Escenas de cine – ‘Boyhood’: 12 años en 12 escenas (11)

Año 12×1.- La última palabra

Escenas de cine – ‘Boyhood’ 12 años en 12 escenas-30

Si de la pluma de Richard Linklater nunca hubiera salido la escena que tenemos reservada para este duodécimo año, probablemente el Óscar a mejor actriz de reparto de la última edición habría ido a parar a otras manos. La interpretación de Patricia Arquette para esta cinta es más que sobresaliente, pero no lo es menos la ofrecida por Ethan Hawke, para quien, sin embargo, los halagos no fueron tan numerosos. Quizá la sombra de la trilogía del “Antes de…” jugó en su contra, quizá la menor carga dramática de su personaje le penalizó o, tal vez, lo hizo que Patricia tuviera la última palabra –¡y qué palabra!–; sea como fuere, Olivia acabó capitalizando la empatía y el favor del público más adulto de “Boyhood” y su intérprete, conquistando la preciada estatuilla.

Escenas de cine – ‘Boyhood’ 12 años en 12 escenas-31

Una simple foto… O, bueno, puede que no tan simple. Porque, más que una foto, es una primera vez, es el nacimiento de un yo, es una identidad, es un pasado y un hogar. Y dejarlo atrás es ley, pero huir, una equivocación. Las raíces, esos hilos conductores que a uno le impiden equivocarse más de la cuenta, es a lo que, irremediablemente, se va a ir reduciendo la relación entre Mason y su madre.

En Mason sólo hay futuro. Normal, son dieciocho años. Para su madre, no hay futuro, su lucha ha terminado, sus retos son ya pasto del pasado. Un pasado del que Mason ni siquiera es consciente y, si lo es, en el que no se reconoce. He aquí el conflicto, el mismo que la película y la obra de Linklater tanto nos han machacado: el implacable paso del tiempo.

Sentada en la esquina de una fría habitación, agotada, sola, Olivia no sólo ve marchar el último resquicio de su vida –o eso piensa ella–, sino la renuncia de éste a su presente, a lo que, para ella, es ya un dulce pasado. La herida le atraviesa el corazón, pero la culpa no es de Mason. La culpa es del maldito tiempo. Ninguna otra palabra suena tan bien y encierra tanto dolor.

El tiempo.

Doce años. Valorémoslo.

Escenas de cine – ‘Boyhood’ 12 años en 12 escenas-33