Recomendaciones de la estantería del fondo: “Convicto (Starred up)” y ” ’71 “

convicto 71

Jack O’Connell. Actor inglés. Veinticinco años. Atención a este chico porque es un diamante en bruto. Debutó actuando en 2005 en la televisión, tardando sólo un año en hacer lo propio con el largometraje, con This is England (Shane Meadows). Tras esto, O’Connell ya tenía claro que no podía dejar la interpretación, trabajando en cortometrajes y proyectos televisivos, tanto en películas para este medio como en series, apareciendo en 2008 también en aquella estupenda película de terror survival que era Eden Lake (James Watkins).

El caso es que así siguió hasta que en 2013 llega una de las películas que hoy recomiendo, mientras que un año después llega la otra, la que definitivamente logró que muchos ojos se pusieran sobre él y sus grandes interpretaciones… Ya hemos podido verle en películas con nombres muy conocidos como Invencible (Angelina Jolie, 2014) o 300, el origen de un imperio (Noam Murro, 2014), y próximamente en Money Monster (Jodie Foster, 2016)… En fin, hoy recomiendo dos películas con muchas virtudes, pero entre las que destacan sobremanera las formas de este actor, de las que, como vemos, Hollywood ya ha tomado nota buena nota…

Convicto (Starred up) -David Mackenzie, 2013-

Un joven conflictivo, muy conflictivo, es trasladado a una prisión para adultos (lo que en jerga inglesa se conoce como “starred up”), donde además se encuentra su padre desde hace muchos años. El protagonista será incluido en un grupo de terapia para intentar controlar sus violentos arrebatos, cosa que será muy difícil de conseguir, teniendo en cuenta que el mundo en el que vive ahora (y en el que ha vivido) no le pondrá demasiadas facilidades.

Lo mejor: Por supuesto, Jack O’Connell. Los actores que le rodean, entre los que cabe destacar a Ben Mendelsohn, actor que probablemente hayas visto en más películas de las que crees y no lo sabías (en diciembre, además, llega la gran superproducción que es Rogue One: a Star Was story -Gareth Edwards-, con un personaje que, esperemos, dará mucho que hablar). El ambiente carcelario está perfectamente plasmado, haciendo que esta película se convierta en una de las que mejor retrata esa vida. La violencia de todos los personajes, cruda y dura, que hiela la sangre en cada escena donde se palpa cada golpe, cada cuchillada, cada palabra…

Lo peor: Poder llegar a pensar que no deja de ser “una película más” sobre cárceles. Que su director, David Mackenzie, no sea más conocido (aprovecho para recomendar también otra película suya: Perfect Sense, de 2011)

’71 -Yann Demange, 2014-

Un grupo de soldados británicos llega a Belfast para indicar, de buenas, que están allí para ayudar y proteger a los ciudadanos, quienes se encuentran en plena guerra debido a las “diferencias” (llamémoslo así) entre católicos y protestantes. Todo se complica con los parroquianos, que no quieren ver a ningún británico por allí, y uno de los jóvenes soldados termina quedándose solo, no quedándole otra posibilidad más que escapar para sobrevivir en un lugar donde absolutamente nadie quiere que esté. Todos irán detrás de él. Todo ocurrirá en veinticuatro horas. Estamos en 1971.

Lo mejor: Por supuesto, Jack O’Connell. Estamos ante un thriller excelente, teniendo en vilo al espectador en todo momento ante la huida del protagonista, pendientes de su supervivencia. Además, la película no muestra ni buenos ni malos, más bien deja prácticamente clara una cosa: todo es un sinsentido, todos son malos. La ambientación es espectacular: Belfast es un polvorín, autobuses y coches quemados, broncas entre católicos y protestantes, cócteles molotov…

Lo peor: Que alguien pueda pensar que la historia se posiciona en alguno de los bandos o del ejército británico. Si esto sucede, creo que quien lo haga no ha visto la película completa. La iluminación en algunos casos, básicamente en esas zonas oscuras y nocturnas, quizá no sea demasiado buena, queriendo dar un toque demasiado realista en todo momento (y lo consigue, por cierto)

  • Rafa Almena

    Es muy difícil de hacer de hijo de puta con todas las letras bien y resultar creíble, y con 18 años Jack O’Connell lo bordaba en Eden Lake, peliculón que mencionas. Muchas ganas a Starred Up.

