gremlins, Drácula, Freddy Krueger, Frankenstein y el Hombre Lobo, Lo que el viento se llevó, Casablanca, Tarzán y Johnny Weissmuller, Robocop, Terminator, Rambo, Cortocircuito, Bud Spencer y Terence Hill, Disney, Abbot y Costello, la Pantera Rosa, Amarcord, Cary Grant y Spencer Tracy con Katharine Hepburn, Amanece que no es poco y Así en el Cielo como en la Tierra, Batman, los Hermanos Marx… Películas y personajes inolvidables, de todo tipo, género, idioma y color (aunque muchas veces sólo sean en blanco y negro) que hicieron que según crecía fuera creyendo cada vez más y más en eso que se llama “la magia del Cine”. Algo en lo que aún creo y que espero no perder, incluso poder transmitir de la forma más humilde posible desde mi pequeño rinconcito mental.

Perradesatan: A muy temprana edad descubrí que ver películas era mi pasatiempo favorito. Soy fan de Terminator por parte de padre y de Amanece que no es poco por parte de madre. He pasado más horas de mi vida viendo Mary Poppins de las que pasé en la universidad, y ahora que ya “me gano la vida”, sigo dedicándole más tiempo al cine del que le dedico al trabajo que me da de comer. De pequeña pensaba que Clint Eastwood era mi tío, John Connor fue mi primer novio y ahora fantaseo con la idea de que Leonardo DiCaprio es mi marido. En el cine, como en la vida, me gusta todo lo que brilla.

El amancer del club de los cinefagos muertos jordi vilas

Robert Fonoll: Nacido y crecido en Barcelona. Llevo maravillándome del cine desde que vi por primera vez ‘Casablanca’ una tarde de verano del 2010. Así pues, aún estoy verde, pero he ido viendo y aprendiendo, y pienso seguir haciéndolo. Me gustan películas de todos los géneros, estilos y tiempos. Mientras la obra sea buena, lo demás no importa. Pero, por supuesto, tengo mis predilecciones: Western, mafia, Spielberg, Carpenter… Aquí daré a conocer mis experiencias y valoraciones, y seré muy feliz si consigo aportar algo a alguien.

Edgar Beltran: Tengo 17, soy del otro lado del charco y mi director favorito es Tarantino. Qué topicazo, ya me etiquetaron como un niñito que se cree Roger Ebert por haberse visto la filmografía de Tarantino y Kubrick, ¿eh? Nada de eso, pero algo habré visto de cine en mi vida. Tengo una gran debilidad por el cine de Lumet (‘12 Angry Men’ es el Santo Grial vuelto una película) y por el de Scorsese (otro topicazo). El humor negro es un diamante poco pulido. ‘American Psycho’ es casi una obra maestra y ‘Ted’ una comedia infravaloradísima (ódienme). Aquí vengo a dejarles críticas y reflexiones ocasional y aleatoriamente (soy bastante desordenado para ver películas y vago como para ir al cine todas las semanas a ver estrenos) y también les hablaré de literatura de vez en cuando y de cuando en vez (comenzaré con un especial sobre la saga ‘Crepúsculo’). Vivo en un país donde es difícil ser cinéfago/cinéfilo/fanático del cine, (internet muy mierda como para descargar constantemente, solo llegan blockbusters a los cines, aunque de eso ya les hablaré más adelante) en realidad en este país se te dificulta querer llenarte un poco de cultura en general y solo espero compartir con ustedes mis apreciaciones sobre esta pasión que llamamos cine.
PD: Lo de ‘Crepúsculo’ era en broma.

Miguel Ángel Jaén: he venido a intentar satisfacer tu alma de cinéfilo con modestos análisis bajo mi firma. Mi pasión y admiración por el cine viene desde muy pequeño. Tanto mi Abuelo, el cual trabajó en este mundo y conoció a numerosas estrellas del celuloide, como mi Tío, responsable de que cualquier Vhs de la estantería llevara el título correspondiente de cada obra, son los grandes artífices de que a dia de hoy cualquier aventura en la gran pantalla sea bienvenida. Pertenezco a la generación del 88′ y todavía he de devorar mucho cine, ganas no me faltan, asi que espero que compartas conmigo ésta nueva travesía en ‘El club de los cinefágos muertos’, que muestres tus inquietudes, afinidades y opiniones para aprender unos de otros y no dejar de hablar de ésta fantástica herramienta que es el cine.

