George A. Romero: ‘Atracción diabólica’ – Sentimientos negativos

Romero dejó a un lado los zombis durante muchos años, pero siguió con el terror. Su última película de los años 80 fue ‘Atracción diabólica’ (1988), cuyo elemento más llamativo son los monos. La cinta tiene algunas cosas curiosas, pero resulta fallida tanto para asustar como para entretener.

Terror animal

Adaptando una novela de Michael Stewart, la historia que se cuenta es la de Allan Mann (Jason Beghe), un hombre que queda tetrapléjico tras ser arrollado por un camión. Para que tenga ayuda en su nueva vida, recibe un mono entrenado para realizar tareas domésticas. El problema es que el animal ha pasado por un laboratorio y, claro, desarrolla instintos homicidas.

De esta manera, asistimos a una historia de terror animal con algunas particularidades. Para empezar, estamos más acostumbrados a ver tiburones, arañas o serpientes, en vez de estos simios. Pero, encima, el mono llamado Ella tiene un protagonismo que pocos animales han tenido en el cine. Y la verdad es que es una de las mejores cosas que tiene el film. El animal resulta entrañable con su gracia, sorprende al realizar acciones complicadas y llega a expresar algunas emociones de forma más creíble que sus compañeros humanos.

En la labor de dirección, hay algunas escenas con cámara subjetiva que llaman la atención, recurso que no recuerdo en Romero y que imagino que vendrá influenciado por ‘Tiburón’ (1975). Sin embargo, la película no consigue enganchar. La parte final gana un poco de interés, pero no hay ninguna escena realmente terrorífica ni que quede en la memoria.

Las actuaciones no son buenas. Tanto Beghe como Joyce Van Patten —que interpreta a su madre— se ven muy forzados, sobre todo cuando les toca mostrarse furiosos. John Pankow hace de típico científico loco y Kate McNeil es el único personaje realmente bondadoso, no están tan mal como los anteriores. Casi como curiosidad, aparecen en pequeños papeles Stanley Tucci y Stephen Root.

Las consecuencias de un accidente

Aprovechando el argumento, Romero muestra las dificultades de quedarse paralítico. Como sólo puedes mover la cabeza, dependes de los demás, hecho que no te da una vida muy agradable. Además, puede que las personas que antes estaban a tu lado no puedan convivir con la nueva situación y se vayan. Eso sí, lo mejor que se puede hacer con las dificultades es sobreponerse a ellas. La escena sexual protagonizada por el tetrapléjico es de lo más interesante que tiene el film.

Con todas las desgracias mencionadas antes, es normal que la víctima no esté muy alegre. Sin embargo, no conviene dejarse dominar por los sentimientos negativos. Creo que este es el mensaje más importante detrás de la película, pues es verdad que la rabia sólo lleva destrucción y no solucionará nada. Además, aunque el mono realiza algunos malos actos, es su contacto con los humanos lo que le lleva a hacerlos. Instinto animal, maldad humana.

Finalmente, hay una crítica a los experimentos con animales. En el film, ni ellos ni los humanos salen bien parados de esos experimentos. De nuevo, Romero ataca a los científicos. Personalmente, creo que los avances y beneficios que obtenemos con la investigación justifican el uso de animales, pero siempre dentro de unos límites y cuando no haya alternativa.

Conclusión

‘Atracción diabólica’ falla en construir una historia interesante y terrorífica. Tiene alguna cosa de valor y lo cierto es que no es tan cutre como obras anteriores de su director; pero, en mi caso, ha sido una de sus películas que menos me ha gustado.

Esta fue la primera película que Romero hizo con un gran estudio. Le impusieron el final y le recortaron metraje, así que no acabó contento con la experiencia y volvió al mundo independiente para su siguiente obra, que haría en colaboración con su amigo Dario Argento.

ESPECIAL “GEORGE A. ROMERO” EN ‘EL CLUB DE LOS CINÉFAGOS MUERTOS’

Presentación

‘La noche de los muertos vivientes’ (I)

‘La noche de los muertos vivientes’ (II)

‘There’s Always Vanilla’

‘La estación de la bruja’

‘Los Crazies’

‘Martin’

‘Zombi. El amanecer de los muertos’

‘Los caballeros de la moto’

‘Creepshow’

‘El día de los muertos’

  • loula2

    Es una película que no destaca, y eso que el argumento tiene su gracia. Pero reconozco que con el tiempo la recuerdo con cariño, quizá por ese encanto que tenía el cine de los 80′

    • RobertFonoll

      Me parece de las peores de Romero que he visto hasta ahora, pero tampoco es un horror. Y, como dices, es puro terror ochentero, que siempre tiene su encanto.
      Saludos, Loula, y gracias 🙂