    • Kaabee

      Sí, los chavales, entre los que estaba O’Connell, estaban fantásticos. Acojonantes, en el sentido amplio de la palabra.

      Si te gustan las interpretaciones potentes y los dramas carcelarios, sin duda “Starred up” te gustará. Entiendo que ’71 entonces sí la has visto 🙂

      Este chico puede llegar muy lejos. Ojalá no se meta en superproducciones vacías y siga ofreciéndonos estos papelones.

      ¡Saludetes, Rafa!

      • Rafa Almena

        La de 71 no la he visto porque no me llama mucho la verdad, aunque por los comentarios deduzco que tengo que verla cuanto antes xD

      • Kaabee

        Tampoco hace falta que pierdas el culo por verla, pero vamos, es un thriller muy bueno y potente.

  • PORTALPA

    Starred Up estuve a punto de quitarla, ya que lo que estaba viéndo me pareció muy exagerado, pero pasados los minutos iniciales la cosa mejora y nos llegamos a encontrar con una película carcelaria diferente e interesante.

    ’71 me pareció un potentísimo thriller con una ambientación cojonuda dónde sufres con el personaje. Destacar que nos encontramos ante una opera prima. La emparento con Bloody Sunday, dónde también tiene alguna persecución algo mareante y confusa.

    Y ponte las pilas, que se está dando la coincidencia que los mejores podcasts están siendo en los que tú no participas.

    Saludetes.

    • Kaabee

      Y además Starred up es un muy buen drama y la relación entre el padre y el hijo se muestra muy bien. Podría decirse que, a su manera y evidentemente sin tener nada en común salvo las relaciones paterno-filiales, es otra “En el nombre del padre”.

      Sobre ’71, coincido al 100% con lo que dices. Iba a comentar en el artículo algo sobre eso mismo de que es una ópera prima, pero se ve que al final se me fue la idea. ¡Gracias por el apunte!

      Tomo nota del consejo sobre los podcast, jeje. De todas formas hay que tener en cuenta que según vamos haciendo más, se va adquiriendo más experiencia y sabemos (saben) cómo manejar todo, tanto en tiempos, temáticas, etc. Pero ná, que yo soy un mindundi! Imagino que mis compis se alegrarán también de saber que te han molado mucho los dos últimos.

      ¡Muchas gracias, amigo Portalpa!

      • PORTALPA

        Se nota la experiencia, a pesar de que los últimos sean los más extensos se hacen más amenos.

        Saludos grandullón xD

      • Kaabee

        Tranqui, ya volveré para joder los que vengan, jajajaja

  • Gunzalobill

    Pedazo de actor. En Eden Lake ya destacaba mucho. A mí es el actor joven que más me ha llamado la atención en los últimos años. El problema que le veo es que es demasiado británico para encajar en Hollywood.
    Las dos pelis muy buenas.
    De la segunda me acuerdo sobre todo de la brutal escena del pub. Muy recomendable a los que disfruten de las pelis de caza al hombre.
    Y Ben Medelshon otro actorazo. Le he visto en varias pelis, pero todas bastante modernas. La verdad es que si lleva tiempo en esto, no lo recuerdo.

    • PORTALPA

      Yo a Ben Medelshon le descubrí en Mátalos suavemente, antes si le había visto no me quedé con su cara, y desde entonces agradezco su presencia en cualquier película en la que participe.

      Hace no mucho ví una película que se titulaba Mapa del sentimiento humano (Map of the Human Heart), producción del año 1993, en la que gracias a los títulos de crédito descubrí su participación en esta. Una grata sorpresa ha sido el descubrimiento de esta película.

      • Kaabee

        A mí me ocurre algo parecido: no me había quedado con su cara, pero ahora ya, “estudiando” su filmografía, se ve qué pelis tiene. ¡A ver qué tal en Rogue One!

    • Kaabee

      Ojalá no jodan su talento en Hollywood, ojalá. Yo espero grandes cosas de él, estaré muy al tanto.

      La escena del pub es una pasada, brutal, como bien dices. Le deja a uno sin habla, con esa aparente sencillez y que ocurra lo que ocurre… Tremendo.