Carlos Canchado: “cinéfilo de chichinabo desde que a los doce años me dio por poner en el flamante nuevo deuvedé+uvehacheese de casa un ejemplar de “La fiera de mi niña” que regalaban con “El País”. Me gusta el cine como entretenimiento, como medio de expresión artístico y sobre todo como reflejo de las emociones y pasiones profundas. Me entusiasman el melodrama, el western y John Ford, Charles Chaplin en todas sus facetas, Sterling Hayden y Humphrey Bogart. Siento especial debilidad por defender causas perdidas como el cine español, el Spaghetti Western y a Michael Cimino. Creo en el todopoderoso método Stanislavski y mi dios es Sergio Leone. Espero que me leáis y sobre todo comentéis, porque mi objetivo a la hora de escribir no es desarrollar un monólogo en el que prime la vanidad personal, el afán por apuntarse tantos absurdos o el ombliguismo bananero (ay críticos, ¡cuántos pecáis de esto! –los de esta web no, todos somos gente de bien-) sino dar pie a conversaciones que enriquezcan la experiencia y nos hagan disfrutar más si cabe de la magia del séptimo arte. Me gusta hablar del cine de cualquier época, lugar y tipo, pero hablar sólo cuando crea que tengo algo que decir (escribir por compromiso no es lo mío)…de todo menos del cine de superhéroes, hacia el que siento un desprecio atroz.

‘No hay nada más. Sólo nosotros, las cámaras y esa gente maravillosa que mira en la oscuridad.’ (Norma Desmond)”

Hugo Rojo: Nacido en 1984, abandonado de bebé en esa jungla de cristal llamada Barcelona y adoptado por una familia de hombres lobo, desde pequeño mostré mi debilidad por el dibujo y mi fascinación por los cuentos. Apasionado del séptimo y noveno arte, mis debilidades son la ciencia ficción en todos sus aspectos, la animación y el cine clásico de aventuras, pero devoro cualquier cosa que huela a cine, desde Jean Luc Godard a Eli Roth, pasando por Sergio Leone o Hayao Miyazki. Mi objetivo vital es poder dedicarme al cómic sin morir de hambre… Ah, y Frank Miller antes molaba.

Román S: Licenciado en Comunicación Audiovisual y Periodismo. Apasionado del cine. Cree que el sucesor de Kubrick es Paul Thomas Anderson.”

el amanecer del club de los cinefagos muertos jordi vilas 3

Miguel Alcalá: Nacido en Madrid en 1988, aunque como tantos otros de mi generación, actualmente vivo en el extranjero. Esta situación no quita que siga yendo al cine tanto como me sea posible, y continúe viendo y analizando películas a buen ritmo. Con especial interés por las cintas de contenido político, lo cierto es que no me cierro a ningún género: aún me quedan muchísimas películas por ver. Escribir sobre ellas es una forma de obligarme a seguir consumiendo cine con cierta asiduidad, pero también una gran oportunidad para aunar dos de mis mayores pasiones, que son el séptimo arte y la literatura.”

Pedro Carracedo: Antes del amanecer, Kubrick se me apareció, que no es poco, me dio un vaso de leche para desayunar y nada volvió a ser igual, cruce La delgada línea roja y me adentré en los Senderos de gloria. Viajé en una Diligencia hacia El sur, acabé en una Carretera perdida que me condujo a un pequeño pueblo apartado entre las montañas, con casas sin paredes, era gente rara, pero sus vidas se entrecruzaban como los pétalos de una Magnolia. Antes del atardecer, conocí a una chica a la que juré Alta fidelidad. Enamorado de su Gran Belleza, vivimos la Dolce vita sin saber que seríamos Verdugo el uno del otro. Danzamos como malditos durante meses hasta que, al Ocho y medio, llegó la hora de la Repulsión, El odio, El desprecio, El desencanto. Tuvimos que borrar nuestros recuerdos, aunque un eterno resplandor permaneció en nuestras mentes y, de tal modo, acabé solo en El apartamento. Así empezó mi Crepúsculo de los dioses. Sumergido en una Melancolía cuyo Origen no alcanzaba a entender, me encontraba Al final de la escapada y pensé en hacerme el Harakiri, mas advertí “habrá sangre” en la alfombra y eso no le gustará al “Nota”. Por ello, huí Hacia rutas salvajes, adicto al Casino y a El pico fui un Buscavidas y pasé varias noches con Cabiria intentando recuperar Mis recuerdos, a la vez que me insistía “porque sueño, yo no estoy loco”. Antes del anochecer, había perdido toda fe en el Amor, pero un Hombre Viejo me dijo que la vida era sencillamente Adaptación entre Candilejas. Supongo que mi Sueño eterno llegará jugando al ajedrez con la muerte entre las flores (a no ser que el Apocalypsis Now llegue en forma de Armageddon). Lo que sí es seguro es que estaré A dos metros bajo tierra. Mientras tanto, I’m still here.

