“Recomendaciones de la estantería del fondo”: ‘Queridísimos verdugos’ y ‘Numax presenta…’

kinopoisk.ru

 

Continúo con el género documental. Aprovechando la publicación de los nominados a los Goya vamos a hablar de cine español. Este año es considerado por gran parte del público como un gran año, debido a películas que han roto todas las expectativas de taquilla y a la calidad de algunas propuestas respaldadas por la crítica, el público y los premios. Aunque los problemas de la “industria” cinematográfica española siguen ahí, nuevas legislaciones, prohibición de páginas webs de descargas, la distribución (¡ay, la distribución!), el debate sobre las subvenciones, etc. Pero la sensación general es de que en el año 2014 el cine español ha renacido de sus cenizas, aunque cabría preguntarse si alguna vez ha estado muerto o si es que cada año tratamos de darle muerte para resucitarlo al siguiente. La memoria cinematográfica sirve también para recordar que en el cine español siempre ha habido películas de calidad, cineastas preocupados por la industria, por el arte, más allá de hacer taquilla, por lanzar miradas sobre la realidad del mundo y que no todo el cine español son “españoladas”. Pero como cuenta un monólogo de una de las películas que ha salvado el cine español (de nuevo) este año: “somos un país en eterno conflicto”.

Con estos dos documentales que recomiendo se demuestra (creo) que en el cine español siempre ha habido cineastas comprometidos y con el entusiasmo de contar la realidad a través de su cámara.

Queridísimos verdugos (Basilio Martín Patino, 1977)

Sinopsis: De la mano de los tres verdugos -“ejecutores de setencias”- existentes en la España de los primeros años setenta, se explora una zona particularmente oscura de la Dictadura. Más allá del alegato contra la pena capital, la película indaga en la historia personal de los tres protagonistas y sus maneras de entender el oficio que desempeñan, de los ajusticiados por ellos en el garrote vil y de sus virtudes, de los crímenes que se castigan, de lo que piensan los expertos. Un retrato atroz de la sociedad en que se desenvuelven. Una reflexión implacable sobre el poder.
Lo mejor: La crudeza de los testimonios y el análisis desde la observación silenciosa de Martín Patino dejándonos espacio para la reflexión. Los verdugos retratados como personas sencillas, funcionarios del Estado que acatan órdenes y las cumplen, sin sensacionalismos.
Lo peor: si tu sensibilidad sufre con el telediario quizás se te revuelva el estómago con los comentarios de los verdugos. De todas formas, el malestar y el shock tras su visionado es casi inevitable.

Numax presenta… (Joaquim Jordá, 1980)

Sinopsis: En el año 1979, Joaquín Jordá filmó “Numax Presenta…”, un documental que describe la experiencia de autogestión que llevan a acabo los trabajadores de la fábrica de electrodomésticos Numax, como respuesta al intento de cierre irregular por parte de los propietarios.

Lo mejor: Con el escaso dinero con el que contaban los trabajadores financiaron el documental dando voz a su situación, ejemplo de lucha, de compromiso y dignidad en el plano social. En lo cinematográfico cabe destacar la interesante dramatización mediante “tableaux vivants” de las conversaciones de la patronal.

Lo peor: un documental muy marcado por su contexto, si no te interesa el movimiento obrero durante la transición española puede inducirte a un profundo sueño.

  • Jordi Vilàs

    No he visto ninguna de las dos recomendaciones, y la primera me interesa cosa mala. La segunda tiene un poco de pinta de tostonaco, pa’ qué negarlo…

    • Pedro Carracedo

      Te digo lo mismo que a Loula. De todas formas me reservo para la próxima otro par de documentales, uno de ellos, siguiendo la estela de Numax presenta…, es más apto para todos los públicos. Te dejo con la intriga que sé que te gusta.

  • loula2

    Dos propuestas poco habituales, si señor!!
    De la primera he oído hablar más que bien, pero todavía la tengo pendiente.
    Y la segunda es un caso curioso, que tampoco he visto, pero creo que está, como bien dices, orientada a un público más comprometido….

    • Pedro Carracedo

      A ver, es un documental muy concreto, pero tampoco hay que ser militante del PCPE xD si vas en ese sentido… Es un caso curioso durante la transición y se puede hacer un ejercicio de microhistoria bastante interesante, así que todo interesado en esa etapa de España le puede atraer.

      Queridísimos verdugos tienes que verla ya! A mí me impresionó muchísimo una tarde de agosto en la que no aspiraba a más que verme otra película para el trabajo que estaba haciendo. Pero no, pasó a ser de mis películas españolas favoritas.

  • Pingback: Recomendaciones de la estantería del fondo: ‘Función de noche’ y ‘Después de…’ | El Club de los Cinefagos Muertos()