George A. Romero: ‘Zombi. El amanecer de los muertos’ – El consumismo

Seguimos el especial dedicado a George A. Romero con la que es, sin duda, una de sus cintas más aplaudidas. Tras una serie de películas de bajo presupuesto y que fueron auténticos fracasos, el director decidió volver a su exitoso origen. Recuperó los monstruos que había creado con ‘La noche de los muertos vivientes’ y siguió con esa historia, aunque con nuevos protagonistas. Y la jugada no le pudo salir mejor. De hecho, yo considero que ‘Dawn of the Dead’ (1978) es la mejor obra de Romero, además de ser lo mejor de zombis que se ha hecho hasta el momento. A continuación, la explicación.

La magia de Savini

Para empezar, el zombi mantiene prácticamente todas las características que se presentan en ‘La noche de los muertos vivientes’. Son lentos, pueden usar algunas herramientas, se debe destruir su cerebro y tienen miedo al fuego. Se añade nueva información, como que los muertos guardan recuerdos de cuando estaban vivos. Ahora que el film ya no es en blanco y negro, la mayoría presenta un color azulado. Esto puede no gustar, pero para mí hay encanto en su cutrez. Eso sí, ahora los muertos vivientes están más descompuestos y mutilados, y esto es gracias al trabajo de Tom Savini. El mago del maquillaje y de los efectos especiales crea una variedad de monstruos donde algunos tienen un aspecto verdaderamente horripilante. Además, su talento permite aumentar mucho el contenido gore. Escenas como la del machete, la del helicóptero o la de las tripas se quedan guardadas en la memoria.

En esta ocasión, hay más debate sobre si es ético matar a los zombis. Hay quienes consideran que se debe respetar a los muertos, algunos incluso los esconden para protegerlos. Aunque la mayoría no tiene reparos en matarlos. Finalmente, están esos grupos que salen a cazarlos, quienes lo disfrutan y seguramente tampoco les importaría matar a vivos.

El centro comercial

El escenario principal de ‘Dawn of the Dead’ es un centro comercial. Primero de todo, tenemos otra vez un espacio cerrado, con la tensión y opresión que ello conlleva. Después, esto permite que los supervivientes tengan a su disposición una gran cantidad de recursos con los que la historia puede jugar —alimentos, armas, coches, escaleras mecánicas, productos de ocio, etc—. Finalmente, está toda la crítica asociada que analizaremos más adelante.

La película de zombis definitiva

‘Dawn of the Dead’ es sangre y acción en un mundo apocalíptico. A esto se le debe añadir unas dosis de humor y la reflexión social de Romero.

Quiero remarcar que no es un mundo post-apocalíptico, sino que es un mundo donde se está viviendo el apocalipsis en esos precisos instantes. La historia empieza en ese estudio de televisión donde se produce el debate y se informa de los acontecimientos. Hay mucha confusión, pero aún hay cierto control —los medios funcionan, hay una autoridad—. A continuación, viene el edificio y los SWAT, una secuencia llena de acción y de reflexión sobre la relación entre vivos y muertos. Después podemos ver el mundo exterior, un lugar que ya no parece seguro. Y, por supuesto, llega el centro comercial, donde se mezclan todas las virtudes mencionadas antes.

Mención especial merece el grupo de moteros, una idea genial. Se nos dice otra vez que los humanos son el peor enemigo. Los protagonistas logran limpiar el centro comercial de zombis e impiden que entren más. Y, de hecho, seguramente habrían resistido ahí todo lo que hubiesen querido. Pero, finalmente, son los humanos que forman ese grupo motero los que rompen las defensas y provocan la mayor destrucción.

Durante los créditos finales, vemos a la multitud de zombis deambulando por el centro comercial, justo lo mismo que veíamos antes de que llegaran nuestros protagonistas. Es como si ellos nunca hubiesen estado. De nuevo, irónico final.

Y, por supuesto: “Cuando el Infierno esté lleno, los muertos caminarán sobre la Tierra”. Icónica frase pronunciada por Ken Foree que sintetiza a la perfección la mala baba de Romero con la especia humana.

El consumismo

Si ‘La noche de los muertos vivientes’ tocaba el egoísmo y, de manera más accidental, el racismo, ‘Dawn of the Dead’ supone una gran crítica al consumismo.

