Especial “Generación de la violencia”: ‘Soylent Green’– ¿Dónde está Dios?

soylent green cinéfagos vilàs 4

Lamento abrir este post con semejante pregunta. Pues no quiero meter a “dioses” en este “fregao” tan humano. No creo que ningún ser divino tenga la culpa de los males que nos azotan. Y no pretendo abrir insanos e interminables debates filosóficos o teológicos. He titulado esta crítica con dicha pregunta simplemente porque se trata de parte de un diálogo de esta película que me ha llamado la atención. Un diálogo que no parece demasiado relevante, y seguramente no lo es, pero que señala con firmeza una de las características típicas en nuestra especie: culpar a otros de nuestros errores.

soylent green cinéfagos vilàs 6

Tan sólo el hecho de preguntarnos “¿Dónde está Dios?(que conste en acta que soy ateo) después de habernos cargado por completo el mundo me parece un acto de lo más egoísta, cínico e hipócrita. Miradlo así: nosotros vivimos en un piso alquilado y montamos un “fiestorro destroyer” de esos que hacen época y cuando–resacosos– nos despertamos y nos damos cuenta de que el pisito está destrozado nos preguntamos ¿Dónde estaba el casero? ¿Por qué no ha hecho nada para detenernos?. Semejante símil parece una idiotez pero,creedme, no lo es. Somos así de imbéciles. Creo que fue el Agente Smith,en ‘Matrix’, quien definía al ser humano como al peor de los virus, esa palabra que por desgracia está tan de moda últimamente. Y no podría estar más de acuerdo con la brillante deficinición que nos brinda el personaje interpretado por el siempre eficaz Hugo Weaving. La especie humana es el cáncer de la Tierra. Lamento ponerme tan demagógico y previsible, y os aseguro que no lo hago por el aplauso fácil ni por las palmaditas en la espalda. Somos la peor y más mortífera enfermedad del mundo, eso es una verdad irrefutable.

soylent green cinéfagos vilàs 3

La Sci-fi, tanto en la literatura como en el cine, siempre se ha caracterizado por ser algo más que un género. Porque en muchísimas ocasiones ha resultado ser profético. ‘Soylent Green'(Richard Fleischer,1973) es un perfecto ejemplo de la clarividencia de la ciencia ficción. Nos encontramos en el año 2022, en un futuro distópico, la población de Nueva York, unos cuarenta millones de habitantes, vive bajo un calor asfixiante debido al calentamiento global. Ya no hay invierno, ya no hay primavera, ya no hay otoño, ya no hay árboles, ya no hay animales, el único ser vivo que queda es el hombre. Y la diferencia en las clases sociales se ha acentuado(aún más). Los ricos son inmensamente ricos y los pobres sobreviven en la miseria más extrema. Y para combatir el hambre, una multinacional que controla el mundo, crea un alimento sintético llamado Soylent green. Thorn(un inspiradísimo Charlton Heston) es un rudo y expeditivo policía que junto a Roth(impresionante Edward G. Robinson), su anciano compañero, inician la investigación del asesinato de un poderoso magnate. Una investigación que les llevará por caminos que es mejor no conocer.

En el inicio del filme, Richard Fleischer nos muestra un popurrí de imágenes(Gareth Edwards, en su ‘Godzilla’, plagia descaradamente el modus operandi de Fleischer), en las que somos testigos de cómo la industrialización léntamente pero sin pausa agota los recursos del planeta Tierra. Las imágenes de por sí ya son angustiosas pero con la contundencia y maña que nos las muestra Felischer adquieren un cariz enrarecido y opresivo que  se mantendrá intacto durante toda la cinta.

Y como toda buena obra de ciencia ficción que se precie, ‘Soylent Green’, se disfraza de varios géneros; Evidentemente el filme noir es el disfraz que más carisma y elegancia otorga a esta gran película; pues nos resultará muy familiar la historia de un detective–un “pobrehombre–  duro y arisco pero con buen corazón, que se ve inmerso en una trama que, a todas luces, le viene grande.  Esta estructura claramente noir es la base del filme. Y funciona de maravilla. La “culpa” la tienen Heston y Robinson porque sus interpretaciones son impresionantes. El primero metido en un papel que parecía hecho a su medida, y el segundo haciendo aquello para lo que nació: actuar.

soylent green cinéfagos vilàs 5

Lo más curioso del caso es que cuando vemos esta película por primera vez, al principio, nos parece desfasada y obsoleta. Los peinados “setenteros”, las pintas de macarras, la música, los ordenadores, las televisiones…todo nos hace pensar que nos encontramos ante una obra que ha envejecido muy mal y que poco o nada puede aportarnos. Pero a medida que nos introducimos en la historia la cosa va cambiando y, para nuestra sorpresa, empezamos a dilucidar “extraños” paralelismos con nuestra época. El machismo(en este filme las mujeres son “muebles de lujo”, literalmente), el desprecio por la Pachamama, la diferencia entre clases sociales, la industrialización, y un largo etcetera de mensajes que el filme–y antes la novela ‘¡¡Hagan sitio!!,¡¡Hagan sitio!!’ de Harry Harrison– nos ofrecen por doquier. Aunque uno de esos mensajes(no diré cuál) es el que cala con más fuerza.

