George A. Romero: ‘Creepshow’ – Historias de la cripta

George A. Romero rodó su película más conocida fuera de la saga de zombis en colaboración con Stephen King. Se trata de ‘Creepshow’ (1982), todo un homenaje al terror con el que los dos maestros habían crecido, en especial el proveniente de los cómics. Una película de episodios que mezcla terror y humor con un resultado muy entretenido.

El cómic de terror

La obra está estructurada como si fuese un cómic de antología, donde las páginas van pasando y nosotros vemos cinco historias. Pero no es sólo la estructura, la referencia se hace explícita con algunas secuencias animadas, planos que se convierten en viñetas o el uso de onomatopeyas y otros elementos característicos del medio. Ahora esto es más común, pero imagino que por entonces no habría muchos ejemplos de películas que quisieran acercarse tanto a los cómics.

Por supuesto, todo esto se debe a la admiración de Romero y King por ‘Tales from the Crypt’, ‘House of Mystery’, ‘The Vault of Horror’ y otras publicaciones de la década de 1950 que leían de pequeños. Incluso hay una especie de Guardián de la Cripta en esta cinta. A principios de los setenta ya había habido algunas adaptaciones de estas obras, como por ejemplo ‘Condenados de ultratumba’ (Freddie Francis, 1972) y ‘La bóveda de los horrores’ (Roy Ward Baker, 1973); sin embargo, su estilo no era tan parecido al del material que adaptaba. Así pues, seguro que la icónica serie ‘Historias de la cripta’ (1989-1996) bebió de esta película de Romero.

Respecto a las cinco historias, hay de todo. Algunas mejores y otras peores. Algunas exageran más el humor y otras contienen momentos más terroríficos. Yo destacaría la parte de la playa de la tercera historia, ‘Something to Tide You Over’, y todo el quinto episodio, ‘They’re Creeping Up on You!’, pues mezcla dos de los elementos que más miedo dan a las personas: oscuridad y cucarachas. Tengo que decir que las dos horas que dura la película se me han hecho un poco largas, pero, al ser historias que cambian cada veinte minutos, el visionado se hace más dinámico.

Pasarlo bien

Una cosa que me ha sorprendido es que no he sido capaz de encontrar un mensaje muy fuerte ni crítico, como ocurre con todas las obras de Romero hasta esa fecha. Sí, hay una crítica a los padres que prohíben leer historias de terror a sus hijos, sobre todo si tienen la hipocresía de leer ellos revistas pornográficas. Todos los episodios tienen el mensaje de “si haces cosas malas, te ocurrirán cosas malas”, pero esto imagino que es herencia de los propios cómics. Y, finalmente, está el homenaje al mundo del terror y la fantasía. La habitación del niño está llena de referencias: muñecos de King Kong, Godzilla, Hulk… y pósters como el del Drácula de Lugosi. Además, la caja proveniente del Ártico que aparece en el cuarto episodio tiene inscrita, curiosamente, la palabra “Carpenter”.

Pero las ideas anteriores creo que son demasiado generales y difusas. No sé si llegaría a decir que ‘Creepshow’ es una de las películas menos personales de Romero, pues está claro que se implicó al 100% en su creación y puso mucho cuidado en ella. Pero, por ejemplo, resulta llamativo que sea el único film de su filmografía cuyo guión no escribió él, pues de esa tarea se encargó Stephen King por completo. Además, es una película con un estilo muy ochentero, hasta el punto que, si la hubiese dirigido otro director de terror de la época, probablemente no habría muchas diferencias. Sin embargo, aunque no trata temas tan profundos, el resultado final es más entretenido y divertido que en la mayoría de sus anteriores obras.

Y es que creo que ‘Creepshow’ se hizo con la idea de pasarlo bien, tanto para los creadores como para los espectadores. Romero y King, que eran amigos, querían trabajar juntos, así que hicieron esto y aprovecharon para homenajear aquello que les gustaba. Y, para hacerlo, se rodearon de gente capacitada. Tom Savini vuelve a hacer los efectos especiales de maquillaje y tiene cameo al final. Pero es que entre los intérpretes podemos ver a Ed Harris, Leslie Nielsen, Ted Danson, Hal Holbrook, Adrienne Barbeau y muchos más. El mismo Stephen King protagoniza todo el segundo episodio.

Conclusión

‘Creepshow’ es una de las películas de Romero cuyo visionado se hace más agradable, sobre todo si salimos de los zombis. No es tan personal ni toca temas tan profundos, pero homenajea al terror y al fantástico con cinco historias divertidas y, a ratos, terroríficas. Todo esto se traduce en una de sus obras más queridas y más exitosas en taquilla.

El director volvería a adaptar material de Stephen King, pero eso sería al cabo de unos años. Para su siguiente película, volvió a los muertos vivientes.

Especial “George A. Romero” en ‘El Club de los Cinéfagos Muertos’

Presentación

‘La noche de los muertos vivientes’ (I)

‘La noche de los muertos vivientes’ (II)

‘There’s Always Vanilla’

‘La estación de la bruja’

‘Los Crazies’

‘Martin’

‘Zombi. El amanecer de los muertos’

‘Los caballeros de la moto’

Otras críticas en ‘El Club de los Cinéfagos Muertos’

Especial “Stephen King”: ‘Creepshow’ – Pasen y mueran… y rían mientras tanto, por Jorge Capote