Escenas de cine – El cómic

Escenas de cine El cómic - Miguel García Boyano

Después de un periodo de peregrinaje por las distintas secciones del blog, vuelvo con más ganas y para quedarme por unas cuantas semanas a mis amadas “Escenas de cine”.

Mencionar la palabra cómic en un texto de cine implica casi invariablemente hablar de historias de superhéroes, de épica, de aventuras… Lógico. El público al que han ido dirigidos históricamente los tebeos han sido los niños. Sin embargo, aunque a día de hoy la mayoría de cómics sigan tratando estos temas, la edad de sus lectores no ha hecho más que aumentar. Es posible, en cualquier caso, que este sea el motivo de la creciente existencia de cómics cuya temática se aleja de aquella otra y que, en cambio, son igualmente adaptables a la gran pantalla.

– “La vie d’Adèle” de Abdellatif Kechice vs. “Le bleu est une couleur chaude” de Julie Maroh

Escenas de cine El cómic - Miguel García Boyano-2Escenas de cine El cómic - Miguel García Boyano-3Escenas de cine El cómic - Miguel García Boyano-4Escenas de cine El cómic - Miguel García BoyanoEscenas de cine El cómic - Miguel García Boyano-5

Siempre había sentido curiosidad por esta escena, la del primer encuentro entre las dos protagonistas, Adèle (Adèle Exarchopoulos) –Clémentine en el cómic– y Emma (Léa Seydoux). Breve y aparentemente sencilla, no entendía cómo había podido ser una de las que más tomas y esfuerzo había requerido a sus creadores.

En la película, este encuentro viene precedido por una discusión literaria que versa sobre el amor a primera vista y el destino. Atendiendo a las declaraciones de Abdellatif Kechiche acerca de esta escena, definir la predestinación era precisamente su objetivo. Sin embargo, mi forma de entender la misma es distinta.

El cómic está narrado retrospectivamente, a través del diario de Clémentine, que es leído por Emma, a diferencia de la película, que sigue el presente. Este encuentro cobra significado sólo a posteriori, cuando acaben por enamorarse. Nerviosa por su cita con Thomas (Jérémie Laheurte), la atención que Clémentine presta a Emma no es mucha –los cuadros de texto ni siquiera la mencionan– y, en cambio, Kechiche y Julie Maroh otorgan gran importancia a este instante. El porqué no es obrado sino por ese inconsciente mecanismo de la mente que graba a fuego –e incluso rellena– los detalles de aquellos momentos que tienen en nosotros gran repercusión emocional. ¡Cuán bello puede llegar a ser el lenguaje cinematográfico! Soterrada en el presente, la mágica y sorprendida mirada de Adèle viaja en realidad desde el futuro para que nos fijemos con atención en cada uno de los momentos que marcaron su relación con Emma.

Otra diferencia que podemos apreciar entre las viñetas y los fotogramas es que en dos de ellos (el cuarto y el último) queda sustituida la difuminada silueta de Emma por la mirada de Adèle en dirección a ésta. El llamativo efecto del azul del pelo de Emma, el único color que escapa al blanco y negro que caracteriza el diseño del cómic, llama la atención del lector sobre la importancia de lo que o bien se avecina –antes del encuentro–, o bien la de lo que acabamos de presenciar, de lo que se aleja –después–. En definitiva, señala la trascendencia del personaje de Emma. Las diferencias técnicas entre el cómic y el filme –el color azul no resaltaría en la misma medida– llevan a Kechiche en estos dos instantes a enfocar su cámara sobre Adèle, que, frunciendo el ceño primero y girando su cabeza después, consigue ese mismo efecto.

No es casualidad que el paso de cebra y la novia de Emma estén presentes en ambos formatos. Ambos elementos posicionan sobre el plano dos vectores obligados a encontrarse brevemente para, más tarde, quizá no volverlo a hacer jamás. Las cabezas de ambas se giran, su corazón parece querer impulsarles a darse la vuelta, pero superado por las leyes de la física acaba por ceder y llega la separación. ¿No es en definitiva un preludio de lo que vamos a asistir más tarde?

