‘I am your father’: Tras la máscara de Lord Vader

I am your father (Marcos Cabotá y Toni Bestard) es una película documental que trata de homenajear al que fue el actor que encarnó a Darth Vader, uno de los más grandes villanos de la Historia del Cine, en las tres primeras entregas de La guerra de las galaxias (o como todo el mundo la conoce ahora, “Star Wars“), el actor tras la máscara: David Prowse.

Toda la película gira en torno a que al pobre Prowse lo marginaron desde el entorno de las películas galácticas por excelencia en las que participó, y así sigue, de tal forma que ni lo llaman para convenciones oficiales de la franquicia creada por George Lucas ni nada por el estilo. Por lo visto debe de haber un pique muy gordo entre él y los productores. Y eso es precisamente lo que la peli intenta desgranar: tanto la vida del actor (que también trabajó en producciones Hammer, haciendo por ejemplo del monstruo de Frankenstein, como contando qué pudo pasar para que le ningunearan de semejante forma.

Hasta tal punto llegó dicho ninguneo que el careto bajo la máscara, como ya todos sabréis, al final de El retorno del Jedi -Richard Marquand, 1983- (que todo el mundo ahora dice “yedai” mientras que para mí siempre será “yedi”, tal cual) no es el de Prowse sino el de otro actor (Sebastian Shaw), y claro, al prota de nuestro documental como que esta circunstancia le sentó un poco mal.

¿Tendrían sus motivos, quizá, para hacer ello? Probablemente el documental arroje algo de luz sobre este tema…

En cuanto a mis impresiones, yo no he terminado de empatizar con Prowse, a quien por cierto creo que sólo se le ve sonreír un poquito entre todos los momentos mostrados, y es justo al final del metraje. Vale que está ya muy mayor y no está como para hacer semejante ejercicio muscular con su rostro, pero sonreir, lo que se dice sonreir, no vi que sonriera demasiado… Además, hace cosas que mucha gente hace en convenciones: cobrar por firmar autógrafos, y eso a mí, como “caza-autógrafos” que soy, no me gusta demasiado. Entiendo que deben seguir ganándose el pan con aquello que tan famosos les ha hecho, pero quien esto escribe no pasa por ahí. Tengo una gran colección de firmas y no he pagado nunca por ninguna de ellas, así que ahora no va a venir Prowse para que deje de pasar algo así. Pero repito que lo entiendo. Sobre este tema, hay imágenes muy curiosas en la película en las que se ve cómo lleva el tío su propio merchandising a los sitios.

Por otra parte, uno de los directores, Marcos Cabotá, decide aparecer en la película más de la cuenta, teniendo así demasiado protagonismo. En cierto modo tiene sentido, porque es el conector entre Prowse y el espectador, pero cuando salen imágenes de cómo era él (Cabotá) de pequeño, me pregunto qué narices es lo que realmente aporta a quien está viendo la película.

Como digo, en general no se empatiza demasiado con el personaje ni con el director, pero hay que reconocer que mostrarnos quién es, o quién fue aquel que encarnó a Lord Vader fantásticamente es un buen trabajo. Además, aunque yo no terminara de entrar en la película, es justo decir que no aburre en ningún momento, no haciéndose nada pesado su visionado, teniendo algunos momentos tiernos y divertidos.

En resumen, el documental no es ningún desastre y este tipo de homenajes a gente tan relacionada con iconos tan queridos por muchos de nosotros siempre son de agradecer. Sin efusividad en mi caso, pero de agradecer.

¡EXTRA, EXTRA! Presentación de la película por parte de los directores en la XXVI Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia-San Sebatián.

  • http://cinefagosmuertos.com/ Jorge Capote

    Uno de los orgullos de la ciudad donde vivo (Bristol). Grande Prowse!

    • Kaabee

      Anda, si te digo la verdad no sabía (o no recordaba) que fuera british.

      Yo, lo que comento en el texto, no termino de empatizar con el personaje, me pareció soso e incluso arisco. Aunque claro con su historia, quizá sea como para estarlo… Ná, ni con esas.

  • loula2

    Por cierto, no estuvo en el Zinemaldi, hace unos años, cuando montó mi amigo el Barón la carpa de Star Wars? Me comentó que había conseguido traer a varios de los actores de las primeras pelis, y que cobraban por autógrafo.
    Mi amigo terminó hasta el gorro, porque se pasaban el día de pintxos por los bares 😬😁

    • Kaabee

      Cierto! sí que estuvo, aunque no recuerdo quién más… la carpa no era gran cosa, era más que nada publicidad muy simple (por el recuerdo que yo tengo), pero fue todo un puntazo. Yo no vi a ninguno de estos pero sí, cobraban por autógrafo, lo cual como digo, no me hace mucho tilín…

      Ay, los bares donostiarras… ¡qué peligro tienen!