Especial Semana Santa: ‘The last temptation of Christ’

lasttemptation-miguelalcala

Hoy es Sábado Santo, lo que significa que, durante unas horas, vivimos en la tierra desprovistos del Mesías, quien ha descendido a los infiernos y no volverá hasta mañana. Por tanto, qué mejor momento que éste para aprovechar la ausencia del mismísimo Dios para hablar de una película tan polémica, tan vilipendiada y tan temida como ‘The last temptation of Christ‘ (Martin Scorsese, 1988), al menos por quienes supuestamente recogen el privilegio del gobierno de Dios en la Tierra: la Iglesia Católica. Pero, ¿es posible hablar de la película y sólo la película? ¿Deberíamos centrarnos en los valores puramente cinematográficos que nos ofrece esta cinta? Sintiéndolo mucho, esto es un especial de Semana Santa y, por tanto, resulta obligatorio hablar de religión: quema de cines, una censura global que aún perdura en algunos lugares del mundo… Todo eso trajo como consecuencia ‘The last temptation of Christ’. Empezamos.

Lo primero que hay que saber antes de acercarse a esta obra de Scorsese es que se trata de un proyecto que el cineasta acarició durante muchos años y que se vio truncado ya en 1982 por la Paramount. Tozudo, Scorsese siguió empeñado en llevar adelante la historia, que adaptaba la visión personal sobre la figura de Jesús de Nazaret que imaginó en los años 50 el griego Nikos Kazantzakis (autor también de ‘Zorba, el griego’). Por tanto, se trata de una historia que ya llevaba tiempo circulando: estaba disponible al público y la Iglesia Católica la conocía tan bien que no tardó en incluirla en su lista de libros prohibidos. Sin embargo, el único propósito de este acercamiento a la Historia Más Grande Jamás Contada (sic) es simplemente ofrecer una versión humana, terrenal y accesible de Cristo con la que nosotros, humildes mortales, podamos sentirnos identificados. Por tanto, un primer punto a favor de esta película es que busca y consigue unos personajes veraces, movidos por la fe, pero también por pasiones humanas. Nadie es perfecto en esta cinta, y mucho menos el Mesías.

lasttemptation2-miguelalcal

En lo que respecta a los aspectos chocantes de la producción, destacan pequeños detalles frente a los que los más conservadores se rasgarán las vestiduras: los hombres se dan muestras de afecto besándose en la boca, Jesús es crucificado en pelotas… Asimismo, si bien se respeta que nuestro protagonista era de profesión carpintero, sorprende que desde el primer minuto se nos deja bien claro que lo que talla no son taburetes, sino cruces. Este pequeño cambio en la historia da pie a que nos acerquemos a los tormentos interiores de Jesús de Nazaret. Asimismo, ayuda a humanizar la visión particular de la revolución iniciada por la escoria del Imperio Romano: tullidos, prostitutas, pescadores y pastores de una región en el culo del mundo. ¿Cómo diablos pudo tener tanto éxito un movimiento así? Scorsese ofrece algunas respuestas para quien esté dispuesto a escuchar: es el martirio de estos desheredados encabezados por Cristo lo que hace que al final la gente no pueda más y se rebele contra el poder. No hablamos de cuatro pijos que reciben un pelotazo de goma en una plaza ni de abueletes que firman cosas que no entienden, sino de la ejecución pública de un tipo que simplemente pedía que la gente fuese tratada con un poco de humanidad. Así, explicadas las cosas de esa manera, uno entiende la importancia de la crucifixión como pistoletazo de salida para la destrucción de nada menos que el impero más poderoso de su tiempo. Sin embargo, no es ésta la idea que más interesa a Scorsese.