– “Ghost World” de Terry Zwigoff vs. “Ghost World” de Daniel Clowes

Escenas de cine El cómic - Miguel García Boyano-6Escenas de cine El cómic - Miguel García Boyano-7

“Ghost World” acaba de empezar. Enid (Thora Birch) y su mundo fantasmal nos son aún desconocidos. En esta escena aparece por primera vez el cuaderno en el cual gusta de reflejar los personajes que, para bien o para mal, colorean su vida. Teniendo en cuenta que su personaje procede de un cómic –cuyo autor, Daniel Clowes, coescribiría junto al director el guión de esta película–, es lógico pensar que sobre él se ha derrochado algo más que imaginación. Los dibujos de Enid son, en definitiva, los del propio Daniel Clowes y por eso cobran vida ante nuestros ojos. Y en tanto en cuanto con ellos nos traslada su personalísima visión de la realidad, su cuaderno acaba convirtiéndose en un perfecto manifiesto del significado trascendente del arte, como también lo hacen esta película y el cómic en que se inspira.

Las víctimas de su crítica son de lo más variopinto. En muchas ocasiones, su cinismo parece evidenciar un importante desencanto por la vida. En este ejemplo, su retrato es totalmente superficial –como lo va a ser el de Seymour (Steve Buscemi) en un principio–, engañando de este modo al espectador, que no puede más que empezar a creer en la falta de sensibilidad de su protagonista. La fórmula se invertirá poco a poco, sacrificando sus divertidos juicios –que compensan su total falta de escrúpulos a la hora de decir lo que piensa– por la ternura que irá mostrando hacia los personajes más marginales de “Ghost World”. Lo bizarro de los mismos será, sin duda alguna, otra importante razón para mantener la atención del espectador, deseoso de descubrir esa otra cara de Enid.

Escenas de cine El cómic - Miguel García Boyano-8

Al igual que ocurría en la de “La vie d’Adèle”, en el cómic la escena está narrada retrospectivamente y, en cambio, en la gran pantalla se desarrolla en el presente. Ello puede obedecer a que en el cine es más difícil alcanzar el verismo y el impacto deseado cuando las historias llegan al espectador a través de una voz en off cuyo tono –por norma tranquilo– puede contrastar radicalmente con las emociones de la trama, un problema inexistente en la novela gráfica.

Como bien ha podido apreciar el lector, en el filme, al contrario que en la obra original, Rebecca (Scarlett Johansson) sí está presente en la cafetería en la que Enid se encuentra por primera vez con los “satánicos”. Pese a que el escenario ha cambiado, la interacción entre las jóvenes se mantiene. Enid mira y habla de frente al espectador, expresándole su sorpresa ante el mundo que le rodea, mientras que su amiga se mantiene más distante y su interés por la pareja de “satánicos” es tan solo parcial. Cuando Rebecca comenta que han de empezar a buscar un piso –en la película– o bien cuando se interesa por lo que la televisión dice –en el cómic–, sentimos una especie de rechazo hacia su personaje, saliendo así ganadora del lance Enid, cuyo interés por motivos ajenos a lo común –o más bien a lo mediocre– capta por completo la atención del espectador.

Sólo con esta escena –y sin siquiera prestar atención alguna al físico de cada cual– se pueden evidenciar las diferencias existentes entre las personalidades de Rebecca y de Enid. Aunque las excentricidades de la segunda son toleradas por su fiel compañera, como decíamos, su respuesta a la pareja de “satánicos” no es ni mucho menos tan entusiasta; del mismo modo, el interés de Enid por buscar piso es casi nulo. Y es que si Rebecca persigue la teórica “madurez” exigida a una joven mayor de edad, Enid no hace sino esforzarse por escapar de esa doctrina fantasmal, adentrándose más y más en un mundo lleno de bizarros, alejándose sus puntos en común más y más conforme avanza el verano.

Si quieres leer la crítica recientemente publicada de “Ghost World”, haz clic en el link.

  • http://hugorojoartwork.tumblr.com/ Hugo RoJo

    CO-JO-NU-DO. Aunque el primer párrafo tiene un par de lugares comunes que me hacian presagiar lo peor, el resto del artículo me parece brutal. Los nuevos habeis entrado pisando fuerte, me alegro.

    Sobre Ghost World tengo que decir que me parece bien y ya. Ni el cómic es lo mejor del autor ni la adaptación es la mejor que se podia hacer. Pero claro, con Thora Birch, la Johansson y Buscemi es imposible no disfutar de la peli.

