‘Carnivale’ – El bien, el mal, qué dilema…

 Carnivale

Estoy echando un respaso al carnaval demoníaco de American Horror History, disfrutando y sufriendo con la suerte de sus histriónicos personajes. Entre capítulo y capítulo recordé que que hace unos años,  la gran productora de la HBO ya nos había trastornado con las extrañas aventuras de un circo tenebroso y extraño. Este Carnivale de los años 20 supone otra de sus joyas truncadas, de sus grandes series que padecen un final abrupto e inesperado (aunque satisfactorio) por cuestiones de producción. Dejémonos arrastrar por el malsano ambiente de este circo ambulante…

La confusión se apodera de nosotros tan pronto entramos en la carpa del circo. ¿Dónde están los buenos de la historia? ¿Los hay? ¿Quién de todos los siniestros artistas que pueblan la caravana es el servidor del diablo? ¿Cuál es la relación entre el circo y el fanático predicador que ha creado una nueva Iglesia de Salvación? ¿Qué secretos oculta el vagón del director? Enigmas, intrigas, preguntas y apenas dos temporadas para atraparte en las oscuras redes del Infierno…

Carnivale todos aparte

Carnivale despide malignidad con una naturalidad pasmosa, esta oscura fantasía constituye un viaje a través de una siniestra América, envolviéndote en un escenario maravilloso tanto en aspecto como en trasfondo. Un show con una producción que se sale de la escala. La puesta en escena, los efectos, los vestidos de época, los coches antiguos… La visión del carnaval y la ominosa decadencia de la América pre-crack de los años 30. Por si fuera poco, las actuaciones son estupendas, los guiones, cuidadísimos, con un gusto exquisito por la mística y la intriga como pocas veces encontramos. El nivel de detalle de cada escena corta la respiración y está al alcance de pocas producciones del más lujoso Hollywood. Lamentablemente, esta abrumadora calidad acabó suponiendo la principal razón de su precipitado fin: estas cosas son caras, muy caras. Vamos, ¡es que incluso la secuencia del título fue la más cara nunca hecha en una serie yanqui!

Si su primera temporada ya te sumerge en un viaje irreal, su desenlace es aún mejor, de los que se te queda grabado, mezclando influencias de David Lynch y Stephen King en una noria surreal. Su cancelación es especialmente frustrante, porque lo que podría haber sido una obra épica única en televisión nos deja con las ganas de algo mucho mayor. La HBO se jugó mucho con Carnivale, lástima que no saliera tan rentable como quisieran…

Carnivale1x05_0537

Estaba pensada para durar seis temporadas, con arcos argumentales que se alargarían dos de ellas, como un libro por capítulos en una trama general. Lamentablemente, sólo disfrutamos del primer capítulo. La audiencia no estaba preparada para una dosis de belleza y de enigma como la que propone Carnivale. Arrasó en los Emmys cuando estuvo en emisión y es, definitivamente, una de las grandes. Es la típica historia de lucha entre el bien y el mal. Y aun así no es típica, es única.

  • RobertFonoll

    La vi el pasado verano, gran serie. Ambientación perfecta y su misterio te atrapa. Como dices, pura lucha entre el Bien y el Mal. Dicen que una de las series más parecidas a ‘Twin Peaks’; por trama no, pero cierto que tiene su toque. Además, uno de los actores principales es Michael J. Anderson, el enano de la serie de Lynch.

  • Gunzalobill

    Pues nunca le había prestado atención a esta serie, pero me has convecido de verla. Entre que solo tiene dos temporadas, que sale el enano de Lynch como dice Fonoll y que sale el malo de los Inmortales… Lo malo es que también sale el John Connor gayer de Terminator 3 y le tengo manía.

    • PORTALPA

      Y también sale Clancy Brown, que hacía de poli joputa en Cadena perpetua.

      Anímate, merece mucho la pena.

      Saludos Gunza.

      • Gunzalobill

        A él me refería. También fué el sargento instructor en Starship Troopers. Con aquella mítica escena del cuchillo: -Pulsa ahora ese botón.

        La intentaré ver en breve. Un saludo Portalpa.