L3.0 – La soledad de un robot

L3.0 - La soledad de un robot-Andreak.jpg

L3.0 tiene todo el diseño como para ser considerado la máxima ternura en robot. Pero poco le sirve esto si su vida es triste y solitaria. Habitualmente lo oculta, imaginando que algún juguete puede ser una real compañía. Y, así como alguna vez los humanos liberaron botellas al mar, L3.0 invita a quien quiera jugar con él mediante avioncitos de papel.

Alguna vez los humanos… porque parecieran no existir más. Los aviones sobrevuelan un París desierto, en donde también se hace difícil encontrar otras formas de vida. Y ahí está L3.0. Quien espera. Y sufre.

¿Quieres ser su amigo? Veamos lo que te ofrece este robot a cambio de tu preciada amistad.

Autores: alumnos de ISART digital

  • Loula2

    Me ha encantado!!
    Tiene toda la mirada de Wall-E, más ese toque Amelie, banda sonora de tiovivo parisino, luz de apocalipsis y un final entre poético e inquietante, con papiroflexia incluida….tiene tantos detalles que me gustan que no he podido dejar de verlo por segunda vez.
    Estupendo para empezar el dia!!

    Gracias, Andrea, por el regalo!! 🙂

    • Andrea K.

      De nada, Loula2. Me alegro mucho que te haya gustado. Lo has sintetizado perfectamente 🙂