Especial “Stephen King” (XIII): ‘Cuenta conmigo’ – Amistad sin prejuicios

Para alguien que ha escrito alrededor de 56 novelas, y algo más de 200 relatos, encontramos muy poca controversia en cuanto al origen de las historias de Stephen King. Como él suele decir, va con dos o tres ideas por delante a medida que va escribiendo, por lo que nunca suele tener bloqueos en ese sentido. Pero la polémica estuvo presente en su vida cuando un amigo suyo, George McLeod, mantuvo que King había desarrollado la idea de ‘El cuerpo’ (historia que sirve de base para ‘Cuenta conmigo’) basándose en un relato corto que McLeod escribiera anteriormente. Todo esto tenéis la oportunidad de leerlo en la biografía no autorizada sobre King de Lisa Rogak, un libro que os recomiendo y que no dejará indiferente aquellos que admiréis la obra del de Maine.

El caso es que King negó de manera rotunda dichas acusaciones. La cosa no quedó ahí. McLeod llegó incluso a pedir una parte de los beneficios que dio la publicación de la historia corta y de su adaptación cinematográfica. A esto de nuevo se negó King, por lo que rompieron su amistad en aquel momento. Desde entonces rechaza leer manuscritos para dar consejo, es una manera de evitarse este tipo de situaciones.

standbyme1

Ya pudisteis disfrutar del magnífico texto de mi compañero Miguel García-Boyano para el especial de joyas de los 80, sirva este como complemento. Permitidme que os hable primero de las infancias de pueblo. Si, habéis leido bien. No me refiero a las infancias de ciudad, donde ocasionalmente obtenemos el permiso de nuestros padres (tras jurar y perjurar que seguiremos cualquier norma absurda en torno a nuestra seguridad) para hacer cualquier tipo de actividad programada de antemano. Sea ir al cine, comer una hamburguesa con tus amigos, o ir al parque a destrozar pipas encima de algún banco, este tipo de infancias difiere mucho de las de pueblo, donde, literalmente, te pasas todo el día fuera. Y cuando digo todo, me refiero a hacer pausas solo para comer. Aquellos que seáis de pueblos pequeños sabréis de lo que hablo.

Y es con esa infinitud de tiempo fuera es cuando creas un tipo de amistad que recordarás y servirá de referencia para el resto de tu vida. Pasar incontables horas muertas alrededor de tu pandilla, entreteniéndote con lo que sea. Eso significa la infancia de pueblo, y eso es lo que creo que Stephen King utilizó para regalarnos un relato único acerca de la amistad cuando eres joven. Haciendo de ‘El cuerpo’ un ejercicio de pura nostalgia, recordamos como es tener amigos sin ningún tipo de prejuicios. Sin importar el origen o la historia de esos personajes que te rodean. No sólo aceptando sino abrazando aquello que los hace distintos y especiales. ‘Cuenta conmigo’ está a la altura y Rob Reiner nos brinda una película para enmarcar. De esas que hay que tener en nuestra colección cuando nos sentimos presas de un sistema en el que no acabamos de encajar o jugamos un juego cuyas reglas no sólo no entendemos sino que nos desconciertan. ‘Cuenta conmigo’ se convierte en un clásico instantáneamente, en la que se utiliza la excusa de ver un cadáver para volver a contar una historia de la que ya hemos sido todos protagonistas (aunque diga “excusa”, la verdad pocas cosas hay más emocionantes que esa para un grupo de chicos hormonados y sin cabeza).

