‘Una Historia China de Fantasmas’ (Siu-Tung Ching, 1987) – La fábula que todos deberíamos haber visto

Yifei-Liu-in-A-Chinese-Ghost-Story-2011-Movie-Image

FANTASÍA A PRUEBA DE INCRÉDULOS.

Siempre he creído que en el cine hay películas para niños, películas para adultos, y películas para que los adultos vuelvan a ser niños. Esta película pertenece al tercer grupo. Y no encuentro otra forma de catalogar esta película porque es tan difícil encajarla en base a un género, que si dijera que es una película de aventuras estaría traicionando en gran parte su esencia, porque no sería la misma película sin su característico humor, erotismo, kung-fu y fantasía. El único símil cinematográfico capaz de hacerle mínimamente justicia sería la también genuina “Golpe en la pequeña China” (John Carpenter, 1986), que ya comentó mi compañero Jordi, solo que en una versión asombrosamente más libérrima.

Si esta película se merece un lugar en esta sección es precisamente por una incondicional libertad creativa por el que muy muy pocas películas tienen el valor de apostar. “Una Historia China de Fantasmas” (Siu-Tung Ching, 1987) nos narra las peripecias de Ning Tsai-Shen, un humilde y torpe inspector de hacienda que no pasa más que calamidades. Sin dinero, llega a un pequeño pueblo donde se ve obligado a pasar la noche en el bosque, en una casa encantada donde conocerá a una bellísima mujer, Nieh Hsiao-Tsing, de la que acabará enamorado, y a Yen Che-Hsia, un experto espadachín taoísta. Desafortunadamente, la mujer resultará ser un fantasma, y deberán luchar contra su propia maldición para poder salvar su alma.

historia-china-de-fantasmas-4

“Una historia china de fantasmas” forma parte de una trilogía que muchos recordamos poblando las estanterías de esos recovecos del videoclub con rarezas, normalmente colocada junto a las cintas de terror y/o gore (nada más lejos de la realidad), posiblemente también cerca de otras sagas irreverentes del lejano oriente como la que ya analizaramos en ‘Sex and Zen 3-D’ (Christopher Sun Lap Key, 2011) . Una saga que ejemplifica una de las cimas del cine de Hong Kong de la época, con la herencia de unas coreografías exquisitas y un sentido del ridículo nulo, sabiendo además aglutinar ingredientes como el romance o el terror (muy soft) a priori incompatibles. Como dato anecdótico: se alzó con el premio a mejores efectos especiales en el Festival de Sitges de 1987.

METADONA PARA EL NOSTÁLGICO.

LaUed

¿Y por qué ese regusto tan añejo? Primeramente, porque el tono del humor se mueve en un terreno que a los que crecimos con Dr. Slump o Dragon Ball (y en extensión, a casi todos los animes de la época que me vienen a la cabeza) nos será muy familiar: ese chascarrillo entre erótico y naïf de personajes que saben poco o nada sobre mujeres, de ese tremendo vacío comunicativo que siempre ha existido entre los géneros (y más en determinadas edades). Por otro lado, el romanticismo que destila la película es un compendio de toda esa literatura infantil de amores platónicos, imposibles, con dos personajes destinados a vivír separados por fuerzas que escapan a su deseo – como el destino –, y que podríamos ir conectando cronológicamente hasta “Romeo y Julieta”. Y por último, y tal vez la característica más notoria, es porque crea una mitología en la que no existen límites, no hay reglas, las vamos conociendo conforme creemos haberlas rebasado, fruto de una imaginación infantil en el mejor de los sentidos, enfocada al servicio de un espectáculo que no en pocos momentos se escapa de toda lógica interna. Lo mejor de este tipo de ejercicios, como también vimos en mi predilecta “La Historia de Ricky” (Nam Mai Choi, 1991), es sentir que cualquier cosa puede pasar en cualquier momento y te vuelves a sentir vulnerable ante lo inesperado, como cuando somos niños y disfrutamos del cine por primera vez.

Añadamos a todas esas virtudes un sentido del ritmo sorprendentemente bien construido, unos personajes adorables que crean una empatía directa con el espectador, incapaces de esconder su lado infantil aún cuando juegan a ser mayores, y unos efectos especiales demenciales, desde stop-motion a monstruos de látex, muy inteligentemente utilizados, brillantes para una producción de estas características y que saben devolvernos ese hechizo que rompimos hace tiempo con el CGI. Batallas a lo “Tigre y Dragón” (Zhang Yimou, 2000) pero sin el lirismo a veces petulante de su autor, barbas y patillas más falsas que un duro de cuatro pesetas, monstruos de chichinabo y el característico erotismo de un par de bellezas asiáticas en modo “geisha / femme fatale”.

A-Chinese-Ghost-Story-1

tumblr_mjwwzo8YYR1r21i5xo1_r1_400

Esos gifs loooocos que tanto os gustan…

En el apartado técnico la película no desfallece pues Siu-Tung Ching planifica las escenas de lucha con un sentido de la narración firme, fáciles de entender y sin marear al espectador, así como una asombrosa capacidad para jugar con los ambientes: podemos acabar de presenciar un gratuito y totalmente inverosímil “número musical” para adentrarnos de nuevo en el drama existencial de estos dos amantes imposibles, en buena parte gracias también a la estupenda banda sonora a cargo de Dai Lemin y James Wong, cuyos temas saben trabajar la intimidad y la épica para cada momento, con melodías sencillas (que no simples) que combinan instrumentos tradicionales con sonidos más de la época, una auténtica delicia, ojo porque se pegan. Por último también destacar la exquisita fotografía, con unos tonos azulados y suaves que todavía insuflan más magia en las escenas nocturnas, y las coreografías (hasta cinco diferentes coreógrafos participaron) que minuciosamente trabajan la teatralidad de la película más allá de las escenas de lucha, como el grácil “baile” que tiene lugar en la habitación de Hsiao-Tsing para despistar a su madre y a su hermana, intentando esconder a su huésped humano en la bañera.

