‘Harry Potter y la orden del Fénix’ – La política entra en acción

Harry-potter-orden-fenix-robert-fonoll2

Hubo un nuevo cambio en la dirección de la saga, aunque, para bien o para mal, fue el último. ‘Harry Potter y la orden del Fénix’ (David Yates, 2007) es inferior a sus dos predecesoras, pero sin alejarse mucho del nivel de la cuarta. Con unos protagonistas jóvenes y un Voldemort resucitado ya establecidos, aquí empiezan a explotar los principales elementos de la historia.

El inicio nos muestra a los Dursley y hay un regreso de los dementores. Sin embargo, los guardianes de Azkaban no sólo son menos aterradores que en la tercera entrega, sino que su diseño es un poco peor. Después, descubrimos a la Orden del Fénix, la principal virtud de la quinta película. Y es que es un lujo tener juntos a Black, Lupin, Snape, Moody, Nymphadora Tonks… Lástima de su poca presencia. Y para rematar la primera parte, antes de llegar a Hogwarts, tenemos el juicio en el Ministerio de la Magia, esa espectacular ciudad subterránea llena de magos. Esto, en realidad, sirve para introducir todo lo que veremos en los próximos minutos: el Ministro contra Dumbledore y Potter, la amenaza de Dolores Umbridge y el alejamiento de Dumbledore respecto a Harry.

Harry-potter-orden-fenix-robert-fonoll3

La principal novedad en el reparto es Imelda Staunton como Umbridge, quien está genial como villana de la función. Evanna Lynch también está muy bien como la distraída Luna Lovegood. Las otras caras nuevas que destacan son Helena Bonham Carter, excelente como la terrible Bellatrix Lestrange, y Natalia Tena, una divertida Nymphadora Tonks. Quizás esta sea la película donde más protagonismo tienen los hermanos Phelps, gracias a su nuevo negocio y a esa escena del examen. Veo a Katie Leung un poco sosa, teniendo en cuenta que debería ser la actriz en quien más se centrara el foco del público. Otro que gana peso, y lo aprovecha, es Matthew Lewis, el entrañable Neville Longbottom. Por último, Alan Rickman sigue perfecto en sus escenas donde entrena a Potter.

David Yates es el nuevo y definitivo director de ‘Harry Potter’. No creo que esté mal, aunque agita un poco la cámara y usa muchas imágenes de las anteriores cintas. Michael Goldenberg escribe el guión, la única vez que no lo hace Kloves. A pesar de adaptar la novela más larga, éste es el film más corto de toda la saga. Creo que esto se nota, ya que muchos asuntos los pasan a gran velocidad. Nicholas Hooper pone la música y Slawomir Idziak aporta una fotografía apagada.

Lo interesante de la quinta película es ver cómo engaña el gobierno. Lord Voldemort ha regresado, pero el Ministro afirma que eso es mentira, cualquier cosa mala que suceda es obra del fugitivo Sirius Black. Por supuesto, todo esto con la manipulación de la prensa, algo que nos resulta familiar. Incluso hay la incursión de la política en la educación de Hogwarts. Un acercamiento al totalitarismo. Por eso, los alumnos deben recurrir a la clandestinidad y formar ese Ejército de Dumbledore.

Harry-potter-orden-fenix-robert-fonoll4

Otro tema crucial es el amor de Harry. Por fin, el protagonista tiene una novia y vemos su primer beso. Sin embargo, creo que a este apartado no se le da la importancia que merece; lo pasan muy por encima y, al finalizar el metraje, ya se ha olvidado. También debemos fijarnos en las clases de Snape a Harry para dominar la mente. A parte de que supone que, sin darse mucha cuenta, el profesor que tanto odia se está convirtiendo en su mentor, descubrimos el porqué del odio de Snape a Harry. Para los despistados, es la primera vez que se le humaniza.

Para terminar, lo mejor vuelve a ser el clímax final, la lucha en el Ministerio de la Magia. Primero, los jóvenes magos contra los Mortífagos. A continuación, viene la Orden del Fénix al rescate. Duelos y hechizos por todos lados. Eso sí, creo que el final de Sirius podría estar más logrado. Y, como guinda, duelo entre Albus Dumbledore y Lord Voldemort. Todo es espectacular, aunque creo que le falta emoción. Además, Ralph Fiennes no se luce tanto como en la anterior.

En conclusión, la quinta entrega de ‘Harry Potter’ no abandona el correcto nivel de entretenimiento, pero muestra un descenso de cualidad desde la cima que fue ‘El prisionero de Azkaban’. Tendremos que ver si esto sigue hacia abajo o Yates logra estabilizar la situación.

Harry-potter-orden-fenix-robert-fonoll

Saga ‘Harry Potter’ en El Club de los Cinéfagos Muertos

‘Harry Potter y la piedra filosofal’ (2001)

‘Harry Potter y la cámara secreta’ (2002)

‘Harry Potter y el prisionero de Azkaban’ (2004)

‘Harry Potter y el cáliz de fuego’ (2005)

  • Simón Rivero

    Mi segunda favorita de la saga. Pero estoy consciente que es más por una cuestión de favoritismo, que porque realmente sea superior a las demás. Es que los temas que toca, ese tinte de thriller político, la manera en que todo lo que conocíamos en las anteriores entregas está “de cabeza”, y cómo no, una inmensa Imelda Staunton, pueden conmigo. Es increíble que teniendo en cuenta los defectos que bien has mencionado, y las cosas que quitaron del libro, esta película me guste tanto, pero es así. Genial crítica, como siempre. Saludos.

    • RobertFonoll

      Sí, quizás sea la película donde las cosas se les ponen más feas a los protagonistas desde el principio. Y qué rabia da Umbridge.
      Muchas gracias, saludos.