Llama la atención que pese a mostrar un Cristo con muchas motivaciones humanas y constantes dudas, la historia se recree en los milagros obrados por el protagonista, dejando bien claro que son reales y que ayudaron a probar la veracidad del mensaje de Jesús. Por tanto, no se trata de un intento de desacralizar al mito, sino todo lo contrario. Los autores de esta obra son todos cristianos: el escritor del libro, el que adaptó el guión y el que dirigió la película. Por tanto no pretenden ningún ataque a la fe de nadie, sino simplemente dar otro punto de vista, centrándose en aspectos de la historia que consideran más importantes y que, cambiando ciertos elementos de la historia original, cobran mayor fuerza y sentido. ¿Estamos por tanto ante un ejercicio de manipulación? Sin duda, aunque esto no quiere decir que esté dando por sentado que los cuatro evangelios oficiales y la interpretación de la Iglesia Católica (o de cualquier otra institución religiosa) sea menos manipuladora y carezca por completo de intereses. Esto da pie a pensar por qué tanta polémica. Si la historia es respetuosa con el hecho religioso y da por válido el mensaje espiritual de Cristo, ¿por qué tanta gente sintió que sus creencias eran atacadas? Soy de la opinión de que no fue tanto un dolor personal, sino más bien institucional. Cuando monopolizas la verdad, es muy incómodo que llegue un escritorzuelo a dar su punto de vista, especialmente si choca de forma tan frontal con la idea de utilizar una serie de acontecimientos en beneficio propio, incluso si eso significa distorsionarlos. Dicha crítica puede encontrarse hacia el final de la película, cuando Jesús se encuentra con un hombre que predica cosa falsas sobre él.

lasttempt3miguelalcala

En lo que respecta a los apartados más técnicos de la cinta, destaca un sólido elenco con un estupendo y muy humano Willem Dafoe a la cabeza, bien acompañado por un visceral Harvey Keitel y con la aparición de un sorprendentemente convincente David Bowie como Poncio Pilato. En relación con Keitel, que interpreta a Judas con pasión, sobre él recae la responsabilidad de encarnar a un importantísimo personaje: al contrario que el Judas de los Evangelios, éste apóstol es cómplice en vez de traidor. El ritmo de la película, y esto es raro tratándose de una historia de ascenso y caída firmada por Scorsese, tiene muchísimos altibajos, y es el principal obstáculo al que se enfrentarán los espectadores. La misión suicida de Jesús, por lo demás interesantísima, se ve ralentizada constantemente por escenas alegóricas y pasajes repetidos hasta la náusea (conversión de agua en vino, resurreción de Lázaro, lapidación de una prostituta…). Por tanto, y pese a que la historia es fácil de entender, se trata de una película algo aburrida, difícil de aguantar de principio a fin sin echar un vistazo al reloj. Y eso es imperdonable en una película, pero más aún si hablamos del señor Martin Scorsese, director frenético, con nervio y absorbente donde los haya. ¿Dónde está el director de ‘Goodfellas‘, (id., 1990) de ‘Casino‘ (id., 1995), de ‘The Wolf of Wall Street‘ (id., 2013)? Tampoco ayuda demasiado la música de Peter Gabriel, genio absoluto de la música que merece todos mis respetos y que, pese a estar acertado en muchas ocasiones, en otras se recrea en sonidos baratos de la época, truncando así la atemporalidad de la historia, contada de forma minimalista, sin grandes alardes técnicos ni trucos fastuosos, pero con elementos estéticos francamente logrados.

Finalmente, cabe mencionar que, como el título de la cinta indica, lo interesante aquí es ver cómo el protagonista es tentado una y otra vez a abandonar su empresa. En cuatro ocasiones se le aparece el Diablo para ofrecerle una vida tranquila, cómoda y agradable. Sin embargo, Jesús hará uso de todas sus fuerzas para intentar vencer la tentación, dándose cuenta de que hay una diferencia entre hacer lo que te apetece y hacer lo que quieres. Se ha marcado una misión (bueno, Dios se la ha marcado), y eso significa decir que no al camino fácil, a la evasión. Un mensaje valioso del que todos debemos aprender, y es que si de verdad queremos tener algún impacto en esta vida, lo que hay que hacer no es sucumbir a placeres inmediatos y a satisfacciones vacías. Incluso la vida tranquila y cómoda junto a una mujer en un lugar tranquilo y apartado del mundo es un consuelo de necios si lo que queremos lograr es algo importante. Esta historia, respetuosa en lo espiritual pero demoledora en lo institucional, nos enseña que en esta vida hay que salirse del camino marcado y forjar nuestro propio destino si queremos alcanzar altos fines. Prestemos atención a este valioso mensaje, ahora que Dios no nos escucha.

Calificación | ★★★★★

  • mrnobody17

    Es difícil pensar una manera mejor de desgranar los aspectos de la película en sí y lo que le rodea. Se lee muy bien, muy ameno y completísimo.

    • Miguel Alcalá

      ¡Muchas gracias, por el comentario, Mr. Nobody!

  • scorsesiano

    Una pelicula estupenda, aunque como apuntas es algo arritmica e irregular si la comparamos con otras del genio.

    Aun asi, una tan respetuosa como diferente e interesante mirada a la historia del ‘Mesias’.