Y es muy de agradecer que el director no cayera en mucho de sus de sus “vicios visuales”(vean ‘El estrangulador de Bostón’,1968), experimentos que seguramente hubiesen ensombrecido el interesantísimo y sagaz trasfondo de esta maravilla de la ciencia-ficción. Fleischer desde el mismo inicio de la cinta deja claras sus intenciones. Nos “aturde” un poco con cierto mcguffins. Y quizá no se esmere demasiado en dibujar a los personajes secundarios pero, a mi parecer eso es un mal menor. La atmósfera asfixiante y sórdida se convierte en el personaje más importante de esta película. Puedes sentir en tu piel el calor sofocante. Puedes oler el sudor como si impregnara tu cuerpo. Y la angustia se apodera de ti. ‘Soylent Green’ es de esas películas que se tienen que ver sí o sí. De esas a las que llamamos “imprescindibles”, y con un final “sorprendente”, o quizá no tanto…

  • Bellverona

    En el cine el futuro siempre es un lugar horrible asolado o por guerras, o por catástrofes, o por virus. Da que pensar, sobre todo en nuestras circunstancias actuales.
    La verdad es que es la primera vez que oigo hablar de esta película, y visto lo visto en el trailer tengo que admitir que tampoco me ha despertado muchas ganas de verla. Charlton Heston siempre hacía unos papeles algo machistas, o machistas del todo.
    Sobre la frase de Matrix, muy de acuerdo, es una de las escenas que más me gustan de esa película.

    • Jordi Vilàs

      Efectivamente, el señor Heston está de lo más machista;pero es lo que requería el filme.

      Échale un ojo a ‘Soylent green’, estoy seguro de que te sorprenderá.

      Saludos Bellverona, un placer verte por aquí.

  • http://gravatar.com/soygonzalo GUNZALOBILL

    Gran película. Ciencia ficción de verdad y no el simple espectáculo pirotécnico en que se ha convertido prácticamente todo el género hoy en día. Heston y Robinson están perfectos. Cuando aparecen juntos tienen una química muy especial. Especialmente emocionante el papel del segundo teniendo en cuenta que falleció dos meses después del rodaje. Estoy de acuerdo, imprescindible.

    • Jordi Vilàs

      Estoy de acuerdo: una cinta imprescindible, y creo que ahora,por desgracia, es un buen momento para verla. Por cierto(no es que busque excusas) pero mi post es algo escueto y no hace justicia al filme, pero creo que en películas como ésta es necesario no hablar más de la cuenta, ya sabes a qué me refiero 😉

      Un saludo crack!!

  • Loula2

    Esta película siempre me ha parecido “muy de los setenta”, para bien y para mal. Es decir: estética un tanto hortera, pero efectiva y bien narrada.
    Heston hace de Heston, bordando un papel que le va muy bien. Y es sorprendente ver al gran Edward G. Robinson, uno de mis actores favoritos, en un papel tan diferente (o quizá no tanto?) a sus habituales personajes de cine negro.

    • http://gravatar.com/harrypowell Jordi Vilàs

      El pañuelito que lleva Heston en el cuello, el pelo “micrófono” del jefe de policia, los modelitos de las chicas….la peli es “horterasetentera” pero mola 😉

  • http://meitnerio.blogspot.fr Daniel Carbajo

    Estéticamente me duele un poco verla, pero el contenido de ciencia-ficción es canelita. Me encantan estás películas que se van alejando del new-age y acercándose cada vez más al cyberpunk.
    El esquema de detective que, al hurgar en el sistema, encuentra cosas que no debería saber es muy típico, pero cuando se hace bien… mola (y en Soylent Green los actores parecen hacer de sí mismos, directamente).

    • http://gravatar.com/harrypowell Jordi Vilàs

      Estéticamente duele un poco, al principio, pero a medida que vas entrando en la historia los peinados “microfono” y las jamonas que parecen salidas de un episodio de ‘Shaft dejan de molestarte xD. Como bien dices, el contenido sci-fi es canela. Me sorprende que nadie haya pensado en remakearla..

      Saludos.

  • Diego

    Concuerdo bastante con la crítica, tendrían que hacer una remake con Ian Glen como Heston, sería una pasada…

    • Jordi Vilàs

      La verdad es que sólo la palabra remake ya me da grima, pero creo que en este caso sí que te lo compro, esta historia se presta a ello, lo de Ian Glen ya sería soñar demasiado xD

      Saludos Diego.