Recomendaciones de la estantería del fondo: ‘Millennium actress’ y ‘Mind game’

Para finalizar la semana os proponemos un par animes. En primer lugar Millennium actress (2001), uno de los largometrajes del desaparecido Satoshi Kon, y Mind game (2004)  del menos conocido Masaaki Yuasa. Dos filmes que juegan con las posibilidades que ofrece la animación, la apertura a lo metacinematográfico y a jugar con los ejes de la ficción-realidad.

Millennium actress (Satoshi Kon, 2001)

Sinopsis: Hace treinta años, Chiyoko Fujiwara fue la estrella más importante del cine japonés, pero, de repente, desapareció. Uno de sus mayores admiradores, el realizador de documentales Genya Tachibana, viaja hasta el apartado refugio de montaña en el que vive para entrevistarla. Una vez allí, entrega a su ídolo de juventud una vieja llave que encontró entre los restos de su antiguo estudio. Como si la llave hubiera abierto las puertas de su memoria, Chiyoko comienza a recordar la historia de su vida. De esta forma, viaja desde el remoto pasado hasta el distante futuro a través de mil años, traspasando la frontera que separa la realidad de las películas que han formado gran parte de su vida. (FILMAFFINITY)

¿Por qué verla?: Acostumbrados al cruce de mundos extrasensoriales del cine de Satoshi Kon, en esta película es el cine el que toma el lugar de los sueños y la locura de otras de sus obras. El cine como vector realidad-ficción, la vida real de Chiyoko es indescifrable en el sinfín de películas que protagoniza y a su vez nos relata su historia, la búsqueda de un amor platónico, de vivir con un objetivo fijo donde el cine se transforma en el medio y forma de alcanzarlo.

 

Mind game (Masaaki Yuasa, 2004)

Sinopsis: El film narra la historia de Nishi, quien conoce en un tren a Myon, la mujer de sus sueños. Myon y su hermana invitan a Nishi a su restaurante, donde encontrará la muerte cortesía de unos asesinos que venían a cobrar las deudas de Myon. Cuando Nishi muere y va al cielo, desafía el poder de los dioses y decide regresar a la Tierra. Al volver es devorado por una ballena y será en su interior donde Nishi conocerá a un hombre que lleva ahí más de 30 años. (Filmaffinity)

¿Por qué verla?: si con la sinopsis no has tenido suficiente (debería) ahí va. Es una locura visual y narrativa. La utilización de múltiples técnicas de animación (infografía poligonal, stop-motion, imagen real manipulada, MEMES, etc.) incide en cómo la forma se desenvuelve como motor de un relato esquizofrénico, donde el amor, el sexo y la amistad se dan la mano para comprimir y descomprimir el tiempo a su antojo, para girarlo y retorcerlo con un único fin: que la historia no acabe nunca.