‘Holocausto Caníbal’ (Ruggero Deodato, 1980) – La pornografía mediática.

Cannibal_Holocaust_1

LA INFLUENCIA “MONDO” Y LOS LÍMITES DEL REALISMO.

Considerada una de las 20 películas más controvertidas en la historia del cine, sorprende por un trasfondo crítico que cobra más y más sentido con el empacho mediático del “reality” que vivimos estos días. La semilla cinematográfica de este popular formato televisivo lo podríamos encontrar en las películas “Mondo”, género que dio inicio con la aparición de la película “Mondo Cane” (Gualtiero Jacopetti, Paolo Cavara y Franco Prosperi, 1962) compuesto por documentales extremos que representaban temas y escenas sensacionalistas, tales  como crueldad a los animales, accidentes, ceremonias de iniciación ritual y cirugías de todo tipo. Estilo que sentarán las bases de “Holocausto Canibal” (Ruggero Deodato, 1980) a nivel formal pero que sabrá aprovechar mucho mejor en su fondo. Ahora lo vemos.

Los “límites” del realismo tal y como yo los entiendo, sólo pueden alcanzarse a través del mockumentary (o documental ficticio), esa mirada imposible testigo de una supra realidad demasiado íntima, peligrosa e inalcanzable sin sacrificio previo. Me explico: algo muy parecido a lo que analizamos en “Ocurrió cerca de su casa” (Rémy Belvaux, 1992), donde un grupo de periodistas seguía las peripecias de un sociópata hasta el punto en el que eran testigos de sus asesinatos, manteniendo en todo momento esa cínica alienación profesional como narradores. Una aproximación que vulneraría la legalidad en caso de ser real. Es en esa difusa línea ética, donde también “Holocausto Canibal” despliega el dilema de marras: ¿Qué abarca nuestra obsesión, como espectadores, por saber? y cuando damos rienda suelta a ese ansia ¿qué poder estamos entregando al medio que lo suministra? ¿Puede acabar realmente importando lo que es real? o simplemente ¿lo que queremos que sea real?. La consecuencia de muchas pequeñas concesiones nos llevaría a la pérdida de criterio para calibrar ese pozo sin fondo que es el morbo, y educaríamos nuestro interés solo a través del impacto más visceral.

holocausto-canibal-eduard-sans-2

Harold Monroe (izq.) discutiendo con los productores sobre la posibilidad de retransmitir el metraje encontrado

Éstas son las preguntas que el antropólogo Harold Monroe (un notable Robert Kerman, actor porno reconvertido) se hará cuando una cadena de televisión le pida que valore el contenido de un brutal metraje hallado en la selva amazónica, metraje correspondiente al documental que el grupo de un famoso periodista de la cadena realizaba sobre una tribu caníbal. Éste es el punto de partida de la película, y será a través de ese “found footage” que descubriremos la verdadera odisea que vivieron nuestros protagonistas.

EL INFIERNO VERDE.

holocausto-canibal-eduard-sans-3

Nuestros cuatro protagonistas expedicionarios ilustran las caras de una sociedad en clara decadencia moral. Es innegable que llegados a cierto punto, empatizar con ellos es tremendamente complicado, pues por un lado a los actores el rol se les queda un poco grande, y por otro, son personajes llevados hasta sus últimas consecuencias, en un delirio casi mesiánico, como los primeros colonizadores de las Américas. Es a través de ellos que se nos muestra el verdadero mensaje de la película, bastante alejado de lo que uno suele encontrar en una película xplotaiton de estas características. De hecho, hay una calidad global bastante superior a lo que uno esperaría de un film como el que nos ocupa.

A nivel de dirección, Deodato exprime un recurso narrativo totalmente novedoso como fue el “found footage” (metraje encontrado) – técnica que bobadas como “The Blair Witch Project” (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, 1999) se agenciaron como propias y parece haberse puesto de moda ultimamente – y supó otorgar esa sensación espontánea y realista a través de una dirección aparentemente accidentada, cortes secos y elipsis pronunciadas que ya provocan en el espectador una sensación de incertidumbre y desasosiego notables.

La música, a cargo de Riz Ortolani, con arreglos desde clásicos a música con sintetizador, resulta sorprendentemente anti-climática, logrando un efecto todavía más alienante, rompiendo la armonía entre lo que se muestra y lo que escuchamos (el uso de música liviana en un momento sumamente desagradable, por ejemplo) siempre en esa fina línea entre lo ridículo y retorcido, que refuerzan todavía más el carácter desalentador de las imágenes.

CONTROVERTIDA DESDE SU GESTACIÓN.

holocausto-canibal-eduard-sans-3

“Querido Ruggero, ¡qué película! La segunda parte es un obra maestra de realismo cinematográfico, pero todo parece tan real que creo que te meterás en varios problemas”
– Carta de Sergio Leone a Ruggero Deodato.

En 1979, unos productores alemanes se pusieron en contacto con Deodato para ofrecerle éste proyecto, sería la segunda película de su “trilogía caníbal”. Tras buscar localizaciones por Colombia junto a su amigo y productor Francesco Palaggi, encontraron en la ciudad de “Leticia” la localización idónea para el film. El rodaje estuvo lleno de problemas, dadas las circunstancias extremas y decisiones de última hora, como el uso de animales reales para algunas de las escenas más salvajes de la película, hecho que agravó exponencialmente las relaciones entre el equipo.