“STILL A BETTER LOVE STORY THAN TWILIGHT”.

una-historia-china-de-fantasmas-mash-up-2

Así es, un romance de tintes sobrenaturales. Las características que comparte con cosas como “Crepúsculo” son obvias, pero a diferencia de la tontería de los vampiros de purpurina, la complicidad entre los dos protagonistas es total, o como mínimo, “creíble” que ya es mucha dada el contexto. Gracias a la fragilidad y el erotismo casi etéreo de Joey Wang y la vis cómica del patoso de buen corazón que encarna Leslie Cheung, crean una química perfecta, con la justa dosis de glucosa. Sobre el papel, los personajes se mueven a medio camino entre la parodia y un total respeto por su propia mitología clásica, y en ese sentido me remito a los pasajes un poco más amargos (como el desenlace de esta primera parte, que no es precisamente un final “made in hollywood”) que no hacen sino enfatizar su sentido épico.

De las secuelas hablaremos más adelante, pues, pese a que en algunos aspectos no superen la original, en otros saben dar todavía más rienda suelta a la imaginación y a las posibilidades de unos ingredientes tan dispares. También se realizó un remake en 2011 dedicado a Leslie Cheung (que se suicidó hace 10 años) pero a juzgar por las valoraciones, poco o nada vale la pena acercarse a ella.

En conclusión, un perfecto ejemplo de cine hijo de una época que no nos devolverá ni un solo reboot ni una sola secuela por mucho que nos empeñemos. Un bálsamo de buenas intenciones, incredulidad, y muchísimo amor y valor. Recomendada para él, para ella, pero sobretodo para el que pone cara de duro en la fila de atrás.

A-Chinese-Ghost-Story-3

Caray, ¿me besas o no me besas?

TRÁILER:

  • http://meitnerio.blogspot.com meitnerio

    Una historia china de Fantasmas es muy grande. La vi relativamente pequeño y pasé años intentando descubrir qué era esa película que había visto (y me había gustad).
    No sé hasta que punto merece estar en “mondo bizarro” porque más allá de lo imprevisible que es, no tiene el toque cutre/extraño que sí tienen el resto de películas del especial.
    Para mí, si metes ésta aquí, puedes meter también “Gran golpe en la pequeña China” porque comparten muchas cosas.

    • http://cinefagosmuertos.com/ Eduard Sans

      “Golpe en la pequeña China” adolece, para mi gusto, de mucha huella occidental, no me pareció una película que se alejara tanto de ciertos cánones, si bien es bastante original como ya comento en la crítica, la veo muy lejos de esta película.

      Su ritmo, su lirismo e incluso el humor, es lo que la hacen diferente a casi cualquier cosa que hayamos probado aquí. Eso, añadido a las licencias creativas que se toman para hacer lo que les pasa por el morro, la “cutrez” que destila en ocasiones (como ya comento con las barbas postizas, etc. etc.) la ponen en un limbo cinematográfico bastante incatalogable. Eso es suficiente para mi, no todo lo “único” tiene que ser sangre y tetas :).

      • http://meitnerio.blogspot.com meitnerio

        Fair enough, entiendo tus razones aunque no las acabe de compartir. No negaremos que sí que es inclasificable. 🙂

      • http://cinefagosmuertos.com/ Eduard Sans

        jajaja en realidad mis razones pueden ser más viscerales. Recuerdo cuando hace cosa de tres o cuatro años se la enseñaba a amigos, y su cara de “¿que coño acabo de ver?” era un poema. Esas reacciones no las veo en la cinta de Carpenter por ejemplo, que es como un sucedáneo aun más macarra y surrealista de indiana jones, muy original, pero innegablemente dentro de una corriente en la que nos sentimos “cómodos”.

      • http://meitnerio.blogspot.com meitnerio

        La cara de ¿qué demonios es esto? que pone la gente cuando le pones según que cosas mola mucho mucho. Me encanta pervertir a la gente con “posesión infernal” o “La historia de Ricky”

  • loula2

    Es una película ciertamente curiosa, con un toque incluso de parodia con esas barbas postizas y demás. Pero no se si la catalogaría como bizarra, es muy distinta a tus anteriores propuestas. Creo que más bien es una rareza, una peli que mezcla varios estilos de forma curiosa y que el resultado sorprendentemente queda bien!!

  • Gunzalobill

    Pues he oído el nombre varias veces a lo largo de los tiempos, pero por alguna razón no la he visto nunca. Con la crítica me has convencido. Y con esos GIFS más aún!

    • http://cinefagosmuertos.com/ Eduard Sans

      dale caña, no te arrepentiras!

  • YO

    super grosa, una peli que ya es leyenda, no me canso de mirarla https://uploads.disquscdn.com/images/3aa0723258d2e7bdf048a8294626f2ceeb7da0d3667ac8910a6df9dd3bda8cf5.gif por lo menos 1 vez al mes