‘Filth,el sucio’-Torrente: Miedo y asco en Edimburgo

Filth cinéfagos 4

Bruce Robertson es un despreciable policía escocés: corrupto,cínico,alcohólico,politoxicómano,pedófilo,mentiroso compulsivo,trepa,racista,homófobo…Una joya de persona,vamos, lo que sería un espécimen de lo más interesante. Robertson hará lo que sea para ganarse un ascenso; una tarea que,a priori, parece fácil ya que todos los contrincantes de Robertson para el ascenso son un panda de imbéciles tarados e ineptos.

Filth cinéfagos 1

Un James McAvoy inspiradísimo interpreta a Bruce Robertson, un personaje tan atractivo y locuaz como inmundo y repugnante, una joya, un personaje de lo más seductor;a los cinéfilos/cinéfagos nos encantan estos sujetos, desde siempre.Dan mucho más juego que los insípidos “valientes del popular”.Y el bueno de McAvoy lo hace con un desparpajo y una brillantez “preocupantes”. Sí, sí, he dicho preocupante, habéis leído bien. La espontánea naturalidad con la que McAvoy   nos dibuja a tan detestable tipejo resulta, en cierto  modo, alarmante. Y para muestra un botón: en nuestro país,Santiago Segura, logró crear un “monstruo” similar que le perseguirá hasta el fin de sus días; y McAvoy no se queda atrás y nos regala una hilarante versión del Torrente escocés un poco–no mucho–más profunda y con trasfondo.Y quizá en esta benévola e insegura intención se encuentre el peor defecto de esta buena película, que en un principio se nos presenta acertadamente como una ácida y corrosiva comedia negra, y que de este modo funciona, vaya si funciona. Pero,por desgracia para nosotros,en su segundo acto acaba transformándose en un drama psicológico,moralista y erroneamente “edulacorado”, un disfraz impostado e innecesario con el que pretenden justificar las saladas hazañas de un personaje cochambroso y entrañable verdaderamente fascinante por su humano y obsceno libertinaje, al que anteriormente nos han hecho adorar,precisamente, por su divertida falta de moral(siendo suaves), precisamente por esa carencia de fútil moral es por la que esta obra,en sus primeros 45 minutos nos resulta tan deliciosamente encantadora .

Filth cinéfagos 5

Frases que hacen referencia y contradicen el “orgulloso patriotismo” de la genial ‘Trainspotting’–una de las mejores cintas escocesas de todos los tiempos– o que veneran(como aquel que no quiera la cosa) a las insulsas pero entretenidas creaciones del Tarantino británico(Guy Ritchie). Nada que ver y todo que ver, ‘Filth, el sucio’ bebe tanto de Tarantino, como de Ritchie y del inmenso “yonki” filme de Boyle, pero sorprende la elegancia y la naturalidad con la que Jon S. Baird(director del filme y autor del libreto) consigue apartarse de las obras mencionadas gracias a un guión en el que el protagonista acapara toda nuestra atención. Evidentemente Baird no tiene ni el “talento”ni el desparpajo de los autores mencionados, ni falta que hace. A los escoceses les sobran “huevos” y eso, es estos tiempos aciagos, es más que suficiente. He dicho.Y la cinta de Baird tampoco es demasiado fiel a la cachonda, enérgica y despreocupada obra literaria de en la que se inspira, un gran personaje literario escrito por  el agudo y borrachuzo Irvine Welsh.

Filth cinéfagos 7

James McAvoy carga con todo el peso del filme y consigue, para el que firma este humilde post, su mejor actuación hasta el momento, y eso no es moco de pavo. Dar vida a a un personaje tan mugroso,asquesrosamente “humano” y  con tantos matices como Robertson requiere dejarse algo más que la piel(la dignidad…) en el intento, y el guaperas y otrora soso de McAvoy  lo consigue,vaya si lo consigue.Robertson es ese personaje que todo actor,en algún momento de su carrera, debe interpretar,una persona(por llamarlo de algún modo) que se mea y se caga en todo y en todos para conseguir sus propósitos, y entre tanta meada y tanta mierda,nosotros, siempre nos sentimos identificados.Los anti-héroes son la debilidad de todo cinéfago.Adoramos a los “Pobreshombres”corrompidos, sin principios ni valores. Siempre ha sido así.¿Walter Neff?¿Renton?¿Sick Boy?¿Begbie?¿Joe Gillis?¿Harry Powell?¿Chuck Tatum?¿Skip McCoy?…

‘Filth, el sucio’ ,con el tiempo–siempre juez justo–tiene lo necesario para convertirse en una obra de culto;divertida,incómoda,y desconcertante, con un protagonista más que carismático. Narrada con elegancia y actualidad pero bebiendo descaradamente del suspense intrínsico del filme noir clásico, y aprovechando la singularidad de sus personajes,algo lícito.Debo decir que esta correcta cinta de Jon S. Baird  es entretenida y,por momentos, hace gala de una inteligencia y de un donaire que,desgraciadamente, se va disipando. Una comedia negra inmoral e ilógica que pierde  interés a medida que se va tornando lógica, dramática y honesta. Lamentablemente esa honestidad, su rebuscada sensiblería y la perdida de esa grosería tan engatusadora no benefician para nada este gracioso filme. Que a pesar de todo, es muy recomendable. Por cierto, en esta página hay otra crítica de esta cinta, una reseña de nuestro amiguete Don Pedro Carracedo, si queréis leerla pinchad aquí.

  • RobertFonoll

    Me parece que está bien, pero tampoco no muy buena. Lo mejor es, como bien dices, James McAvoy.Vaya monstruo, él es toda la película. Y supongo que este es el problema para mí, que no hay mucho más allá del protagonista. El final creo que estaba bastante bien. Así que también la recomendaría, pero tampoco insistiría mucho jajaj
    Saludos, Jordi!

    • Jordi Vilàs

      Es buena a ratos, sobre todo al principio en su faceta de comedia negra. En su segundo acto, mucho más serio y desconcertante, pierde fuelle y deja de ser graciosa. Lo mejor de todo(sin duda alguna): McAvoy.

      Saludos crack.

  • Bellverona

    Por lo que se ve en el trailer está en la linea de Trainspotting, adicciones, suciedad, vicios varios, y personajes repugnantes.
    McAvoy me gusta mucho, pero no sé si animarme a verla, parece de esas películas incomodas que hay que ver con un ánimo muy determinado para poder digerirlas.

    • Jordi Vilàs

      Es incómoda(sobre todo en su segundo tramo) pero es divertida. Y sí, bebe descaradamente del genial filme de Boyle, de hecho hay la tira de homenajes al mismo, muy descarados y sentidos. Y eso mola. Hay una frase sobre los escoceses que es……..vamos, mejor que la veas 😉

      Y sí, es una de esas cintas que hay que verlas cuando estés armado y dispuesto. En momentos en los que notes que tu estómago está dispuesto a todo, ya me entiendes.

      Un abrazo Bellverona!!Un placer verte por aquí, como siempre.