Lamentablemente tras su estreno, y pese a los extraordinariamente buenos datos en taquilla y con una crítica totalmente enfrentada, su extremísima violencia, sexo y el abominable uso de muertes reales de animales (que Deodato lamentaría más tarde) la vetarían de forma espontánea, porque recordemos, fue prohibida en numerosos páises, entre ellos AustraliaNoruegaFinlandiaNueva Zelanda, Italia e Inglaterra. Controversia a la que añadiremos el hecho de que los actores firmaron un papel en el que se comprometían a no hacer ninguna aparición pública durante el año de su estreno (una estrategia de marketing ciertamente temeraria), así que muchos la tacharon de snuff movie (o sea, que todo lo que ocurría era real), algo que supuso la detención del director en Italia, hasta que pudo comprobar que dichos actores seguían vivos. Con todas estas anécdotas, es normal que la película se haya ganado a pulso la etiqueta de film maldito, y del tirón se aprovecharon unos cuantos, ya que cuenta con hasta seis secuelas no oficiales.

cannibal-holocaust-79-06-g

Pero seamos honestos, y volvamos al tema de trasfondo, ya que no se nos puede pasar por alto comentar la incongruencia conceptual de Deodato, pues denuncia aquello que él mismo hace, y es la exposición del morbo hasta sus últimas consecuencias. Se puede interpretar como una forma de protesta que busque realmente conmocionar, pero que encontrará en los detractores del film su argumento de más peso. Personalmente opino que lo escatológico es sólo una capa que en ciertos puntos ensucia una película realmente interesante, injustamente relegada al terreno de morbo gratuito.

En definitiva, Un plato no apto para cualquier paladar. Una tour de force altamente recomendable, un viaje al interior del reverso más oscuro del ser humano.

Podeis encontrarla entera en youtube aquí. Para los que no estéis todavía convencidos, os dejo el tráiler a continuación.

TRAILER:

  • Sayrus

    Esta pelicula es una puta maravilla.

    • Eduard Sans

      yo no me atrevería a llamarla “maravilla” pero desde luego es todo un fenómeno a unos cuantos niveles.

    • marina

      Esta pelicula. Es….si es efectk especial real. Las muertes de animales y toddo la sangre y salvanismo. ¿si son efectos especiales?? Es la pelicula. Mas futurista y exelente vista hasta hoy. Ahora. Si hubo sangre real. Tanto de personas. “O”animales. Y se torturo y asesino salvagemente. A esos pobres animales. Como director. No has hecho mas que derramar sangre..si en verdad has matado a esa tortuga. Y mas. Animales.eres un asesino sin talento. Y sin sencibilidad!! Por favor. Se puede ya!! Saber de una vez la.verdad. mato o no mato a esos animales ?? Gracias. Q

  • http://cinefagosmuertos.wordpress.com Miguel Alcalá

    Siempre me ha dado mucho respeto acercarme a “Holocausto Caníbal” desde que vi la carátula del VHS en un videoclub cuando era un chaval. Supongo que algún día me armaré de valor y le daré una oportunidad. ¡Estupenda crítica!

    • Eduard Sans

      Gracias! pues si algún dia la ves (cosa que te animo) verás que ni es tan violenta ni nada. Hoy día, tras Saw, Hostel o cualquier película de torture-porn esto se queda en anecdótico. Sin embargo, a diferencia de las mencionadas, ésta tiene un fondo mucho más interesante.

      • http://gravatar.com/soygonzalo GUNZALOBILL

        A mí ‘Holocausto Caníbal’ me parece infinitamente más dura que las que nombras. Sólo he sido capaz de verla una vez y me traumó para siempre. Parece que el equipo de rodaje cayó realmente en la perversión que denuncia y eso hace que su mensaje sea mucho más potente y terrorífico.

        Y muy curioso el comentario de Leone. No lo conocía.

      • Eduard Sans

        A ver, es una película dura, pero no tanto por la casquería (aunque también es cierto que cuando la vi no sabía que eran animales de verdad… ahora me daría mucho coraje verla) si no por la sodomía moral que hay en todo eso.

  • Loula2

    Nunca he sido capaz de verla!! Me han hablado de ella como de una salvajada no apta para todo el mundo. Y sabiendo encima que se utilizó a animales vivos para torturarlos, como que paso de sufrir….y no dudo que el planteamiento sea interesante!!

    • Eduard Sans

      jajajajajaja te entiendo, también lo comento en la crítica, no se hasta qué punto fue necesario todo eso para proyectar el mensaje que quería.

  • PORTALPA

    Muy oportuna esta entrada, pues últimamente, con su salida de la edición en Blu Ray en nuestro país, me estaba metiendo en foros para ver lo que se comentaba, y se habalaba mucho de los distintos cortes que ha tenido la película en las diferentes ediciones, además de comentarse escenas de las que hay fotos pero no se llegaron a rodar escenas, de las leyendas del rodaje de la película y que aún hoy en día se siguen discutiendo sobre si son verdad o no, vamos, que por lo visto el rodaje debió de ser tan interesante o más que la propia película. Voy a ver si me hago con la edición más completa que le tengo ganas a esta película.

    Saludos Mou.

    • http://cineycerveza.wordpress.com Moutache

      Hosti pues no tenia ni idea de la version blu ray jajaja. Una de esas escenas que no se llego a rodar y solo existen fotos, es la de un indigena cuya pierna era devorada por pirañas. Ideas no les faltaban jejej.

      Saludos!

  • Pingback: ‘Saló o los 120 días de Sodoma’ (Pier Paolo Pasolini, 1975) – Sexo, mentiras y amor por la mierda. | El Club de los Cinefagos Muertos()

  • Pingback: ‘Los Hombres Detrás del Sol’ (Tun Fei Mou, 1988) – Qué puta es la guerra | El Club de los Cinefagos Muertos()