Especial “Stephen King” (XVII): ‘El gato infernal’ – Terror sin gracia

Tales-from-the-darkside-1-1024x1024

Tras el bombazo que supuso ‘Creepshow’, se intentó llevar a cabo una serie basada en la película, en la que George A. Romero también estuviera involucrado. La productora Laurel Entertainment, debido a que Warner Brothers tenía en posesión varios aspectos de la marca ‘Creepshow’, decidió pues realizar otro producto parecido, que estuviera en concordancia con lo ofrecido por la película de Romero, y que en su claro homenaje al medio en el que se inspiraban ambos proyectos, se nombró ‘Tales from the Darkside’ (en clara alusión a ‘Tales from the Crypt‘).

Grandes autores se encargaron de la escritura de algunos episodios de la serie (King escribió ‘The Word Processor of God’ en 1984 y ‘Sorry, Right Number’ en 1987). Tuvo un total de cuatro temporadas y fue precedida en 1988 por otra serie de características parecidas que se denominó ‘Monsters’, producida también por Laurel y un alumno de Romero, Richard P. Rubinstein (en la que King también colaboraría puntualmente). En 1990 se decidió producir una película, de estructura parecida a la ya mencionada ‘Creepshow’. De la dirección se encargaría John Harrison, que ya dirigiera varios capítulos de la serie, y la escritura corrió a cargo de tres guionistas basadas en tres distintos relatos, pero ya llegaremos a eso.

tales-from-the-darkside-the-movie-photos-7

Desgraciadamente, ‘El gato infernal’ (la traducción que se le otorgó en España a ‘Tales from the Darkside: The Movie’) guarda relación con ‘Creepshow’ tan sólo en la estructura. De nuevo nos encontramos con una “historia” que sirve de lazo de unión entre tres segmentos diferenciados, y la que un niño es el protagonista. Esta vez protagonizando una especie de versión moderna de ‘Hansel y Gretel‘. Esta más orientada al terror que a la comedia, y aunque ambientalmente tiene momentos potentes, lo cierto es que dejar de lado ese aspecto se antoja un error. La película de Romero sabe aprovechar ese aire de bajo presupuesto en ese sentido, algo que abandona casi por completo ‘El gato infernal’. El resultado es una película simpática que, sin embargo, no llega a los estándares que estableciera ‘Creepshow’ y queda como una recopilación de relatos cortos más. Paso a continuación a tratar los tres segmentos por separado.

MSDTAFR EC002

Lote 249

Basado en un relato corto de Sir Arthur Conan Doyle, cuenta la historia de un estudiante de Historia que no duda de aprovecharse de los servicios de una momia, que solo él sabe despertar, para matar a varios de sus compañeros. El reparto en su momento no diría gran cosa, pero ahora se trataría de uno bastante llamativo. Esta película supuso el debut en la gran pantalla de una de mis diosas particulares: Julianne Moore; que si bien no está especialmente bien en esta obra, se intuye su magnetismo a la legua. El ahora desaparecido Christian Slater también hace una aparición “estelar” (nótese el uso de las comillas) junto a un Steve Buscemi irreconocible. Michael McDowell se encarga de adaptar este relato que, por lo visto, fue precursor de esa tendencia a retratar a la momia como un ser vengativo (el relato original se publicó en 1892).

tales

El gato infernal

El relato que da título en España a la película es el que viene de la pluma de Stephen King, pues está basado en uno de sus relatos. Del guión se encarga George A. Romero, y vuelve a tener a un gato como protagonista. Viene al caso recordar a ‘Los ojos del gato’, película también con estructura parecida a ‘Creepshow’ y que tenía a un minino y a una niña al frente. Se trata de un relato que muestra la acostumbrada imaginación del escritor de Maine a la hora de presentar la muerte de sus personajes. Un ricachón en silla de ruedas contrata a un asesino a sueldo para que acabe con la vida de su gato, el cuál y según él, acabó con todos los miembros de su familia. Aparte de una escena final bastante gráfica (la cuál se agradece bastante) y alguna que otra escena rodada en primera persona, poco más hay que destacar de este segmento.

tales-from-the-darkside-the-movie-photos-4

La promesa del amante

Michael McDowell escribe el relato y se encarga de su guión. Está basado en un antiguo cuento japonés en el que el protagonista se ve envuelto en una historia de amor con un fantasma. En esta ocasión Preston, un artista en horas bajas, es testigo de un brutal asesinato por parte de un monstruo con forma de gárgola. Este decide perdonar la vida de Preston sólo si promete no contarle nada a nadie de lo que ha visto. A partir de ahí, a Preston le van mejor las cosas: conoce a su pareja la misma noche que hace la promesa al monstruo y tienen dos hijos, mientras que su carrera se ve relanzada. En un arrebato, diez años después, este le confiesa a su pareja lo ocurrido aquella noche fatídica en la que se conocieron. Su mujer se descubre como el monstruo al que hiciera la promesa, y este decide acabar con su vida. Y ella (o él) y sus dos hijos (ya reconvertidos en pequeñas versiones del monstruo) se alejan volando. Lo cierto es que queda todo bastante ridículo, y es una pena, al pensar en el magnífico material en el que se basa.

En conclusión, un gran potencial que se ve totalmente desaprovechado. ‘El gato infernal’ pasa sin pena ni gloria, quedando en la retina la calidad de los relatos en los que se basa. Un producto de terror más, que debería haberse acercado más a la vena cómica de la película en la que se fijaba. Los efectos visuales, eso sí, son espectaculares.

En la próxima edición de este especial, volveremos a tratar un relato corto del maestro del terror. Esta vez convertido en un largometraje.

Hasta la próxima, cinéfagos.

@jorgecapot3