Especial “Stephen King” (XVI): ‘Cementerio de animales’ – Pérdidas inaceptadas

ps1

 

Espero perdonen el retraso. Hacía mucho tiempo que no le dedicaba unas palabras al rey del terror, y eso había que remediarlo. Después de una entrega un tanto “complicada” (por lo distintas que son la adaptación de la novela original), esta vez me enfrento a una película que adapta un libro que me fascinó por completo. King ha intentado contar muchas veces de donde vienen las ideas para sus historias. Lo cierto es que, en la mayoría de casos, le vienen sin ningún tipo de aviso. Uno está comprando plátanos y BUM, la inspiración hace su aparición. Pero en este caso fue distinto. El escritor se vio en una situación parecida (no os asustéis, nada de resucitar a los muertos) antes de ponerse a escribir. Simplemente, con la base que estaba viviendo, dejó volar su imaginación, y el resultado es esta novela.

Se encontraba King enseñando en 1978, en la Universidad de Maine, como gesto de “pago” por la educación que recibió, de la que se sentía muy orgulloso. Durante ese periodo, alquilaron una casa junto a una carretera muy transitada. El gato de la hija de King fue atropellado, y lo enterraron en un cementerio que tenían los niños para sus mascotas. Su hijo, Owen, estuvo a punto de ser atropellado en esa carretera. Como podéis ver, las similitudes son sorprendentes. Esta vez la inspiración vino, posiblemente, con las pesadillas del autor sobre las posibles consecuencias si el accidente hubiera ido a más.

ps2

Aún así, nunca la consideró digna de publicarse (en realidad pensaba que se había pasado de la raya), pero ante una petición de su editor, y gracias al consejo de su mujer y su amigo Peter Straub, ‘Cementerio de animales’ fue una realidad. (En inglés es ‘Pet Sematary’, ‘Cementerio de mascotas’, y en el original está mal deletreado, haciendo ver que está escrito e ideado por niños).

Un gran libro, que realmente provoca miedo. Una historia visceral que, de nuevo, se basa en la base de nuestros deseos para sacudirnos y aterrorizarnos. Lo tenía peliagudo está adaptación para gustarme, y lo cierto es que me encontré con una pequeña sorpresa. Si bien no hace honor a la novela, ‘Cementerio de animales’ (1989, Mary Lambert), es una obra muy maja, que se encuentra dentro de los parámetros que parecen caracterizar al escritor. Historias muy oscuras, con colores muy vivos, muy en la onda de ‘Creepshow’ y los cómics que homenajea. Es el propio Stephen King el que se encarga del guión. Vuelvo a entrar en el terreno de la especulación, pero supongo que quería estar seguro de que su historia se encontraba en buenas manos. A fin de cuentas, no fui el único al que le gustó, y la presión sobre un libro con tan buena acogida era evidente.

ps3

Llama la atención también la elección de casting, alejado de grandes nombres, al igual que la dirección. Lo cierto es que, en cierto punto, el proyecto estuvo en manos de George A. Romero, que compró los derechos de la novela. Pero estaba ocupado con otra película, por lo que no pudo llevarlo a cabo. Sustituyéndole nos encontramos a Mary Lambert, una directora de Arkansas, que hasta que llegó a ‘Cementerio de animales’ había dirigido algún que otro videoclip y una película llamada ‘Siesta’. Más adelante, también se encargaría de la secuela de esta historia (que no existe en forma de libro) con bastante más pena que gloria.

¿Por qué cala tanto ‘Cementerio de animales’? ¿Qué es lo que nos atrae tanto de esta historia? Todos nosotros hemos sufrido pérdidas y nos hemos enfrentado al concepto de la muerte, en menor o en mayor medida. A partir de ahí, podemos comprender el ciclo de la vida y aceptarla como parte de nosotros; o rechazarla, por el dolor que provoca, y huir de ella, llegando incluso a pensar que podemos librarnos de tan fatal destino. El proceso de comprender que todos vamos a morir es aterrador y costoso. Y en esa ecuación, el hecho de que sea algo que no podamos burlar juega un importante papel. En muchas ocasiones, la primera vez que nos enfrentemos a este tipo de situaciones, es cuando una mascota a la que queremos con locura muere, y debemos aceptar que se ha ido (mola bastante que sea precisamente en ese escenario, un cementerio en el que muchos niños afrontan pérdidas inesperadas, en el que se desarrollen los hechos).

ps4

Esta historia, sin embargo, nos da la posibilidad de burlar la muerte. Y es algo que nos atrae irremediablemente, por mucho que las consecuencias sean fatales, y seamos conscientes de ello. Es de ese miedo a perder a nuestros seres queridos, de lo que se nutre el antiguo cementerio indio. Nunca ha ido bien, siempre han pasado cosas terribles cuando enterramos algo que no somos capaces de dejar ir. Y sin embargo, siempre volvemos. La esperanza es lo último que se pierde, y toda posibilidad, por pequeña que sea, de controlar las consecuencias de tan terrible y antinatural acto, es lo que nos hace caer también a nosotros.

Una historia muy atractiva. Los personajes, especialmente los secundarios, y muy en la línea de King, nos sorprenden con un trasfondo muy “rico y variado”, gracias a la imaginación del escritor. Parece que esa frase tan popular de “todos tenemos una historia que contar” se vuelve realidad gracias al buen hacer del de Maine. Me llama la atención, sobre todo, la historia de la madre, Rachel Creed, y su hermana con “problemas”.

ps5

En esta película, todo ocurre porque no somos capaces de aceptar aquello que nos pasa alrededor y que creemos injusto. Sólo cuando aceptemos la muerte, podremos vivir plenamente. No recuerdo en qué película lo decían, pero es precisamente el hecho de que nuestra vida sea limitada, lo que la otorga de valor, y la llena de significado. Sin embargo, cuando nos creemos inmortales, vivimos menos. Y esta película es el vivo ejemplo de ello.

Un saludo, cinéfagos. Hasta la próxima.

@jorgecapot3

PD: En la banda sonora de ‘Cementerio de animales’ se incluyen dos canciones de los Ramones. Una de ellas creada exclusivamente para la película, aquí la tenéis:

 

  • loula2

    Qué mal cuerpo me dejó esta película, pero a la vez me produjo una sensación de fascinación por la historia….nada, que tengo que volver a verla!!

    • http://cinefagosmuertos.com/ Jorge Capote

      Y yo te animo, Gloria. Se deja ver muy bien. Me llegué a poner nostálgico.