Recomendaciones de La estantería del fondo: ‘Al servicio de las damas’ y ‘La cena de los acusados’

Vayamos a los años 30 para recomendar dos comedias. La primera, ‘Al servicio de las damas’, tiene también parte romántica; la segunda, ‘La cena de los acusados’, contiene intriga. Ambas consiguieron importantes nominaciones a los Oscar; de hecho, el reparto de ‘Al servicio de las damas’ estuvo nominado en las cuatro categorías de actores y actrices. Finalmente, otro punto común es su protagonista: William Powell.

‘Al servicio de las damas’ (Gregory La Cava, 1936)

Sinopsis: Godfrey, un ingenioso vagabundo, entra a trabajar como mayordomo en una casa de ricos. Una de las hijas se enamorará de él, pero en esa curiosa familia todo son peleas continuas. Así pues, el mayordomo tendrá que sortear situaciones de lo más extravagantes.

Lo mejor: Las situaciones surrealistas que sacan muchas risas. Todos los miembros de la familia protagonista, a cada cual más llamativo. El gran nivel de William Powell, Carole Lombard y todo el reparto. Además, poder ver la marcada diferencia entre la alta sociedad y los desempleados que dejó la Gran Depresión.

Lo peor: Sinceramente, no sé qué poner, es una película maravillosa.

‘La cena de los acusados’ (W.S. Van Dyke, 1934)

Sinopsis: Un famoso detective que está de retiro, ante la insistencia de su mujer, acepta trabajar en un caso de asesinato. Parecía que había un claro sospechoso, pero, cuanto más se investiga, aparecen más posibles culpables.

Lo mejor: Tiene situaciones divertidas, pero tampoco se olvida de la trama detectivesca. William Powell y Myrna Loy forman una pareja con mucha química que repetiría en numerosas entregas. Toda la parte final de la cena es inolvidable.

Lo peor: El nivel del final no está presente durante todo el metraje. Es divertida, pero podría haberlo sido más.