Primero de todo, tenemos a los protagonistas que se refugian en el centro comercial. A pesar de que están viviendo el apocalipsis, ellos se divierten e incluso parecen contentos con todos esos productos a su disposición. Como si los objetos en venta fuesen lo único importante, como si todo lo que necesitamos para vivir lo pudiésemos encontrar en unos grandes almacenes.

Pero eso no es lo único. Hay un paralelismo entre los muertos que andan sin voluntad por los pasillos del centro comercial y, en la vida real, las personas que andan por las diversas tiendas sin voluntad, estando bajo el poder de la publicidad y el consumismo.

Finalmente, los zombis guardan cierta memoria y hacen lo que solían hacer en vida. Es decir, toda esa multitud de muertos que van al centro comercial eran personas que estaban más acostumbradas a ir de compras que ir a un parque, al cine o a un museo. De hecho, el personaje de Ken Foree lo dice de forma explícita. El centro comercial era un lugar importante en sus vidas.

Yo he llegado a leer que esta película ha envejecido. Lo siento, pero no puedo estar más en desacuerdo. Su mensaje sigue vigente. ¿Qué voluntad tiene quien compra todo lo que saca Apple, Nike o cualquier otra marca? Esa persona gasta multitud de dinero para comprar algo que ya tiene, sólo con algún añadido mínimo. Podríamos hablar de un zombi de Apple o de Nike. Además, vivimos una época donde las grandes marcas y las multinacionales están eliminando los pequeños comercios y las marcas locales. Incluso hay ciudades enteras que, poco a poco, se convierten en un centro comercial gigantesco.

Zombi icónico

En ‘Dawn of the Dead’ hay bastantes zombis llamativos, aunque me cuesta seleccionar uno que destaque mucho. Está el de cierto protagonista, la monja y el budista. Pero voy a poner la foto del que tiene la cara desfigurada, por el avance que supone en el maquillaje de estos monstruos y porque protagoniza el póster de la cinta.

Cameo

Aquí Romero hace dos cameos. Primero, como el director de televisión al inicio del film. Después, como motero vestido de Santa Claus.

Versiones

Esta es una de esas películas de las que hay multitud de versiones. Sin embargo, hay tres que se consideran las principales. Primero está la versión estrenada en los cines estadounidenses, de 127 minutos, Romero la considera su versión definitiva. Después está la versión europea de 118 minutos, contiene más terror y acción y menos humor, está editada por Dario Argento, quien ayudó con la financiación y la banda sonora. Finalmente, está la versión extendida de 139 minutos —que es la que he visto yo—. A veces se refieren a ella como director’s cut, pero lo cierto es que es una primera versión editada para exhibirse en Cannes, el verdadero montaje del director es el de 127 minutos.

No pude encontrar la versión estrenada en cines, así que no puedo decir si es mejor o peor que la extendida. Sin embargo, creo que ha quedado claro que la versión de 139 minutos ya me parece una obra maestra, así que dudo que cambie mucho.

Conclusiones

En definitiva, una obra llena de acción, humor y gore. Pero, es que encima, ataca contra el consumismo de manera inteligente. Aunque sólo hubiese rodado esta película, Romero se merecería toda su fama y más. No sólo hizo una obra espectacular, también criticó aquello que muchos critican cuarenta años después. Para quien escribe esto, ‘Dawn of the Dead’ es la mejor película que se haya hecho sobre zombis y la mejor de su director.

Especial “George A. Romero” en ‘El Club de los Cinéfagos Muertos’

Presentación

‘La noche de los muertos vivientes’ (I)

‘La noche de los muertos vivientes’ (II)

‘There’s Always Vanilla’

‘La estación de la bruja’

‘Los Crazies’

‘Martin’

  • Kaabee

    Creo que era en esta donde sale un zombie “Jare krishna”… ese sí que me flipa a mí! aunque puede que me equivoque porque tengo un lío con las pelis de zombies que pa qué. Pero esta es de las mejores, sin duda.

  • http://meitnerio.blogspot.com meitnerio

    Si es la pelicula que creo que es (estoy con kaabee al cofundirlas) esta entre mis favoritas del genero. Muy mala leche y humor del bueno.

    • RobertFonoll

      Ésta es de las más míticas; guste más o menos, creo que nadie lo negará. Ataca contra todo y no se ahorra nada en gore.
      Saludos, Dani!