    De la otra poco que decir, no la he visto. Eso si, El azul es un color calido me parece un peazo comic cuya narracion se me antoja dificil de trasladar al lenguaje cinematografico. Tengo que ver la peli de una vez a ver si es tan buena como dicen.

    • Kaabee

      jo pues aquí un servidor leyó u oyó en algún sitio que “El azul…” es bastante flojeras. Pero oye, a saber quién lo dijo y a saber qué gustos tiene, que de eso hay mucho! (gustos, digo)

      • http://hugorojoartwork.tumblr.com/ Hugo RoJo

        Hombre, ganó el gran premio de Angouleme de 2011. Eso suele ser garantia de una gran obra. Más alla de eso, la forma de narrar y la utilizacion del color de ese cómic es muy buena, otra cosa es que la tematica o el estilo de dibujo no guste a todo el mundo…

        Por cierto, creo que la autora no quedó muy contenta con a adaptación, aunqe eso suele pasar. Si no que le pregunten a Alan Moore…

      • Kaabee

        Sí, supongo que va implícito con (casi) cada adaptación de libro/cómic/cuadro (ein?) al cine, que no guste al origen…

        Lo de Angolueme, bueno, es como si dijéramos que Argo también es una joya por haber ganado el Oscar. jajajaja es broma es broma, no te me enfades 😉 Argo es una peli correcta y poco más, pero bueno de eso no estamos hablando… Cuando he echado algún ojo por encima al cómic, no me ha llamado mucho la atención, quizá por lo que dices del tipo de dibujo, pero no sé… De todas formas como bien dices, claramente algo tendrá, al tener el prestigio que tiene. Algún siglo de estos igual cae en mis manos, a saber!

      • http://hugorojoartwork.tumblr.com/ Hugo RoJo

        Uhhh, lo que ha dicho!!!

        Soy el primero que desconfia de ciertos premios (sobretodo de Los Oscars) pero el jurado de Angouleme suele tener muy buen criterio, no recuerdo un solo premio en los ultimos años que fuera inmerecido. Luego ya entran cuestiones de gustos personales y ante eso nada que decir.

        A mi Argo me encanta porque esta basada en un proyecto real en el que participó uno de los más grandes dibujantes de la historia, Jack “The King” Kirby, que fue el dibujante de todo el concept art de la película falsa original. Lo demás bien, tampoco revoluciona nada.

      • Miguel

        Sin ser yo un gran aficionado al cómic, “Le bleu est une couleur chaude” logró emocionarme. Lo recomiendo.
        “Ghost World” tira más hacia lo intelectual, olvidándose quizá de esa otra vertiente emocional, pudiendo por ello resultar menos atractivo.

      • Zarco

        A mí me pareció un buen comic, sin más. Con una temática muy emocional y una manera de narrar la historia basándose en los colores que le da un toque diferencial, a pesar de esto es un cómic olvidable en el sentido de que lo leí hace un año y apenas puedo recordar nada. Ese tipo de finales hace tiempo que no me impactan ya…

  • PORTALPA

    Menudo curro Miguél que te estás pegando en cada posts, además de ser originales y aportar otros puntos de vistas. Respecto a La vida de Ádele, al igual que el cómic, el color también tenía su protagonismo en la película, le tengo muchas ganas al cómic desde que ví la película.

    Saludos.

    • Miguel

      Efectivamente, en la película se juega con el color también. El color del pelo de Emma exterioriza su carácter. Es parecido a “Blue valentine”, donde se nos presentan una etapa rosa y una azul.

      Y gracias. El jefe ya me ha duplicado unas cuantas el sueldo desde mi llegada.

      • Kaabee

        oye y en el cómic, la escena de amor (qué narices, de puro sexo) entre ambas, ¿también es tan así? ¿y cuántas páginas es? porque en la peli son como algo más de 10 minutos si no recuerdo mal

      • Miguel

        La autora quedó especialmente descontenta con esta parte. Desde mi punto de vista, es igual de explícita y se le da una importancia equivalente en cuanto a extensión. Más en el próximo post.

      • Kaabee

        Yo con ese trozo estoy muy contento, la verdad 😉

  • Merchán Attheend Ofthebar

    Oye, buenísimo este post, me gusta que pongáis cosas originales como esta.

  • Pingback: Escenas de cine – El desnudo | El Club de los Cinefagos Muertos()