standbyme2

Rob Reiner es un viejo conocido por todos nosotros, ya sea haciendo de padre de Leonardo Dicaprio en ‘El lobo de Wall Street’ o dirigiendo otro gran clásico basado en la obra de Stephen King (tranquilos, paciencia que ya vendrá), es todo un “currante” del séptimo arte. Ya sólo como director, suyas son nombres tan grandes como: ‘This is Spinal Tap’, ‘La princesa prometida’ o ‘Ahora o nunca’. Pero la grandeza de ‘Cuenta conmigo’ no recae en su buen hacer tras las cámaras. Según un consenso no oficial pero cuasi unánime, el gran acierto de esta película es su reparto, encabezado por Will Wheaton y el desaparecido River Phoenix. A pesar de su corta edad, tanto uno como el otro nos transportan de nuevo a un tiempo en el que fuimos libres, sin pensar en nada más allá de la posible reacción de nuestros padres, creyéndonos inmortales y con toda una vida por delante, llena de posibilidades en la que no cabe el fracaso. Fracaso inminente y muy previsible en algunos casos, pero esa, amigos, es la magia de la infancia.

Curiosamente, el reparto atribuye el mérito al director, que al compartir con ellos también el oficio de actor, pudo enseñarles mucho acerca de lo que significa actuar. Es tan sólo una de las anécdotas que rodean un rodaje en el que tuvieron tiempo de hacerse amigos también detrás de las cámaras. Una experiencia enriquecedora en todos los sentidos en el que los jóvenes actores llegaron incluso a aportar detalles a sus personajes, como la escena en la que uno de los protagonistas no recuerda la contraseña para acceder a la casa del árbol. Los actores pensaron que vendría de perlas para ver de manera incluso más patética a Verne.

standbyme22

Una de las historias que se cuentan acerca de esta película, y que espero sirva de ejemplo de lo que supuso para el público, fue lo que pasó durante una proyección privada en la que estuvo invitado King. El director notó que este temblaba mientras veía la película, y tuvo que salirse fuera. Tuvo que salirse fuera, y cuando volvió, le dijo a Reiner que era la mejor adaptación de su obra que había visto hasta la fecha. 

Existen numerosos guiños a otras obras de King. El aspecto del perro que aparece en la película recuerda mucho al de ‘Cujo’. El personaje de Ace Merril volvería a aparecer en futuras adaptaciones. Y cuando los chavales hacen recuento del dinero que tienen, el total es de 2,37 dólares. 237 es el número de la famosa habitación de ‘El resplandor’. Estos guiños continuos son una constante en la bibliografía de Stephen King, en la que personajes vuelven a aparecer una y otra vez en distintos libros.

‘Cuenta conmigo’ es otro de los muchos ejemplos que existen reafirmando la grandeza de una década de cine a menudo hecha trizas innecesariamente por el público. El gran número de críticas positivas que recibió en su día no hace sino confirmarlo. Ya sea para alegrarnos el día, o para sentir de nuevo aquellas sensaciones que creemos perdidas, ‘Cuenta conmigo’ es una obra de esas que se pueden disfrutar una y mil veces. Y en cierta manera, ¿no es eso algo que define a las grandes películas?.

standbyme33

La próxima entrega del especial nos volverá a traer un formato que ha dado muchas alegrías a los aficionados al terror. Estad atentos porque pronto volveremos a pasar miedo… y a reirnos en el proceso.

Un saludo cinéfagos, hasta la próxima.

 

  • Simón Rivero

    Genial película. Recuerdo que la vi y disfruté antes de saber que se trataba de una adaptación de Stephen King, cosa que me extrañó, porque en esa época (era apenas un niño) éste era un autor que tenía identificado más bien con el género del terror.
    Gracias a esta película, logré leer uno de los mejores libros de King (en mi opinión, claro, sólo después de Misery), convirtiéndose en uno de mis favoritos en general, pues no sólo el relato El Cuerpo es maravilloso, no quedándose muy relegada la película, sino que las otras tres historias son estupendas.
    Cuenta conmigo es el tipo de película que, tal y como dices en el post (excelente, por cierto), es para ver una y otra vez y nunca aburrirse. No pierde ni un ápice de su frescura, e incluso su dosis de comedia y su frescura no disminuye conforme la vuelves a ver, como pasa con muchas otras películas. Un clásico invaluable. Y que Hollywood no lo toque, por favor.

  • Pingback: Críticas: 'Cop Car' Kevin Bacon como poli malo- El Color del Cine()