    Yo no entiendo la oposicion de la Iglesia a toda obra que se aparte un apice de lo que tienen establecido, incluso cuando estas obras pueden sino convencer al que no se cree estas historias por lo menos a interesarse por ella (ese es mi caso con esta pelicula).

    Enorme articulo, ni uno malo en esta maravillosa pagina 😉

  • Carlos Canchado

    Muy buena crítica Miguel.

    Siempre me ha interesado esta película, aunque es de esas que siempre he ido aparcando por un motivo o por otro. Tus palabras “se trata de una película algo aburrida, difícil de aguantar de principio a fin sin echar un vistazo al reloj” no me animan a la hora de intentar adentrarme en ella (jajaja) pero como la idea y la polémica que la rodea me interesan, algún día le pondré remedio. 🙂

    Me han llamado la atención lo que dices de que “no se trata de un intento de desacralizar al mito, sino todo lo contrario” y “Cuando monopolizas la verdad, es muy incómodo que llegue un escritorzuelo a dar su punto de vista”. Sin haber visto la película supongo que otro de los puntos incómodos que hicieron sentir a más de uno que sus creencias estaban siendo atacadas se debe a la humanización de Cristo, que en cierto modo lo aleja de la imagen divina de las escrituras. Al menos esta es la idea que tengo por lo poco que habia leido de ella anteriormente.

    Un saludo!

    • http://cinefagosmuertos.wordpress.com Miguel Alcalá

      Lo bueno de esta película es que invita a la reflexión, y es verdad que la humanización de Cristo puede resultar chocante, aunque no deja de ser muy coherente. Sin embargo, la deshumanización no llega a la desacralización, pues el Jesús como Mesías sigue ahí. No es una “versión atea” de las escrituras ni mucho menos.

  • Manuel Espino

    Joder, esta la tengo pendiente de ver desde hace años, pero no pasa de esta semana. Muy buena la critica, invita mucho a ver la pelicula.

    • http://cinefagosmuertos.wordpress.com Miguel Alcalá

      Merece la pena echarle un vistazo, aunque sólo sea una vez. Se puede hacer algo pesada, pero seguro que sacas algo bueno de ella.

  • Jordi Vilàs

    Peazo de crítica, sí señor.

  • LordWolf

    Siempre la eh considerado como una de las obras maestras de Scorsese, aunque claro esto ya es opinión mía. Sin embargo quiero destacar que si bien no tiene el ritmo de otras geniales cintas del director norteamericano, es porque precisamente pretende ser una película más reflexiva y contemplativa. Es de ritmo lento para darle más espacio a la alegoría y al símbolo, recuerden que este era uno de los proyectos más personales de Martin, y me parece lógico que tratara de darle más importancia a los personajes y su evolución, que a los hechos mismos. Fue una de sus películas más arriesgadas, y creo que eso ya le da algunos puntos. Sin nada más que decir, genial crítica, sigan así y no aflojen que el blog está muy bueno.

  • Ramón Álvarez

    Esperar al Scorsese frenético y visceral de ‘Goodfellas’, ‘Casino’ o ‘El Lobo de Wall Street’ en una película tan espiritual como ésta creo que está de más. ‘Taxi Driver’ tampoco es así, ni tampoco creo que lo sea ‘Silence’. Por lo demás muy buena crítica.

  • Pedro Carracedo

    Llego tarde, pero mejor tarde que nunca como demuestra Jesús aquí, no? xD

    Me ha sorprendido que fuera tan polémica, deja bien claro de que va a tratar con los créditos (el eterno conflicto de lo espiritual, la lucha entre el espíritu y el cuerpo, etc.). Entiendo que la institución se vea atacada (Ia conversación con Pablo es un claro ejemplo), pero más allá de eso… una persona con algo de capacidad crítica debería entrever que nos quieren contar los autores, por muy católico que seas.

    Por otro lado, la narración elíptica me recuerda a la de Pasolini, pero el ritmo de ésta me parece menos convincente que el de la italiana. No pude verla de un tirón, por motivos ajenos a la película (no por aburrimiento), pero en ciertos momentos veo que no cuadra. Tampoco me esperaba un Casino con Jesucristo, aunque esos zooms y el momento Bodas de Canaan me recordó a cualquier alarde chulesco de un mafioso scorsesiano. Respecto a la música creo que al leer la crítica antes de ver la peli he ido condicionado y te tengo que dar la razón.

    Gran crítica y buena película que invita a reflexionar sobre tus propios demonios.