Especial “La Generación de la Violencia”: ‘La invasión de los ladrones de cuerpos’ – El terror de lo hegemónico

invasion_ladrones_cuerpos_01_hugo_rojo

No lo puedo negar, me encanta el cine de ciencia ficción de los años 50. El nacimiento de la serie B, monstruos nacidos del átomo, invasiones extraterrestres y toda la parafernalia. También es verdad que lo veo con cierta condescendencia, consciente de lo inverosímiles e infantiloides que pueden resultar a día de hoy muchas de estas películas. Pasando de la genialidad al ridículo más absoluto continuamente, muchos de estos filmes tienen a día de hoy un interés limitado para el que no sea fan del género o cinéfago compulsivo. Pero claro, en esta tremenda generalización que acabo de hacer hay algunas películas que no entran. Una de ellas es ‘la invasión de los ladrones de cuerpos’ (Don Siegel, 1956).

La película de Don Siegel, basada en una novela serializada de Jack Finney, nos narra como en un pueblo de estados unidos empiezan a suceder cosas extrañas. En lo que podría parecer una especie de histeria colectiva, muchas personas empiezan a sospechar que sus seres más próximos no son los mismos de siempre. Cuando el doctor del pueblo vuelva de sus vacaciones empezará a descubrir que en realidad esas personas han sido suplantadas por dobles alienígenas. Como dato curioso, en contra de lo que muchos piensan no es la primera película que utiliza la idea de extraterrestres suplantando identidades. ese honor lo tiene ‘Llegó del más allá’ (Jack Arnold, 1953). Por supuesto, eso no quita validez al filme, donde es tan importante lo que cuenta como la manera en que lo cuenta.

Don Siegel no rechaza en absoluto la naturaleza de película de auto-cine de su obra. Ayudado por un guión la mar de correcto y unos diálogos que, sin ser nada del otro mundo, resultan mucho más naturales que la mayoría de producciones de serie B de la época, el director puede permitirse poner la directa y “meterse en faena”. Aún si obviamos el prólogo y el epílogo (que la productora obligó a rodar para tener un final más acorde con sus gustos), la tensión se masca desde la misma llegada del doctor al pueblo.

invasion_ladrones_cuerpos_03_hugo_rojo

Con un ritmo que muchas películas contemporáneas ya quisieran tener, Siegel demuestra por primera vez en su carrera que es un narrador ejemplar. El ritmo trepidante de un trhiller, la atmósfera opresiva y pesimista de los grandes del cine negro (ese uso expresionista de las sombras en la escena del invernadero, apoteósico), la capacidad de ponerte el corazón en un puño como las buenas películas de terror… Nada de efectismos o sustos baratos, el director lleva la historia por donde quiere y lo hace de una manera que casi parece que sea fácil.

Con escenas tan potentes como -pequeños spoilers a partir de aquí- el descubrimiento del primer “cuerpo”, la mencionada del invernadero, cuando la pareja protagonista intenta huir del pueblo fingiendo ser sus propios dobles…Todo este saber hacer desemboca en una persecución final que acaba siendo una magistral lección de cine, con el beso más terrorífico que he visto en pantalla. Por supuesto, me refiero al final que tenía pensado Siegel, no al pseudo happy end que impuso la productora. Aún así, esa escena en el manicomio que no aporta nada no consigue borrar la impresión que deja la película. -Fin spoilers

invasion_ladrones_cuerpos_02_hugo_rojo

Sobre la labor actoral poco que objetar: Kevin McCarthy resulta un poco histriónico para mi gusto pero es tolerable, Dana Wynter cumple bastante bien en su papel de mujer-no-tan-florero, igual que el resto del casting. Mención especial al cameo de Sam Peckinpah como técnico del gas (también metió mano en el guión).

Como curiosidad no puedo dejar de comentar el trasfondo ideológico del filme, rodado en plena época de la caza de brujas anticomunista de Estado Unidos. Es curioso como el mensaje de esta película ha sido interpretado tanto como una alegoría del Comunismo como una crítica del McCarthinismo, normalmente según la simpatía ideológica del espectador. Supongo que esa es otra de las grandezas de esta película, que pese a su clara crítica social se despoja de cualquier mensaje propagandístico y nos permite a todos sentirnos identificados.

P.D.: El mayor hándicap de esta película tiene nombre: ‘La invasión de los ultracuerpos’ (Philip Kaufman, 1978). El remake es otra obra maestra del género y no son pocos los que la prefieren a la original. Igualmente eso no impide valorar esta película como lo que es, una de las mejores películas de ciencia-ficción y una de las mejores de su director.

  • Loula2

    Tienes razón en cuanto al carácter de peli de auto-cine de esta versión, pero quizá por eso me parece que tiene más encanto que la del 78, que es mucho más efectiva como película de terror. Pero la de Siegel desprende ese aroma entre ingenuo y a la vez ambicioso de ese cine de ciencia – ficción de los 50 que me encanta!!

    • http://hugorojoartwork.tumblr.com/ Hugo RoJo

      Pues muy de acuerdo, aunque yo no sería capaz de decantarme por una u otra. Tengo el corazón partio…

  • http://gravatar.com/soygonzalo GUNZALOBILL

    La del 79, la vi de chaval y me impactó mucho. La de Siegel no la he visto hasta hace bastante poco. Aún así, la verdad es que me quedo con esta última.