‘Battling Boy’, la epopeya adolescente de Paul Pope

Portada de la edición española.

En una reseña que leí de este cómic, hace ya algún tiempo, el autor del post comentaba una anécdota sobre la edición del mismo que resulta bastante reveladora sobre el estado de la industria del cómic estadounidense. Paul Pope (‘Batman: Año 100’, ‘Heavy Liquid’) se dirigió a la editorial DC para convencerlos de resucitar la serie ‘Kamandi, un clásico creado en su día por el gran Jack “The king” Kirby, con la intención de enfocarla a un público juvenil. La editorial rechazó la propuesta alegando que su público objetivo eran varones con un rango de edad más cercano a los cincuenta años. Que una de las dos grandes editoriales de superhéroes (Marvel y DC) haya renunciado a incorporar a las nuevas generaciones al disfrute de la lectura de cómics resulta preocupante, cuanto menos.

Poco queda en ‘Battling Boy’ de ese proyecto, pero la vocación de aventura para todos los públicos sigue intacta. La historia no es nada que no hayamos visto antes, la ciudad de Arcópolis se ve asediada por ataques de unos monstruos que, entre otras cosas, se dedican a raptar niños, la cuidad esta siendo defendida por el héroe local (Haggard West) con ayuda de su hija (Aurora West), hasta que cae víctima de una emboscada. Es entonces cuando entra en escena el ‘Chico Batallador’, un niño dios que llega a la tierra enviado por su estricto padre para cumplir con su rito de iniciación, que consistirá en acabar con los monstruos que aterrorizan Arcópolis.

Elementos reciclados de mil historias, pero conjugado todo con una frescura y sensación de nuevo que es muy agradable. Pope reinventa el mito superheroico, con un anclaje claro en los cómics clásicos de Kirby pero tomando prestados muchos elementos de las sagas juveniles que tanto éxito están teniendo en los últimos años, desde ‘Harry Potter’ hasta ‘Ben 10‘, pasando por las sagas con futuros distópicos tan de moda ahora mismo en el cine. Lo sobrenatural y la fantasía se mezclan con lo tecnológico y lo urbano, en un reflejo de la tierra totalmente reconocible pero irreal, donde los monstruos dan miedo y son capaces de asesinar pero los buenos distan mucho de ser perfectos, algo más que simples arquetipos. Todo eso sin caer en una excesiva gravedad o trascendencia, muy consciente del público al que va dirigido y de sus pretensiones. Valga como ejemplo el elemento de las camisetas con tótems de animales, que son las que le dan sus poderes al protagonista, además de ser espectaculares mueven la historia y no son una mera excusa para hacer diseños molones o vender merchansising.

Atentos también al personaje de Aurora West, Pope siempre ha tenido habilidad para los carácteres femeninos pero en esta ocasión llega más lejos, dotandola de una personalidad más interesante que la del propio protagonista, hasta el punto que ya esta preparando un cómic dedicado exclusivamente a ella. Por cierto, el cómic lo está dibujando uno de los referentes actuales del cómic español, David Rubín, autor de ‘El héroe’ (que tiene varios elementos en común con el cómic de Pope), ‘La tetería del oso malayo’ o ‘Beowulf’, entre otros…

Página del spin-off dibujado por David Rubín, 'The rise of Aurora West'.

Página del spin-off dibujado por David Rubín, ‘The rise of Aurora West’.

A nivel gráfico el cómic es espectacular, la pincelada enérgica y sucia de Pope se combina con grandes espacios vacíos que dejan respirar la página y no dan descanso al lector sin llegar a saturarlo de información. Las escenas de acción son ejemplares, Pope no tiene ningún miedo a dedicar todas las paginas necesarias a las peleas (una de ellas supera las veinte paginas) para dotarlas de emoción , con una narrativa heredada del manga pero que en ningún momento da la sensación (tan presente en muchos mangas) de que la trama no avanza. El diseño de los monstruos y personajes no se queda atrás, resultando espectaculares y carismáticos a partes iguales. La ambientación también esta muy bien conseguida, tanto el hogar de los dioses como la cuidad tienen esa combinación de lo nuevo con lo clásico que tan bien le sienta. No quiero dejar de mencionar el trabajo de la colorista que, con un uso muy inteligente de colores planos y algún que otro degradado, cede protagonismo al trabajo de tinta ayudando a no saturar la página. La elección de la paleta cromática es arriesgada pero funciona bastante bien.battlingboy3-hugorojo

También es en el aspecto gráfico donde puedo plantear los únicos “peros”. El cómic, tanto en su edición original americana como en la española, se ha publicado en un formato pequeño, a semejanza de los tomos manga. Ya sea porque la idea original era publicarlo en formato más grande o porque Pope no esta acostumbrado a este tamaño de reproducción, algunas páginas resultan demasiado densas, sobretodo las que llevan mucho diálogo. No es un problema grave ni muy presente, pero le da un aire un tanto irregular comparandolas con la maestría narrativa del resto. También es verdad que, a día de hoy, la mayoría de niños empiezan a leer cómic a través del manga, con estilos de dibujo muy estilizados y limpios, lo que contrasta con la suciedad y la personalidad que impregna el estilo de Pope. No es un hándicap en si mismo pero es algo que, creo, puede dificultar el acercamiento por parte de los más jóvenes. En ese sentido parece que el autor tiene más confianza en las nuevas generaciones que yo…

battlingboy4-hugorojo

Con sus pequeños defectos (minúsculos, diría yo…), ‘Battling Boy’ demuestra perfectamente como se puede ser comercial sin dejar de hacer una obra de autor, consagrando a Paul Pope como uno de los mayores y más influyentes talentos actuales del cómic americano. El autor pone los cimientos de un universo que hará las delicias de jóvenes y de cualquiera que disfrute de una buena historia de aventuras, conectándonos con esa capacidad de maravillarnos y sorprendernos que los años nos van quitando, y dejándonos expectantes por saber como continuará la historia. En cierta manera envidio a los que hoy tengan doce años y se acerquen a este cómic, si tenéis familiares o amigos en esas edades y no sabéis que regalarles, hacedles un favor, compradles ‘Battling Boy’.

Por cierto, existen rumores sobre una posible adaptación cinematográfica del cómic. Miedo me da, pero es un buen material que podría dar mucho de si, bien llevado.

BATTLING BOY (Paul Pope)
208 páginas. Color. 15 x 21 cm. 14,95 €
Ed. DeBolsillo, 2014.

  • http://espectaculodevariedades.wordpress.com perradesatan

    No soy nada fan de los cómics, es un mundo que desconozco por completo, pero me encanta tu post y me encanta todo y ojalá algún día podamos colaborar juntos en algún blog o algo así.

    • Hugo RoJo

      XD
      Sabia que me la devolverias, gracias por desvirgar el post.

  • http://@ZarcoJL Jose Luis Zarco

    Muy buena reseña Hugo. Este mundillo lo tengo un poco abandonado, pero siempre acabo recurriendo al cómic cuando veo alguna historia interesante y has logrado llamar mi atención. Voy a buscarlo (en internet) y a empezar a leerlo a ver si me engancha. Gracias y un abrazo!

    • Hugo RoJo

      Gracias las que tu tienes.

      Pruebalo, no te arrepentiras. A mi el formato digital no me acaba de ir para los comics, pero alguno que otro cae en ese formato. Eso si, como el papel de toda la vida no hay nada…

      • Loula2

        Totalmente de acuerdo: los comics mejor en papel!! Además de leerlos, hay que tocarlos y olerlos (igual que los libros, me encanta el olor de los cómics nuevos)