Momentos de cine: ‘El padrino: Parte II’ – “Sé que fuiste tú”

Hasta ayer mismo no sabía qué momento elegir para esta sección, pero me vino a la cabeza mi película favorita, ‘El padrino. Parte II’, la cual está repleta de momentos inolvidables. En un primer momento me decanté por aquella en la que Tom Hagen, el consiglieri de los  Corleone y, Frankie Pentangeli tienen una potente y nostálgica conversación sobre el futuro de la familia y su paralelismo con las legiones romanas. Después, pensé en hacerla sobre aquella en la que los dos hermanos varones vivos de la familia tiene una (otra vez) demoledora charla sobre el papel que ha jugado cada uno en la familia y que les ha llevado a su posición actual: Michael, como jefe de los Corleone; Fredo, como un paria excluido de los asuntos de importancia. Finalmente, coincidiendo que hoy es el Día Internacional del Beso (¿?), aprovecho para rescatar la más icónica y escalofriante de la película.

Nochevieja en Cuba. Ya son las doce de la noche y es año nuevo, la gente comienza a besarse como muestra de celebración y Michael busca con la mirada a su hermano. Justo unas pocas horas antes acaba de enterarse de que Fredo es el traidor que permitió el atentado en la casa del Lago Tahoe que casi le cuesta la vida a él y a su esposa Kay. Michael agarra a Fredo y le planta un beso en los labois, justo para decirle inmediatamente después que ya sabe que fue Fredo el responsable. Éste, aterrado, huye despavorido.

Un momento brutal de una película espectacular, plagada de nostalgia y mucha tristeza. ¿Alguna otra escena cumbre que rescataríais de esta saga? ¿Algún beso tan memorable y con tan poco amor?

  • loula2

    Toda la saga de El padrino está llena de momentazos: desde la cabeza de caballo, hasta el ataque en la ópera, pasando por el tiroteo en el restaurante italiano, la escena del coche en Sicilia….
    La que destacas es una escena impactante y muy bien resuelta, con dos actores geniales bajo la dirección de un director excepcional.

    Mi beso favorito (con amor): el del cementerio de El hombre tranquilo
    Sin amor: no se me ocurre ninguno mejor que el que destacas, porque creo que tiene una mezcla de amor/odio difícil de explicar.