Jose Luis Zarco: El cine es el medio que mejor me permite exteriorizar los sentimientos, el que más adentra en mí, el cine deja poso, su huella no se borra. Hay miles de cosas que olvidé, casi, sin darme cuenta. Pero sigue recorriéndome un hormigueo si acudo a la memoria a rescatar aquellas películas y directores que me marcaron. Soy de dramas, de amores, de violencia y de personajes desesperados; siempre pensé que las historias más reales no tienen un final feliz. Hace tiempo que escribo sin tomarme en serio, ahora tengo la oportunidad de que otros me lean y les animo a lo mismo: no me tomen demasiado en serio.

Jorge Capote: ‘Un día sin reír es un día perdido’ (Charles Chaplin). Soy un ganso. Y no solo eso, soy un payaso, un “cenutrio”, un “inmaduro” y otras muchas miles de cosas que me han llamado a lo largo de mis 27 años por el mero hecho de tomarmelo todo a broma. Lo que puede confundirse como una grave falta de responsabilidad innata a la hora de enfrentarse a los problemas de la existencia, yo, sin embargo, considero el humor como un estilo de vida loable y digno de admiración. Es por ello que mi actor favorito es Jim Carrey, vapuleado por la mayoría, cuando lo único que ha hecho es dedicarse en cuerpo y alma a aquello que le apasiona,; hacer reir según mi opinión, según la de otros, llamar la atención. Desde Chaplin hasta Ben Stiller, pasando por los hermanos Marx, los Monthy Pyton y los Martes y Trece, las comedias fueron lo que me iniciaron en el mundo de la cinefilia, término, todo sea dicho, con el que no acabo de estar de acuerdo. No sólo me limito a películas: mi formato de serie preferida es la sitcom. Veo monólogos como quien ve telediarios. Todo aquello que esté en forma de parodia parece estar hecho para mí, ya sea trangresor y ralle el mal gusto, o sea más clásico y apto para todos los públicos; me gusta todo aquello que me haga reir. Extremeño de nacimiento, me apasiona el baloncesto y la literatura. El sueño de mi vida es ver mi nombre impreso en letras grandes en la portada de cualquier libro digno de ser publicado, aunque ‘procastinación’ sea mi tercer apellido. Tuve la oportunidad de aprender de cine de algunos de los usuarios de un conocido blog de cine, llegando a tener la suerte incluso de conocerlos como seres vivientes aparte de enciclopedias andantes. Junto a ellos inicio la que espero será una grata experiencia tratando de transmitir mi humilde opinión acerca de lo que se mueve en el mundo del celuloide. Debido a mi condición de “extranjero”, un servidor hablará principalmente de aquellos estrenos que tarden en llegar a España. Y con un país en un estado tan precario como es España, espero serviros de ayuda a la hora de ahorraros algunos eurillos advirtiéndoos acerca de esas películas que ansiais ver, en la medida de lo posible.

Jordi Vilàs: En otros mundos conocido como Harry Powell. Soy un cinéfago old school, de esos mutantes sin párpados capaces de calzarse de una sentada 48 horas de cine sin apenas pestañear; adoro todo lo relacionado con el séptimo arte, pero si me torturaran y me hicieran elegir a punta de pistola dos géneros me tendría que decantar por el horror y el western.  Idolatro a Carpenter y a Terence Fisher tanto como a Leone o a Ford, y no me tiembla el pulso al admitir que me lo paso igual de bien calzándome el más cutre Zetorro de la Troma que disfrutando del cine más “cool” y”gafapastil” actual. Eso sí, lo que me la pone más dura en esta vida es el cine clásico, y en especial la Hammer film y sus vampiras pechugonas. A sus pies mon ami.

Eduard Sans: Amante del cine de samurais, del cine bélico y de los westerns crepusculares, así como de las comedias románticas de antaño. Curioso empedernido, siempre anhelando encontrar experiencias que me sacudan, me saquen carcajadas, y en definitiva, me devuelvan la capacidad de sorprenderme. Acudo regularmente a los confines del cine más desfasado y anárquico, por esas reliquias de la serie B y Z de décadas pretéritas. Ferviente admirador de la obra de clásicos como Billy Wilder y Akira Kurosawa. “

Beto A. Ardura: Me presento! Mi nombre es Beto. Se me va toda la puta olla. CINE

¡¡Que empiece el show malandrines!!

 

 

  • http://www.m2dm-wordpress.com Marcos Oteiza

    Vaya sitio más cutre. No voy a leeros jamás.

  • Robert Fonoll

    Guardad este post, que dentro de poco será famoso por ser la primera publicación de la Historia de El Club de los Cinéfagos Muertos.

  • Robert Fonoll

    ¿Romero? Pero si todo el mundo sabe que ‘El amanecer de los muertos’ es de Zack Snyder.