‘Déjame salir’ – El racismo da miedo

El terror es un género que nos da muchas decepciones, pero, últimamente, cada año aparecen uno o dos títulos que consiguen un gran reconocimiento. James Wan es experto en esto, pero también están los casos de ‘Babadook’ (2014) o ‘It Follows’ (2014). Parece que este es el año de Déjame salir’ (Jordan Peele, 2017), otra cinta de la Blumhouse Productions hecha con muy poco presupuesto y que trata el siempre importante tema del racismo.

La historia que se nos cuenta es la de Chris (Daniel Kaluuya), un joven que pasará unos días en casa de su novia Rose (Allison Williams) y, así, conocerá a sus padres. Chris es negro y Rose es blanca, pero ella asegura que no habrá ningún problema. A pesar de esto, la familia muestra un comportamiento un tanto extraño con el chico. Por ejemplo, la madre (Catherine Keener) es psiquiatra e hipnotiza a Chris para que deje de fumar. Sin embargo, a partir de este momento, el joven empezará a percibir que algunas cosas no van bien.

El ritmo con el que crece la intriga es muy bueno, empezando con algunos detalles, pasando por el miedo y llegando a situaciones con más acción y sangre. Así pues, la principal virtud del film es que el terror no proviene de situaciones sobrenaturales ni sustos fáciles, sino de ese ambiente tan turbio y esa sensación de querer escapar y no poder. Sin duda, Jordan Peele sabe dirigir con gusto, además de que él mismo escribe el guión. Habrá que seguirle la pista.

Por otro lado, está claro que el tema más importante de la película es el racismo, algo que ya sabemos que está muy presente en Estados Unidos. Y no estamos hablando de un racismo exagerado, sino de cosas comunes como pensar en los negros como sirvientes, desconfiar de ellos si tienen una relación íntima con un familiar o de creer que su principal virtud es su poderoso físico. Además, lo bueno de vivir esta historia desde el punto de vista de un afroamericano es que entendemos que estas personas se puedan sentir fuera de lugar entre blancos o incluso amenazadas. Sin embargo, creo que estos mensajes se hacen demasiado explícitos. Y es que, precisamente, lo mejor al respecto es lo que no se dice directamente. Por ejemplo, el propio director confiesa que The Sunken Place es una metáfora de la marginación de los negros, porque por mucho que griten, el sistema los silencia. Además, si un blanco quiere matar a un negro y éste, al defenderse, mata al blanco, ¿qué hará la policía cuando llegue a la escena y vea un cadáver blanco y un negro armado?

Respecto a los actores, están muy bien el protagonista Daniel Kaluuya, la enigmática Catherine Keener —quien hace otra gran actuación en la serie ‘Show Me a Hero’ de la HBO y David Simon— y el divertido LilRel Howery. También andan por ahí Caleb Landry Jones y Stephen Root, con un papel que sirve de paralelismo con la serie ‘Psychoville’.

En conclusión, ‘Déjame salir’ (‘Get Out’) es una película muy entretenida y con una tensión que te lo hará pasar mal, además de tratar a conciencia el racismo. No logra mantener la intriga durante todo el metraje y, al final, pierde un poco de nivel, pero era difícil evitar ese bajón. En cualquier caso, recomiendo ver esta digna cinta de terror.

PD: Como curiosidad, Jordan Peele se inspiró en un monólogo de Eddie Murphy para crear la historia. Lo dejo a continuación: